Cae el clan de Los Ratas, que controlaba la venta de droga en Valdemingómez

La Policía ha asestado un nuevo golpe al tráfico de drogas, concretamente en la Cañada Real. Los agentes han detenido a nueve personas pertenecientes un clan familiar de narcotraficantes liderados por Concepción S.S., de 35 años y apodada La Vicky, que se encuentra entre los arrestados.

El clan de Los Ratas, como se conoce a este grupo organizado, ya que son familiares de un antiguo delincuente, ya fallecido, que se apodaba así lo integraban dos familias que se habían unido para tener mayor fuerza en el mercado de la droga, que ocupaban desde la caída de los clanes de Los Fernández y Los Gordos.

Clan de Los Ratas, droga, tráficod e droga, tratamiento adicciones, dejar la droga, cocaína, hachís, marihuana, droga, desintoxicación drogaEn total se han detenido 75 personas y todos los arrestados tienen antecedentes policiales y ocho han ingresado en prisión. Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los agentes han practicado seis registros donde se han intervenido 30.000 euros en metálico, un kilo de cocaína, 118 gramos de heroína y 55 gramos de hachís, así como dos vehículos de alta gama, joyas y 24 teléfonos móviles. La cantidad de droga incautada es pequeña porque llegaba de kilo en kilo y la dividían en pequeñas dosis una vez el anterior se hubiese vendido para evitar almacenar una gran cantidad de estupefacientes.

La Vicky, jefa del clan, controlaba todos los detalles relacionados con la adquisición, transporte y distribución de la droga en una vivienda bunkerizada que poseían en la Cañada Real, donde vendían el estupefaciente al por menor. La casa era utilizada únicamente como punto de venta y no como vivienda. Este punto de venta funcionaba las 24 horas del día, en dos turnos de 12 horas, en los que los componentes del clan familiar o de su entorno de mayor confianza trabajaban distribuyendo la droga a sus numerosos clientes.

 

Distribuían la droga en un “fortín”

 

El inmueble en el que distribuían la droga, que ya ha sido demolido, era un auténtico “fortín”, con varias puertas blindadas que se abrían hacia fuera para dificultar la entrada de la policía y que dificultaron en gran medida la actuación policial.

Los miembros del clan estaban entre rejas, en una especie de cámara acorazada, preparados por si había que deshacerse de la droga. Además, los transportes de la droga se llevaban a cabo mientras personas del entorno controlaban los accesos al poblado para dar la alerta si había presencia policial. De esta operación, iniciada en el mes de junio y concluida el pasado día 21, han dado cuenta esta mañana la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, junto con el comisario de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, José Luis Conde.

Desde la desarticulado recientemente de Los Gordos, el clan de Los Ratas había ocupado su lugar y lo integraban dos familias que comenzaron su actividad en el extinguido poblado de La Rosilla.

Aun habiendo desmantelado la Policía grandes clanes familiares de la droga como el de Los Gordos, Los Fernández-Fernández o Los Emilios, aún quedan en esa zona dos grupos a los que la Policía sigue, según han dicho fuentes policiales sin dar más detalles.

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS