El abuso de las nuevas tecnologías reduce la memoria de los adolescentes

Los especialistas ya lo catalogan como una adicción entre los adolescentes, al igual que sucede con el consumo de drogas.

Las nuevas tecnologías y el uso intensivo de éstas por parte de los adolescentes está provocando que se activen nuevas zonas del cerebro en detrimento de otras en las que residen la memoria o la capacidad organizativa. Asimismo, el uso de estas nuevas herramientas genera diversos comportamientos patológicos en este grupo de edad, que abarca desde los 14 a los 21 años, como el acoso escolar, la violencia o la falta de conciencia sobre la confidencialidad de los datos personales.

adicción a internet - ciberadictos - adicciones - adicción móbil - tratamiento adicciones - La Garriga

Al igual que hay una cierta «banalización» del consumo de la marihuana entre los jóvenes cuando puede provocar problemas de aprendizaje y memoria, así como desencadenar enfermedades mentales como la esquizofrenia, también se banaliza el abuso de las nuevas tecnologías.

El intenso uso de las nuevas tecnologías y el consumo de drogas son dos de los principales problemas que actualmente se dan en este grupo de edad, pero también hay otros como las patologías mentales, entre las que ha señalado el suicidio, o los problemas derivados de la sexualidad como la anticoncepción.


Adicciones sin sustancia


Las nuevas tecnologías pueden tener un gran potencial educativo y comunicativo pero su uso inadecuado o abusivo puede acarrear importantes consecuencias negativas para jóvenes y adultos.

Las personas afectadas por esta “adicción sin sustancia química”, se caracterizan por mostrar una incapacidad de controlar su uso. Los recursos tecnológicos se convierten en un fin y no en un medio, dando lugar a la aparición de importantes consecuencias negativas que interfieren en la vida diaria. Aislamiento social, dificultades para mantener el puesto de trabajo, bajo rendimiento escolar, relaciones sociales insatisfactorias son algunas de estas posibles consecuencias negativas.



Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que 1 de cada 4 personas sufre algún trastorno de conducta relacionado con adicciones sin sustancias.

Son muchos los beneficios que ofrece la utilización de las nuevas tecnologías por parte de los adolescentes, entre las que señalamos:

  • Permiten manejar y disponer de todo tipo de información
  • Ponen al alcance de forma innovadora el conocimiento científico actual
  • Ofrecen gran cantidad de posibilidades de ocio y entretenimiento
  • Facilitan nuevas maneras de relacionarnos y comunicarnos

Pero también son variados los riesgos que debemos tener presentes en su uso:

  • Los menores pueden acceder a contenidos inapropiados
  • Riesgo de aislamiento, contacto con desconocidos
  • Acoso o pérdida de intimidad. Suplantación de la identidad
  • Favorece la adopción de identidades ficticias que pueden dar lugar a alteraciones de conducta
  • Potencian el factor de engaño
  • Pueden producir una confusión entre lo íntimo, privado y público
  • Pérdida en la noción del tiempo
  • Tendencia al consumismo
  • Suplantación de identidad. Robo de contraseñas y datos personales
  • Problemas como el ciberbullying, grooming y sexting


El uso descontrolado de las nuevas tecnologías y el consumo de drogas, son dos de los principales problemas en adolescentes, así como otras patologías asociadas a la mente, como el suicidio por  Bullying (el cual, también se practica en redes).

adicción a las nuevas tecnologías - conducta adictiva - adicciones - adicción - centro de adicciones

La solución para esto, no es dejar de comprarle un smartphone a los jóvenes o alejarlos de la tecnología, cabe destacar, ya que, es algo que se hace prácticamente imposible, porque a donde quiera que volteemos nos encontramos con un aparato tecnológico.

En el caso de adicción a las nuevas tecnologías, al igual que en cualquier conducta adictiva, es muy importante seguir un tratamiento centrado en la modificación de la conducta y del control de los impulsos. Habrá que controlar la ansiedad, los conflictos interpersonales y revisar el estilo de vida del paciente.


¿Como actuar?



Si usted sospecha que un miembro de su familia o persona cercana es adicto a internet lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación.

 

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS