Fallece un hombre de 56 años tras ingerir 135 bellotas de hachís

Todo ocurrió la mañana del 16 de noviembre. Cerca de las diez de la mañana, un coche llegó a toda prisa a las puertas de las urgencias del hospital Punta de Europa en Algeciras (Cádiz). El conductor dejó a un hombre y abandonó el lugar sin dar explicaciones.

La policía recibió una llamada desde el servicio de urgencias del Hospital Punta de Europa comunicando que una persona cuya identidad se desconocía había ingresado en parada cardiorrespiratoria. Los servicios médicos que atendieron al paciente explicaron a los agentes que las maniobras de reanimación cardiopulmonar realizadas resultaron infructuosas, puesto que ya había fallecido antes de la entrada en urgencias.

La autopsia reveló que el sujeto, de 56 años y de origen marroquí, falleció tras ingerir 135 bellotas de hachís.

Los sanitarios, tras certificar el fallecimiento del paciente, intentaron localizar sin éxito a la persona que lo llevó hasta el hospital a bordo de un vehículo.

La Policía Nacional ha explicado los detalles de un caso que arrancó ese mismo día, con la llamada al 091 de los facultativos que procuraron atenderlo, que explicaron que un hombre de identidad desconocida había ingresado en parada cardiorrespiratoria, informa la policía en una nota.

Una vez en el hospital, los agentes tomaron declaración al personal sanitario, que declaró a los policías que las maniobras de reanimación cardiopulmonar realizadas resultaron infructuosas “puesto que ya había fallecido antes de la entrada en urgencias”.

algeciras-bellotas-de-marihuana-droga

Los sanitarios intentaron comunicar la muerte al conductor que había trasladado al paciente a bordo de un vehículo. Sin embargo, no consiguieron localizarlo porque se marchó de la puerta del hospital cuando los facultativos se hicieron cargo de prestar la atención sanitaria al fallecido. A raíz de estas informaciones, la Policía Nacional inició una investigación para esclarecer lo ocurrido y descubrir la identidad del que lo trasladó.

Fruto de las gestiones realizadas se descubrió la identidad de la citada persona, que fue localizada y citada para que compareciera en calidad de testigo en la Comisaría de Algeciras.

Una vez oído en declaración, el hombre de 42 años manifestó que tenía amistad con el fallecido y le conocía de la venta de chatarra en Marruecos. Relató que ambos habían viajado desde Sevilla -donde residían los dos- hasta Algeciras en el vehículo del fallecido.


Artículos relacionados:

Los españoles, las ‘mulas’ favoritas del narco. Y si son universitarios, mejor.

Muere un traficante tras reventarle dos bellotas de cocaína en pleno vuelo

Un incendio permite descubrir una plantación ilegal de marihuana

Muere una niña de 12 años por un coma etílico tras un botellón en Madrid