La autopsia de Hoffman confirma que murió de sobredosis

El actor estadounidense Philip Seymour Hoffman falleció el pasado 2 de febrero en Nueva York víctima de una sobredosis de heroína, cocaína, anfetaminas y tranquilizantes, según anunció este viernes la oficina del forense. El actor murió por una “intoxicación aguda por mezcla de drogas” después de que las pruebas toxicológicas confirmaran la presencia de heroína, cocaína, anfetaminas y tranquilizantes en los restos de sangre del actor.

Así lo ha confirmado la oficina del forense: la muerte fue accidental y se produjo por una «intoxicación aguda por mezcla de drogas»

Philip Seymour Hoffman muere por consumi  entre ellas, cocaína, heroína, benzodiacepinas y anfetaminas.

Hoffman, de 46 años, fue hallado muerto en su apartamento de West Village (Manhattan) el pasado 2 de febrero con una jeringuilla en el brazo. Además, la policía encontró medio centenar bolsas con heroína y recetas de narcóticos en su casa. Tras estos hallazgos, la policía ya sospechaba que la causa de la muerte del actor podría ser una sobredosis. La primera autopsia realizada no fue concluyente.

 

Speedballing, una combinación mortal

 

La mezcla de cocaína y heroína que se inyecta o inhala, conocida en inglés como “speedballing”, está cada vez más extendida entre los drogadictos, una combinación que puede ser mortal y que acabó con la vida de otros actores famosos como River Phoenix o John Belushi. El “speedball” está compuesto por heroína y una pequeña dosis de cocaína, que evita que el toxicómano sufra la somnolencia y la apatía propias del consumo de derivados opio, y que puede provocar desde visión borrosa, depresión o alucinaciones hasta la muerte.

El actor ya había tenido problemas de este tipo durante su etapa universitaria -hecho que reconoció en el programa de la CBS, 60 minutos, en 2006-. Llevaba 23 años sobrio hasta la recaída del año pasado, en la que tuvo que ser ingresado en un centro de desintoxicación para tratar sus adicciones. Hoffman volvió a reconocer su recaída durante una entrevista.

La trágica muerte de Hoffman coincide con un aumento en el consumo de heroína EE UU, que el Gobierno ha llegado a definir como epidemia. El estudio sobre Abuso de Drogas y Salud (NSDUH), elaborado por el Departamento de Abuso de Drogas y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés) concluyó que 669.000 estadounidenses habían consumido heroína por lo menos una vez en 2012 (un 80% más que en 2007).

Entre los años 2006 y 2010 murieron por esta causa 3.038 personas, explicaron fuentes del SAMHSA, perteneciente al Departamento de Salud de EE UU.

La autopsia confirma que Hoffman murió de la misma manera que el actor de Glee, Cory Monteith, de 31 años, en Vancouver el pasado octubre. Entre otros, también se han relacionado con el abuso de sustancias, los fallecimientos del actor australiano Heath Ledger en 2008 y el de la cantante Whitney Houston en 2012.

 

También puede interesarle:

¿Donde va oculta la droga? 15 escondites insólitos

Heroína adulterada mata a 80 personas en la costa Este

Entrevista a la radio rne sobre las Compras Compulsivas

Neknominate: el mortal juego de beber que arrasa entre los jóvenes

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS