La mitad de adultos adictos a sustancias presentarán un diagnóstico psiquiátrico en 15 años

Al menos el 70% de los pacientes adictos padece una alteración psiquiátrica y se calcula que alrededor del 41% de las personas con enfermedad psiquiátrica tiene problemas con el abuso de sustancias. El 55,28% de ellos consume dos o más sustancias estupefacientes. La cocaína (62,7%), el alcohol (61,12%) y los derivados del cannabis (23,15 %) son las drogas más consumidas entre ellos.Patología Dual - consumo de drogas - trastorno bipolar - adicciones La Garriga

“Tanto es así, que más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentará un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores”.

 

Patología Dual, cuando enfermedad mental y adicción van de la mano

 

Lo llaman el síndrome de la puerta equivocada o puerta giratoria. Ni lo tratan por sí solos los centros de atención a la adicción ni tampoco las unidades de Psiquiatría del sistema público de salud. La patología dual, en la que conviven los trastornos mentales y el consumo de sustancias psicoactivas, aún parece ser invisible a pesar de su magnitud.

Las sustancias que se consumen de manera más frecuente son alcohol, tabaco, marihuana y cocaína, seguidas de tranquilizantes y medicamentos para dormir. El problema es que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que les predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de automedicación o autorregulación neuropsicobiológica para los trastornos que padecen, pudiendo este proceso derivar en abuso y adicción.

Una doble afectación que, en la mayoría de los casos, se ignora, por lo que resulta imposible establecer un abordaje correcto y eficaz. “Si tienes un paciente con esquizofrenia y no consideras su adicción, las drogas que ingiera van a interferir en su tratamiento antipsicótico, requiriendo dosis mucho más altas, lo que conlleva efectos secundarios y, al final, el paciente abandona la medicación”, expone una de las expertas más relevantes en esta materia, Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU.

Por otro lado, si lo que se desconoce del adicto es el trastorno mental que puede haber detrás, el fracaso de la terapia está casi asegurado.

 

Drogadicción, una enfermedad del cerebro

 

Estas particularidades cerebrales se han constatado, en buena medida, gracias a las investigaciones de la doctora Volkow, reconocida mundialmente por ser pionera en el uso de imágenes cerebrales para estudiar los efectos tóxicos de las drogas y sus propiedades adictivas. Sus trabajos han documentado los cambios que se producen (por culpa de las drogas) en el sistema de la dopamina y que afectan las acciones de las regiones frontales del cerebro involucradas en la motivación, el impulso y el placer, así como la disminución de la dopamina en el cerebro.

Hallazgos que verifican que la drogadicción es una enfermedad del cerebro, “un problema médico que puede ser tratado y rehabilitado, como se hace con otro tipo de enfermedades que tienen que ver con el cerebro, como la epilepsia”, afirman los expertos.

Sin embargo, y a pesar de las evidencias científicas, los consensos profesionales continúan excluyendo la patología dual del católogo oficial de enfermedades psiquiátricas, por lo que los afectados siguen sin tener una puerta abierta que les brinde un abordaje integral, correcto y eficaz.

La falta de diagnóstico y tratamiento inciden en la elevada morbilidad y mortalidad de los pacientes y el sufrimiento de sus más allegados. “De todas las enfermedades, la que más destruye la vida familiar es la adicción“.

 

Tratamiento específico en pacientes con Patología Dual

 

El abordaje terapeútico de estos pacientes presenta, así, ciertas peculiaridades a tener en cuenta, debido a las interferencias mutuas entre los tratamientos específicos para el trastono y para la adicción, -tanto en el campo farmacológico como psicoterapeútico-, la baja adhesión al tratamiento que caracteriza a este grupo de pacientes, la carencia de recursos asistenciales específicos y la elevada incidencia de problemas legales y sociales que suelen acompañar a estos pacientes.

Por este motivo, se requieren un tratamiento de actuación específicos que contemplen la comorbilidad de la patología dual con el abuso de sustancias.

Según estudios realizados por la SEPD, entre las personas bipolares, más del 60% sufre adicción a sustancias; entre los pacientes con depresión, el 30% y hasta el 80% de quienes padecen trastornos de ansiedad tienen problemas específicamente con el alcohol.

 

Los pacientes con depresión abusan frecuentemente del alcohol y otras sustancias

 

Según un estudio reciente realizado por la SEPD se estima que casi un tercio de los pacientes con patología dual, una adicción y otro trastorno mental, presenta criterios diagnósticos de episodio depresivo mayor, existiendo una asociación estadísticamente significativa entre la presencia de riesgo de suicidio y patología dual. “Esto hace que los pacientes con depresiones asociadas al consumo de sustancias sean objetivo clave de diagnóstico y tratamiento por el riesgo añadido que conllevan”, ha insistido el presidente.

Los pacientes con depresión abusan frecuentemente del alcohol y otras sustancias, según ha informado el presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD)

Néstor Szerman, Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual, ha recordado que el síndrome depresivo constituye un trastorno del estado de ánimo que afecta al estado emocional con el que se percibe el mundo.

Si nos fijamos en las cifras, podemos observar que la concurrencia entre trastornos depresivos y trastorno por uso de sustancias en estudios de población consumidora se encuentra entre el 12 por ciento y el 88 por ciento en aquellos que acuden a tratamiento ambulatorio, y en el 27 por ciento en los que no acuden.

Hay que recordar que en los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado en un 60% a nivel mundial. El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años.

Seguir leyendo…

Atención integral contra el estigma asociado a la patología dual

 

Personas con patología dual y profesionales sanitarios han reclamado hoy una atención integral para atenuar el estigma asociado a las enfermedades mentales en el marco del Congreso Internacional de Patología Dual celebrado en Barcelona.

“Una atención integral a las personas con patología dual no sólo tiene que considerar sus necesidades asistenciales, de apoyo e integración, sino que también debe de poner en marcha medidas que atenuen, disminuyan o eliminen las consecuencias negativas del estigma que ahora pesa sobre ellas”, ha explicado el doctor y miembro de la Fundación de Patología Dual, Pablo Vega.

La falta de información científica y el desconocimiento sobre la patología dual son las causas principales del estigma existente en la sociedad respecto a estas personas.

 

Tratamiento integrado cuando se combina con el abuso de sustancias

 

El abuso de sustancias es la adicción más común que se combina con la esquizofrenia. Pero por lo general, los tratamientos comunes para el abuso de sustancias no son eficaces para tratar las necesidades especiales de estas personas. Cuando los tratamientos para laesquizofrenia y el abuso de drogas se aplican en conjunto, los pacientes logran mejores resultados.

El abordaje terapeútico de estos pacientes presenta, así, ciertas peculiaridades a tener en cuenta, por lo que se requiere un tratamiento de actuación específicos que contemplen la comorbilidad de la esquizofrenia con el abuso de sustancias.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de contacto: 646 479 014

 

¿Por el hecho de no consumir drogas mejora una persona con Patología Dual?

 

Es muy frecuente que los trastornos de la personalidad aparezcan ligados al abuso de sustancias.

Si una persona con trastorno bipolar, esquizofrénico, depresivo, de ansiedad u otro deja de consumir drogas, ¿mejora? Por nuestra experiencia, podemos decir, sin duda, que sí.

Nuestros profesionales te cuentan el porqué.

 

Artículos relacionados:

El síndrome Selfie: de la moda al narcisismo

Trastorno de la personalidad por evitación

Alerta por la llegada del Palcohol, el primer alcohol en polvo

Intoxicación etílica ¿Cómo actuar?

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS