Las drogas y alcohol afectan a las relaciones sexuales, incluso tras años de abstinencia

Que las drogas y alcohol afectan a las relaciones sexuales, incluso tras años de abstinencia, ya lo comentábamos en un artículo después de las evidencias de un estudio realizado por la Universidad de Granada y la Universidad Santo Tomás de Colombia, y publicado en la revista ‘Journal of Sexual Medicine’. Pero ahora nos preguntamos ¿Por qué?

 

Consecuencias del consumo de drogas

 

Según el estudio, el placer sexual es el más perjudicado en los consumidores de “speedball”, seguido de cerca por los consumidores de cocaína. Por su parte, el orgasmo se ve más afectado por los consumidores de heroína seguidos por los que prefieren de cocaína, alcohol y ‘speedball’.

cocaína, tratamiento cocaína, desintoxicación cocaína, dejar las drogas, tratamiento drogas, clínica adicciones, porros, cocaína, heroína, tratamiento La GarrigaEn concreto, el placer sexual se ve más afectado por el consumo conjunto de heroína y cocaína, mientras que los consumidores de cocaína “tienen un deseo sexual muy elevado en fases agudas de consumo”, señalan. En cuanto al orgasmo, las personas que consumen heroína “son las más perjudicadas”, concluyen.

La heroína es la droga que parece verse relacionada con las mayores dificultades sexuales y el alcohol, la que más afecta a la capacidad eréctil. En cambio, según Pablo Vallejo, profesor e investigador en la Universidad Santo Tomás de Colombia y uno de los autores principales del estudio, no pasa con lo mismo con la marihuana. “Socialmente es una droga mejor considerada y además no tiene tanto impacto social como la heroína, parece ser la que menos está afectando a distintas áreas del funcionamiento sexual”.

Otra de las relevancias importantes es que el alcohol, en grandes cantidades, es la droga que más repercute en la capacidad eréctil.

 

¿Por qué perduran sus efectos?

 

La pregunta que a todos nos surge es: ¿por qué perduran sus efectos?

Pues bien, parece que la respuesta tendría que ver con la asociación que se ha hecho del sexo con las drogas.  Digamos que se ha producido un condicionamiento.

Se ha acabado asociando, durante el periodo de consumo, práctica sexual a problemas sexuales“, asegura. Por ello perdura incluso después de haberlas dejado. Esto es, acabamos asociando que cada vez que vamos a tener sexo este va a ser poco placentero, va a salir mal, o lo que sea para cada caso. “Porque así sucedía durante el consumo de drogas. Y al final, cuando el efecto de las drogas no está presente, el condicionamiento que se ha producido durante los años de consumo permanece.

De tal forma que, en ausencia del efecto de las drogas, el sexo sigue siendo un problema.

 

Los consumidores de cocaína son más sensibles a emociones negativas

Alertan de videojuegos para smartphones que incitan a consumir drogas

¿Qué lleva a las personas a consumir drogas?

¿Como detectar el consumo de cocaína? Tratamiento de desintoxicación de cocaína

Ebriorexia: la obsesión de adelgazar con alcohol

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS