Los fármacos para la ansiedad son los segundos más vendidos en nuestro país

Una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha revelado que cuatro de cada 10 españoles ha recurrido en alguna ocasión a medicamentos para tratar la ansiedad, la mitad en el caso de las mujeres, y hasta un 29 por ciento lo ha hecho en el último año.

  • Los fármacos para la ansiedad son los segundos más vendidos.
  • El uso de hipnosedantes creció un 15% en el último año

somníferos, tomar pastillas, adicción a los somníferos, benzodiacepina, adicta a las pastillas, dejar las pastillas, clínica adicción

 

El trabajo se ha elaborado a partir de entrevistas a ciudadanos de entre 18 y 74 años, a quienes se les preguntó por los medicamentos que habían usado para tranquilizarse o sentirse más relajado, ya fueran ansiolíticos, somníferos, antidepresivos, u opiaceos. Los tranquilizantes naturales, como la valeriana y las infusiones de hierbas como la tila no están contabilizadas.

Las cifras de consumo en España son “llamativamente altas”, sobre todo cuando se han comparado los datos con encuestas similares realizadas en Bélgica, Italia, Portugal y Brasil.

De hecho, el coordinador del Grupo de Salud Mental de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), Enric Aragonés, ha reconocido que el uso de medicamentos para combatir la ansiedad o los nervios es un problema “real” en España que “preocupa mucho a la profesión médica” por los posibles efectos a largo plazo que puede ocasionar.

Además, este experto ha confirmado que esta opción es más frecuente en pacientes de edades más avanzadas, sobre todo a partir de los 65 años, y en mujeres.

 

Perfil del usuario habitual de ansiolíticos

 

La OCU, por su parte, establece en el estudio que el perfil del usuario habitual de ansiolíticos es una mujer mayor de 34 años, con nivel de estudios bajo-medio, en situación económica difícil o de desempleo.

Y las principales razones para tomar estos medicamentos son la dificultad en conciliar el sueño (32%), problemas laborales (30%), sucesos traumáticos (29%) y por causas económicas (17%). Los consumidores habituales suelen tomar lo pautado, pero en algunos casos superan las dosis recomendadas.

El estudio muestra además como la decisión de tomar estos medicamentos parte principalmente del médico de familia (en un 57% de los casos) en lugar del especialista, algo que desde semFYC consideran “normal” ya que sólo se derivan los problemas de salud mental más graves.

Además, hasta 6 de cada 10 pacientes asegura no haber sido informados por el médico del riesgo de dependencia en que incurrían al tomar ansiolíticos, teniendo en cuenta que “pueden provocar pérdidas de memoria y somnolencia diurna”.

 

Problemas al dejar de tomar ansiolíticos

 

LA OCU recuerda que los problemas al abandonar la medicación pueden ser incluso mayores, como muestra que el 38 por ciento tuviera dificultades para dormir tras dejar de tomar ansiolíticos y a un 37 por ciento les aumentara la ansiedad.

Entre quienes tomaron antidepresivos, el 26 por ciento tuvo problemas de ansiedad al dejar de tomarlos y el 22 por ciento experimentó mayor irritabilidad.

El consumo puede generar también dependencia, como muestra que un tercio de los usuarios consultados por la OCU reconocieran que cuando no tienen su medicación a mano sienten “nerviosismo”.

La OCU ha remitido los resultados de esta encuesta a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), y recuerda a la población que cuando se tengan problemas para dormir o nervios “se puede probar con cambios en el estilo de vida, incluyendo hacer más ejercicio, comer de forma más saludable y comentar su situación con alguien de confianza antes de recurrir a los fármacos”.

salud mental, adicciones, patología dual, tratamiento La Garriga, depresión, pastillas

Muchos ciudadanos tratan de buscar un “remedio fácil” en este tipo de medicamentos para hacer frente a “preocupaciones que no son problemas de salud”.

 

El consumo de ansiolíticos se dispara

 

Consumimos muchos más ansiolíticos y antidepresivos, tanto, que estos fármacos han pasado a encabezar el ranking de los medicamentos más vendidos en nuestro país.

“Hoy día muchas personas se auto medican, y los nombres Clonazepam o Rivotril se han hecho comunes. También están quienes mezclan fármacos con otras drogas o con alcohol. Es una situación lamentable que se agrava debido a que este tipo de medicación, que no es de venta libre sino bajo receta archivada, se comercializa vía internet, por ejemplo”, explica una especialista de Centro Can Rosselló.

“Los fármacos no son un medio para sobrellevar las tensiones de la vida: las postergan, las agravan y dejan a los pacientes en muy mal estado para resolverlas. Ofrecen un aura de seriedad y cientificismo que los hace más creíbles.”

El consumo de ansiolíticos es algo serio. El uso inapropiado de varios medicamentos en la sociedad occidental, como opioides, analgésicos y tranquilizantes, entre otros, representa un serio problema de salud, de acuerdo con un informe reciente de la revista americana de salud JAMA: los fármacos peligrosos.

La American Journal of Preventive Medicine advierte que “ciertos medicamentos con receta se han convertido en una de las mayores causas de ingreso y muerte”. Las admisiones por abuso de opioides, sedantes y tranquilizantes aumentaron un 65%, las causadas por intoxicaciones un 37%, y las intencionadas un 130%.

 

¿Como detectar la adicción a los fármacos?

 

Contestar las siguientes preguntas honestamente puede ayudar a evaluar si una persona tiene adicción a los fármacos o pastillas:

  • ¿Busca con frecuencia una pastilla cuando está nervioso?
  • ¿Necesita ya tomar más de una píldora para lograr el mismo efecto?
  • ¿Se encuentra usted a menudo pensando en las pastillas o preocupado en cómo conseguirlas?
  • ¿Se ha molestado alguna vez por comentarios de sus amigos o seres queridos con referencia a su uso de medicamentos de prescripción?
  • ¿Toma las pastillas antes de que cualquier síntoma aparezca?
  • ¿Cambia de médicos en un intento por conseguir más recetas de fármacos?
  • ¿Ha usado alguna vez medicinas de prescripción como un medio para “seguir adelante” o para “calmarse”?

 

 

Tratamiento de desintoxicación de benzodiacepinas

Imputado por falsificar más de 200 recetas médicas para lograr drogas

Medicamentos de prescripción: Abuso y adicción

Día Mundial de Prevención del Suicidio

Dejar el alcohol. Tratamiento del alcoholismo

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS