Los ingresos de niños por problemas de salud mental crecen un 27%

El número de niños ingresados por problemas de salud mental ha aumentado un 27% en sólo un año. Así lo afirma el último informe de la Agencia de Calidad y Evaluaciones Médicas (AQuAS) del Departamento de Salud sobre los resultados en salud mental en Cataluña. También revelan que en 2015, los 34 hospitales del territorio con servicio de psiquiatría infantil registraron 1.844 hospitalizaciones de menores de 18 años, un 27% que en 2014.

Casi el 17% de los ingresos corresponden a pacientes con trastornos mentales severos, como depresión o esquizofrenia, entre otros. Le siguen de cerca, los Trastornos del Comportamiento con el 14%de las hospitalizaciones. Los Trastornos Alimentarios representan un 12%.

En global, las visitas a centros de salud mental infanto-juveniles (CSMIJ) también han registrado una tendencia al alza en los últimos años. En 2015, estos centros atendieron a 70.521 personas, un 18,38% más que en 2014. Las principales dolencias que se tratan en los CSMIJ son los trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que afectan al 22,6% de las personas atendidas.

salud mental - patología dual - tdah- adicciones

Los problemas de salud mental afectan de un 10 a un 20% de los niños y adolescentes en todo el mundo. 

Los expertos aducen este incremento de la actividad por mala salud mental en menores al mejor diagnóstico de los facultativos. “Hay una mejora en los diagnósticos. El TDAH y el TEA están mejor detectados. Pero también hay una mejor coordinación entre atención primaria y los CSMIJ y se toman decisiones compartidas en los dos niveles asistenciales”, indicó el director del AQuAS, Toni Dedeu.

Con todo, tampoco descartan que situaciones extremas con la crisis económica que viven las familias haya despertado trastornos mentales latentes. “Hay explicaciones que no podemos demostrar, tendríamos que verlo a largo plazo. Se podrían hacer especulaciones pero la verdad es que no lo sabemos”, señaló el presidente del consejo de administración del AQuAS, Antoni Trilla.

 

Diferencia entre tristeza y depresión


Es importante reconocer la diferencia entre la tristeza y la depresión, porque con frecuencia se confunden. Y, cuando esto sucede, no las manejamos adecuadamente provocando que nuestro sufrimiento crezca.

Tristeza o depresión. La primera afecta a emociones básicas. La segunda dura, al menos, dos semanas, e implica bajón de autoestima o pérdida de peso.

Hay muchas diferencias entre tristeza y depresión. La tristeza es una emoción totalmente natural, que todos podemos y debemos experimentar en múltiples ocasiones a lo largo de la vida. Es una reacción de nuestro cuerpo y no tenemos porque maquillarla o esconderla. La tristeza suele originarse en base a momentos difíciles o dolorosos. Y también se soluciona y disminuye o desaparece según vaya mejorando la situación de origen

Un aspecto para diferenciar la tristeza de la depresión es la duración. El estado de ánimo depresivo con pérdida de interés y agotamiento, dura, como mínimo, dos semanas.

En el caso de la depresión hablamos de una tristeza crónica y generalizada por todo. No hay un claro factor de origen (y a veces ni siquiera existe tal factor), ni un cambio de circunstancias vitales, ni nada que pueda ofrecernos una causa. Por tanto, afecta a muchos más ambientes y situaciones que una tristeza normal, durante un tiempo largo, y en todo momento.

La gran diferencia que hay entre la tristeza y la depresión es que ésta primera suele ser una emoción momentánea, pasajera, que puede durar desde un breve instante a unos días, pero siempre es algo pasajero. En el caso de la depresión, puede durar unos quince días a una depresión prolongada en el tiempo. Leer más sobre Diferencia entre tristeza y depresión

 

Factores de riesgo para el suicidio en adolescentes


Según una gran cantidad de estudios los factores de riesgo para el suicidio en adolescentes son los siguientes:

  • Factores biológicos.
  • Orientación y diversidad sexual.
  • Desestructuración familiar.
  • Psicopatología en los padres.
  • Exposición a comportamientos suicidas. Antecedentes familiares de suicidio.
  • Relaciones conflictivas entre iguales.
  • Falta de apoyo social.
  • Abuso y negligencia.
  • Aspectos culturales y étnicos.

La Organización Mundial de la Salud ha catalogado el suicido y sus intentos, como unos de los problemas más graves de la sociedad actual, en la etapa de la adolescencia.

  • El suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 25 años, y la sexta causa de fallecimiento en edades comprendidas entre los 5 y los 14 años.
  • En el 90 % de los casos el suicidio va vinculado a algún tipo de trastorno mental.
  • Las personas afectadas por depresión tienen una probabilidad de riesgo suicida 20 veces superior a la media de la población.

Partiendo de la base de que cualquier trastorno de base neuropsicológica es tratable, y por tanto susceptible de mejora, es esencial que además como padres, amigos, educadores u otros profesionales tengamos una mínima formación relacionada con la prevención de la conducta suicida.


Señales de advertencia


  • El suicidio en adolescentes con frecuencia ocurre después de un evento estresante en la vida, como problemas en la escuela, la rotura con un novio o novia, la muerte de un ser querido, un divorcio o un fuerte conflicto familiar.
  • Los adolescentes que piensan en suicidarse podrían: • mencionar el suicidio o la muerte en general
  • Insinuar que ya no estarán más
  • Mencionar los sentimientos de desesperanza o de culpa
  • Retraerse de amigos o de la familia
  • Escribir canciones, poemas o cartas sobre la muerte, la separación y pérdida
  • Empezar a regalar objetos valiosos a hermanos o amigos
  • Perder el deseo de participar en cosas o actividades predilectas
  • Tener dificultades para concentrarse o pensar con claridad
  • Mostrar cambios en hábitos de alimentación o de dormir
  • Participar en comportamientos riesgosos
  • Perder interés en la escuela o en los deportes





También le puede interesar:

Síndrome del emperador o del niño tirano: cómo detectarlo

TDAH y el consumo de drogas: algo que debemos saber…

Cataluña se plantea prohibir adopciones de países del Este por “alcoholismo fetal”

La edad de inicio en el consumo de droga cae a los 14 años. ¿Y si mi hijo consume?

Muere una niña de 12 años por un coma etílico tras un botellón en Madrid