Melanie Griffith confiesa su dura lucha contra su adicción a las drogas

La actriz Melanie Griffith ingresó en 1988 en un centro de rehabilitación para tratar su adicción al alcohol y a otras drogas mientras criaba a su primer hijo, que tenía tan solo tres años. “Yo era una madre funcional, no era como un borracho tirado en el suelo”, ha declarado en la revista Porter.

“No hice algunas cosas que probablemente debería haber hecho, pero en general, estaba siempre para mis hijos” añadió la actriz.

A sus 59 años Griffith también ha hablado de su matrimonio con Don Johnson y Antonio Banderas, del que ha declarado que el motivo de su ruptura fue cosa de los dos: “Creo que parte de la razón por la que mi matrimonio con Antonio se vino abajo fue porque me encontraba atrapada”.


Melanie Griffith, adicción a las drogas


La actriz Melanie Griffith ha dado a conocer en una entrevista la difícil situación que ha vivido en los últimos años en los que ha tenido que luchar contra su adicción a las drogas. También revela que tuvo que “ir a un cirujano especializado para deshacer muchas operaciones”

Melanie Griffith drogas adicciones famosos alcohol

Melanie Griffith ha desvelado sus secretos más personales en una entrevista con el magazine Porter. Entre otras cosas, confiesa cómo superó su adicción a las drogas mientras criaba a sus hijos.

Respecto a su matrimonio finalmente fallido con Antonio Banderas revela que “se vino abajo porque me sentía atrapada, nadie tuvo la culpa”.

Griffith también ha hablado de su adicción a las operaciones de cirugía estética y asegura que llegó un momento en el que no parecía ella: “No era consciente hasta que me lo dijo la gente. Tuve que ir a un cirujano especializado para deshacer muchas operaciones”. Explica, en relación a sus operaciones de estética, que “no era consciente hasta que me lo dijo la gente. Tuve que ir a un cirujano especializado para deshacer muchas operaciones. Afortunadamente, me veo mucho más normal ahora”, matiza.


Famosos que murieron por sobredosis

 

El actor estadounidense Philip Seymour Hoffman de 46 años fue hallado en su departamento de NY. Tenía una aguja en su brazo y había en el lugar cincuenta bolsas de heroína y cocaína. Aunque se espera el informe oficial, todo indica que el protagonista de “The Master” y “Doubt” habría sucumbido a una adicción que lo perseguía desde joven.

Lea el artículo La autopsia de Hoffman confirma que murió de sobredosis

Philip Seymour Hoffman muere por consumi entre ellas, cocaína, heroína, benzodiacepinas y anfetaminas.

 

Robin Williams y las drogas: una relación de amor y odio

 

El actor Robin Williams tuvo en vida una tumultuosa relación con las drogas y el alcohol, sustancias a las que era adicto según confesó ya en la década de 1980. Hace un año fue encontrado muerto en su casa de California a la edad de 63 años. Tuvo una tumultuosa relación con las drogas y el alcohol, sustancias a las que era adicto según confesó ya en la década de 1980. Robin Williams y las drogas: una relación de amor y odio.

Centro de desintoxicación. Ingresó por sus problemas con alcohol y cocaína, sus adicciones

“Mi vida pasó entre cocaína y alcohol, era parte de la fama”

 

La lista de personas famosas fallecidas por excesos de drogas es larga. Whitney Houston, Amy Winehouse, Cory Monteith, Heath Ledger y Michael Jackson son algunos de los famosos muertos por excesos de drogas.

Varios de ellos fueron hallados muertos en sus propias casas, habitaciones de hotel, luego de haber abusado de las drogas hasta acabar con su vida.

 

Abuso de medicamentos

 

Se calcula que el 20% de las personas en Estados Unidos han consumido fármacos recetados con fines no médicos. Abusar de píldoras o pastillas puede causar una adicción. Se puede presentar dependencia a analgésicos, narcóticos, sedantes, tranquilizantes y estimulantes, indica el Centro Nacional de Intoxicaciones.

 

Speedballing, una combinación mortal

 

La mezcla de cocaína y heroína (que se inyecta o inhala) conocida en inglés como “speedballing”, está cada vez más extendida entre los drogadictos, una combinación que puede ser mortal y que acabó con la vida de actores famosos como Philip Seymour Hoffman, River Phoenix o John Belushi.

El “speedball” está compuesto por heroína y una pequeña dosis de cocaína, que evita que el toxicómano sufra la somnolencia y la apatía propias del consumo de derivados opio, y que puede provocar desde visión borrosa, depresión o alucinaciones hasta la muerte.


Artículos relacionados:

Dimite un lord británico tras difundirse un vídeo en el que esnifa cocaína

Kaley Cuoco: “Mi adicción a los sprays nasales me destrozó la nariz”

La autopsia de Hoffman confirma que murió de sobredosis

Dimite el candidato del PSOE que fue sorprendido con cocaína

¿Cómo es el consumidor problemático de cocaína?

Robin Williams y las drogas: una relación de amor y odio

¿Como detectar la adicción a los fármacos?

¿Está de moda la heroína entre los actores de Hollywood?

España casi duplica la media mundial en consumo de alcohol

Lamar Odom, entre la vida y la muerte: dos días de viagra, cocaína, alcohol…