Muere una niña de 12 años por un coma etílico tras un botellón en Madrid

Una niña de 12 años ha fallecido en el hospital después de haber ingerido grandes cantidades de alcohol durante un botellón en el que participó junto a sus amigos en su municipio,San Martín de la Vega (Madrid), según han confirmado a Europa fuentes policiales.

Los hechos transcurrieron en la tarde noche del viernes 28 en el municipio de San Martín de la Vega (Madrid), en una de las tantas fiesta de Halloween que se celebraron en la región. Tras supuestamente consumir grandes dosis de alcohol en un parque junto a otros chavales, se desmayó y sus amigos la trasladaron al centro médico local, que ante la gravedad del estado de la niña llamaron a 112 alertando de que la chica se encontraba en parada cardiorrespiratoria.

coma etílico - alcoholismo - menores y alcohol

Tras el aviso, efectuado a las 23.15 horas, hasta el lugar acudió rápidamente una ambulancia del Summa, cuyos sanitarios estabilizaron a la chica y la dirigieron al Hospital 12 de Octubre de Madrid, donde ingresó en estado muy grave.

Según el testimonio de los amigos de la niña, ella y sus allegados llevaban varios viernes acudiendo a la zona de Los Cerros para practicar botellón. Se trata de una zona alejada del casco urbano que está repleta de botellas de vidrio, litronas y vasos de plástico.

En la investigación abierta a título informativo, los agentes están indagando las circunstancias que rodearon el botellón celebrado el pasado viernes por la tarde noche en el conocido como parque de los Cerros. También están tomando declaración a los participantes y testigos de ese encuentro alcohólico.

Al tratarse de una menor de edad, el Hospital 12 de Octubre, donde ingresó la niña en estado crítico la medianoche del viernes, comunicó horas después al Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid lo ocurrido.

Muchos se preguntan también cómo ninguno de los chicos pensó en llamar al 112 o a algún servicio de emergencia al ver como la menor se derrumbaba en el suelo. “Estaban muy asustados. Pensaron que si llamaban a la Policía Municipal les podían multar. Y al final uno de ellos decidió trasladarla en un carrito de la compra abandonado”, explica uno de los presentes. “Tardaron casi media hora en bajar desde Los Cerros al centro de salud y ya era demasiado tarde”, añade.

Según los familiares, la niña estuvo en coma inducido hasta el pasado martes, cuando falleció. Los restos de la menor han sido incinerados este jueves en el tanatorio-cementerio de Parcesa en Alcobendas. Debido a los daños irreparables derivados del coma etílico, la niña falleció en el hospital el 1 de noviembre.

Por su parte, un Juzgado de Instrucción de Plaza Castilla está investigando ya lo ocurrido. Los resultados completos de la autopsia practicada al cadáver determinarán en unos días las causas concretas de la muerte. El cuerpo de la niña será incinerado la tarde de este jueves en Alcobendas.


Menores y alcohol


Los datos de la última Encuesta Estatal sobre el uso de Drogas en Estudiantes de Secundaria (Estudes) presentada esta semana muestran que un 74% de los menores de edad ha bebido en el último mes (el trabajo ha preguntado a 27.500 de 14 a 18 años), lo que puede equipararse a un consumo frecuente; un tercio de ellos se ha emborrachado en ese periodo y este fenómeno se concentra en los fines de semana en lo que ya se denomina de manera generalizada, aunque la Real Academia no lo haya incorporado todavía, botellón.

Y ello pese a que en muchas ciudades y comunidades hay leyes restrictivas desde principios de siglo, o que la venta de alcohol a menores está prohibida en toda España. El alcohol deja en papel mojado todas esas normas.

 

Binge drinking o atracón


Un 74% de los jóvenes practica el ‘atracón’, que es beberse cinco copas en solo dos horas.

Pero no solo los menores hacen botellón, y esa puede ser una clave de por qué no parece fácil de erradicar. El 7% de los hombres entre 60 y 65 años practica el binge drinking, lo hace, y por debajo de los 35 la proporción está en un 30%.

El botellón se ha convertido en una forma de ocio con unos 30 años de existencia, y esta veteranía es otro de los factores que actúan contra los intentos de limitarlo (o de erradicarlo). Aunque los efectos del abuso de alcohol en los jóvenes son conocidos.


Prevención


La familia y la escuela son dos ámbitos de intervención en la prevención de drogas que tienen mucho que decir.

En este sentido, ofrecer un ejemplo de moderación en el consumo de alcohol, ofrecer un entorno confortable en el que los adolescentes se sientan queridos y establecer límites y normas razonables pueden ayudar a que los adolescentes no consuman drogas.

En este enlace podrá leer más información orientada a favorecer la prevención desde la familia, claves para detectar posibles signos de alarma y, en caso de necesidad,estrategias para afrontar el consumo de drogas en adolescentes.



Mi hijo consume, ¿qué debo hacer?


Los padres deben saber que ante estas situaciones no están solos, existen profesionales especializados en la orientación a la familia.

La consulta a los profesionales debe ser descrita como una primera toma de contacto y de búsqueda de información y orientación. Serán estos profesionales, los que determinen la duración, tipo de programa, número de sesiones, … que tendrá el tratamiento.

Si usted sospecha que un hijo suyo o cualquier otro familiar padece un trastorno por adicción, lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar.


También puede interesarle:

¿Sabes quiénes son los “gameholics”? Te descubrimos cómo funciona su cerebro…

TDAH y el consumo de drogas: algo que debemos saber…

El fenómeno de los ‘Youtubers’ ¿Está todo permitido?

La edad de inicio en el consumo de droga cae a los 14 años. ¿Y si mi hijo consume?

Síndrome del emperador o del niño tirano: cómo detectarlo