Niños que se emborrachan con gel antibacterial para manos, una creciente tendencia

Gracias a las ganas de experimentar y conocer cosas diferentes y únicas los jóvenes crean diferentes técnicas o formas de consumo de diversos productos que les haga sentir placer o los eleve de cierta manera. Pero ¿Hasta qué punto son capaces de llegar para satisfacer esas ansias de experimentar? ¿Vale la pena arriesgar la salud para “ser guay” o con los “Populares” de la clase?

Según el director del Centro Georgia Poison Center, Gaylord López los niños cada vez llegan con mayor frecuencia a los centros de urgencias. Desde el 2010 los casos de menores de 12 años han ido aumentando en un 400%, en ese año se reportaron 3.266 casos de alcohol en gel relacionados con niños pequeños, y en el 2014, el número incremento a 16, 117. Cifras realmente alarmantes.

alcohol - gel antibacteriano - desintoxicación - adicciones

Solo en Estados Unidos hubo 44 casos diarios en el año 2014

 

El envenenamiento por alcohol puede causar confusión, vómito y mareo. En casos severos, un niño podría dejar de respirar. En España, los niños prueban el alcohol por primera vez a los 13 años. El 75% de los menores de 18 han bebido alguna vez, según informa la encuesta Estudes del Plan Nacional sobre Drogas.

Una tendencia ha crecido en los últimos años entre niños de Estados Unidos es beber gel antibacterial ya sea como forma de embriagarse o para cumplir un reto impuesto por sus compañeros.

 

Envenenamiento por alcohol

 

Uno de esos casos es el Nhaijah Russell, de seis años, que ingirió tres o cuatro chorritos de un antiséptico de manos líquido con sabor a fresa cuando estaba en su escuela en Atlanta.

El gel contenía suficiente alcohol para emborracharla peligrosamente, llegó a urgencias barriendo las palabras y sin poder caminar.

Desde 2010, las líneas de ayuda de los centros de salud en Estados Unidos han visto un incremento de casi 400% en las llamadas relacionadas con niños menores de 12 años que han ingerido antiséptico para manos, de acuerdo con un análisis realizado por el Georgia Poison Center.

“Los niños están usando estos productos con mayor frecuencia, y desafortunadamente, hay un porcentaje de ellos que llega a urgencias”, dijo el doctor Gaylord López, el director del centro.

El porcentaje de alcohol en los antisépticos en gel está entre el 45 a 95%, ingerir aunque sea una pequeña cantidad –tan poco como dos o tres chorritos en algunos casos- puede provocar envenenamiento por alcohol. En comparación, el vino y la cerveza contienen un 12% y 5% de alcohol.

El nivel de alcohol en sangre de Nhaijah era de 0.179, el doble de lo que se considera legalmente ebrio en un adulto, de acuerdo con el doctor Chris Ritchey, quien la atendió en urgencias en el Centro Médico Gwinnett cerca de Atlanta.

Los doctores tuvieron que observar a Nhaijah toda la noche en un hospital infantil cercano para buscar signos de trauma cerebral dado que el alcohol había causado que cayera y se pegara en la cabeza, dijo.

“Fue algo atemorizante”, dijo la madre de Nhaijah, Ortoria Scott. “Pudo haber sido letal para mi hija”. El envenenamiento por alcohol puede causar confusión, vómito y mareo. En casos severos, un niño podría dejar de respirar.

 

López señaló que se reportaron 3.266 casos de alcohol en gel relacionados con niños pequeños en 2010. En el 2014, el número incrementó a 16.117 casos.

La semana pasada, López envió una carta a los sistemas escolares de Georgia advirtiendo sobre el consumo del antiséptico en la que explicó que algunos niños lo hacen intencionalmente para emborracharse, mientras que otros lo hacen por un reto de sus compañeros. Incluso otros, dijo, lo beben porque se ve apetitoso.

“Un niño no está pensando en que esto es malo para él”, dijo López. “Muchos de los más atractivos (antisépticos) son aquellos con aroma. Hay antisépticos de manos con sabor a fresa, uva, naranja y son muy atractivos para los niños”.

López recomienda a los padres y maestros que guarden el antiséptico lejos del alcance de los niños y que monitoreen su uso, como alternativa considera los productos no basados en alcohol o toallitas antisépticas.

 

Artículos relacionados:

Esto es lo que realmente significan los tatuajes de punto y coma

Esto es lo que te puede pasar por tomar una “pequeña” pastilla de éxtasis

Intoxicación etílica: ¿sabrías cómo actuar?

Generación postureo: el afán de mostrar a los demás lo felices que somos

El fenómeno de los ‘Youtubers’ ¿Está todo permitido?

¿Qué es el sexting? La moda que crece entre los jóvenes

Toda conducta es susceptible de convertirse en adicción. Adicciones Comportamentales

Las nuevas adicciones del siglo XXI (parte II)

¿Qué es el Trastorno por Atracón?

El síndrome Selfie: de la moda al narcisismo

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS