Patología dual, ¿primero el huevo o la gallina?

Lo llaman el síndrome de la puerta equivocada. La patología dual, en la que conviven los trastornos mentales y el consumo de sustancias psicoactivas, aún parece ser invisible a pesar de su magnitud. Al menos el 70% de los pacientes adictos padece una alteración psiquiátrica y se calcula que alrededor del 51% de las personas con enfermedad psiquiátrica tiene problemas con el abuso de sustancias, incluyendo el tabaco.

Una doble afectación que, en la mayoría de los casos, se ignora, por lo que resulta imposible establecer un abordaje correcto y eficaz. Si tienes un paciente con esquizofrenia y no consideras su adicción, las drogas que ingiera van a interferir en su tratamiento antipsicótico, requiriendo dosis mucho más altas, lo que conlleva efectos secundarios y, al final, el paciente abandona la medicación. La Patología Dual requiere un abordaje integral y simultáneo de conductas adictivas y trastornos mentales, de eso no hay duda.


Patología Dual, mucho más que la suma de drogas y enfermedad mental


Según los últimos datos facilitados por la Sociedad Española de Patología Dual, un alto número de pacientes con trastornos mentales (se estima que entre el 50 y el 60% de los casos) es vulnerable de desarrollar una adicción a tóxicos (cocaína, alcohol, cannabis, anfetaminas…) ya que muchas de estas personas se inician en el consumo de drogas, para aliviar, mejorar o regular sus síntomas. También puede ocurrir todo lo contrario, personas sin trastorno mental previo que, debido al consumo de sustancias y a su vulnerabilidad individual, desarrollan una psicopatología. De ahí la importancia de hacer frente a esta enfermedad, que va más allá de la suma de estos dos trastornos, por lo que requiere un abordaje muy concreto.

Patología Dual - consumo de drogas - trastorno bipolar - adicciones La Garriga

Uno de los aspectos en los que coinciden todos los profesionales es que «en la mayoría de los casos, el inicio de consumo de drogas está motivado por factores sociales, pero la adicción o el abuso es un trastorno motivado por factores biológicos y genéticos, de ahí la predisposición de determinadas personas», así como que «cuando ambos casos coexisten la situación se complica y la evolución es más negativa».

Por este motivo, es muy importante hacer un abordaje integral, adaptándose a las necesidades de cada persona y con un enfoque motivacional. Interviniendo no solo en la modalidad individual, sino también grupal, tanto para los pacientes como para sus familiares. La permanencia en el grupo implica más esfuerzo y resulta más beneficioso, ya que el grupo crea una presión más positiva y unos vínculos de unión que promueven más cambios.


¿Qué se entiende por Patología Dual en la actualidad?


En la actualidad, existen evidencias que señalan que un número importante de personas sufre simultáneamente trastornos adictivos y psiquiátricos.

Esta comorbilidad, incuestionable en ciertos casos, viene constatándose en múltiples y recientes estudios, por lo que supone un reto llegar a conseguir un consenso en torno a aspectos fundamentales relacionados con lo que se ha denominado Patología Dual.

En los últimos años se está produciendo una importante sensibilización al respecto y esto es debido a la demanda que en los servicios de atención a las drogodependencias y en los servicios de salud mental viene produciéndose relacionada con personas que sufren estos trastornos.

Se trata de una patología más común de lo que se piensa ya que, por ejemplo. Según el estudio longitudinal ‘NESARC’, hecho en Estados Unidos, pone de manifiesto que el 50 por ciento de los trastornos mentales se acompañan de conductas adictivas. También, prosigue, otros estudios indican que el 70 por ciento de la población clínica que demanda atención por problemas con sustancias presenta patología dual”.

Por ello, parece deseable conseguir el objetivo de definir un conjunto de intervenciones rigurosas y validadas que permitan abordar eficazmente los problemas que sufren las personas afectadas por esta doble problemática.


Características de los pacientes con Patología Dual


Este tipo de pacientes presentan numerosas dificultades clínicas que dificultan el manejo, el tratamiento y ensombrecen el pronóstico:

  • Efecto psicotomimético de las drogas per sé.
  • Menor cumplimiento terapéutico.
  • Mayor tasa de recaídas y hospitalizaciones.
  • Refractariedad relativa al tratamiento neuroléptico.
  • Aumento de la agresividad (hacia sí o hacia otros).
  • Mayor incidencia de problemas legales y sociales (menor apoyo sociofamiliar, desempleo, vagabundeo,…)
  • Inicio más temprano de la enfermedad mental.
  • Adopción de roles sociales “marginales”.


Tratamiento adecuado en Patología Dual


El planteamiento básico de un tratamiento integral es el de aunar en un programa especial los elementos tanto de tratamiento psiquiátrico como del abuso de sustancias. Pero, además, que dicho programa tenga una garantía de continuidad.

Se suele indicar la preferencia de efectuar el tratamiento de ambos trastornos por un mismo profesional clínico o dentro de un único programa, para lograr así una mejor coordinación e integración del mismo. Siempre que intervengan en el tratamiento dos terapeutas o programas independientes, debería existir una comunicación frecuente entre el personal para evitar los posibles mensajes contradictorios y la manipulación por parte del paciente.patología dual, adicciones y trastorno de personalidad

El modelo de tratamiento integral no es a corto plazo; es decir, hasta que se resuelva la situación aguda de consumo o estabilización de la clínica psiquiátrica. Debe ser un modelo a medio-largo plazo insertado en un proceso de rehabilitación Psicosocial.


Para aplicar un tratamiento específico y adecuado a la patología dual es necesario realizar una evaluación diagnóstica rigurosa, que incluya:

– Adecuada anamnesis psiquiátrica
– Antecedentes de tratamiento
– Historia familiar
– Evolución
– Observaciones del paciente durante un período sin consumo de sustancias


Jóvenes, drogas y salud mental


Uno de los estudios más preocupantes de cuantos ha elaborado la Sociedad Española de Patología Dual hace relación al hecho de que en siete de cada diez casos de adolescentes en los que se verifica un diagnóstico de trastorno por uso de sustancias, se encuentra la presencia de otra patología mental asociada, esto es, patología dual.

Por este motivo, los profesionales del sector, insisten en la necesidad de abordar este problema con terapias adaptadas a cada caso y con dispositivos que faciliten la ruptura de prejuicios y creencias acerca de las personas dependientes de sustancias. En este sentido, afirman que no se puede hablar de un perfil determinado de pacientes con patología dual, aunque si es cierto que en los últimos años se ha detectado un aumento significativo de casos entre el colectivo más joven, debido, sobre todo, a la edad de inicio en la que empiezan a consumir y el tipo de drogas con las que lo hacen.


El abordaje de la patología dual se debe centrar en la recuperación funcional del paciente


Así es. El abordaje de esta patología debe ir encaminado, más que hacia el control, hacia la “Recuperación Funcional” del paciente. Dentro de este concepto deben englobarse la remisión sintomática, la autonomía personal, el funcionamiento ocupacional o las relaciones sociales. En definitiva, una mejoría en la calidad de vida. Asimismo, los objetivos generales del tratamiento deberían centrarse en evitar o retardar el progreso de la enfermedad, disminuyendo el número de brotes, su duración, gravedad y las sucesivas hospitalizaciones.

Para alcanzar dichos objetivos, es básica la estabilización de la psicosis dual mediante tratamientos psicofarmacológicos que engloben los aspectos centrales de la psicosis, la alteración conductual y la disminución/abstinencia del consumo de la sustancia que provoca la adicción, teniendo en cuenta las características específicas de la farmacoterapia en este trastorno dual.


Artículos relacionados:

Cómo ayudar a un familiar con depresión

Alteraciones en el cerebro implicadas en trastorno límite de personalidad

Encefalopatía de Wernicke-korsakoff

Esto es lo que realmente significan los tatuajes de punto y coma

Patología Dual, cuando enfermedad mental y adicción van de la mano.

 

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS