Thermatrim: un popular quemagrasas sin efectividad y con riesgos para la salud

Los productos conocidos como quemagrasas han ganado popularidad y en los últimos tiempos su comercio se ha extendido en Internet, donde el control de estos productos intenta, en ocasiones, sortear los controles oficiales debido a que alguno de sus componentes puede conllevar riesgos para la salud.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) ya advirtió del riesgo para la salud que0 comporta el consumo de Thermatrim, un producto que se vende como complemento alimentario de la dieta y que supuestamente tiene la función de quemar grasas. En los últimos seis meses cinco  personas han acudido al Centro de Atención Primaria (CAP) de Roses con distintas patologías relacionadas con su consumo.

thermatrim-quemagrasas

Varias pacientes solicitaron información sobre el supuesto quemagrasas en el CAP de Roses. El centro de atención primaria descubrió que se trataba de un producto que no estaba autorizado y que no se distribuía por los canales habituales. Los pacientes con patologías asociadas a la ingesta de estas cápsulas presentan sudoración e hipertensión importantes y, de forma esporádica, síncope y clínica de parestesias distales progresivas.

 

La ruleta rusa…

 

De acuerdo con la información facilitada por la Agencia Española de Consumo “la comercialización de este producto no ha está notificada a las autoridades competentes, tal como obliga la legislación de complementos alimentarios y, por lo tanto, no está permitida”. Para evitar riesgos para la salud, recomienda evitar su consumo. Tras investigarlo, se ha confirmado que carece de autorización para comercializarse tanto en España como en el resto de Europa”.
El director regional de salud pública en Girona, Lluís Picart, ha explicado que Thermatrim “lleva unos extractos de hierbas, estimulantes, que incumplen la legislación vigente. La advertencia sobre los efectos de este producto se ha hecho extensiva al resto de comunidades autónomas.

 

Thermatrim: un popular quemagrasas sin efectividad y con riesgos para la salud

 

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) alertó en febrero de este año de que diferentes personas han tenido que ser atendidas en centros sanitarios por efectos adversos relacionados con el consumo de un producto denominado Thermatrim (que podría traducirse como “recorte térmico”, “esbeltez termal” o incluso “adelgazamiento térmico”). A este complemento alimenticio, que se publicita como “de origen 100% natural”, se le atribuye la mágica capacidad de quemar de forma específica la grasa corporal.

Ningún estudio sustenta la hipotética capacidad quemagrasas de este producto, ni de ningún otro, mientras que sí existen indicios del riesgo que supone ingerirlo, como los detallados por la ASPCAT: sudoración, hipertensión, síncopes y parestesias.

También puede generar pérdida de electrolitos, deshidratación, palpitaciones, dolor de cabeza, náuseas, insomnio, nerviosismo e insuficiencia hepática crónica, tal y como se denuncia en el blog de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP).

Un informe de la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) detalla que el producto también contiene 100 miligramos de cafeína, algo que no consta en la composición indicada en el envase. Por desgracia, esta clase de hallazgos inesperados en los complementos alimenticios no es poco frecuente. Sobre esta cuestión se ha profundizado en el artículo Sorpresas ocultas en los complementos alimenticios, en el que se detalla que diversas entidades de referencia alertan de que lo que figura en la etiqueta de estos productos no siempre es lo que encontraremos en su interior.

La empresa fabricante de Thermatrim, que podría ser acusada de delito contra la salud pública, está afincada en México, país en el que está prohibida su distribución. La prohibición, implementada en diciembre de 2014, se justificó porque se detectaron en su composición sustancias prohibidas que pueden suponer un riesgo para la salud.

Este producto tampoco se puede adquirir en tiendas españolas, pero sí es posible comprarlo a través de Internet con relativa facilidad. En todo caso, la recomendación que emitió la ASPCAT fue, como es lógico, desaconsejar su consumo, una advertencia que se ha hecho extensiva al resto de comunidades autónomas.

 

Una joven muere después de consumir una droga prohibida para bajar de peso

 

En este artículo os hablábamos de Sarah Houston, una estudiante de Medicina de 23 años que estaba obsesionada con su peso. La joven mezcló el antidepresivo que tomaba para la bulimia con el DNP, un pesticida que usan los fisiculturistas para reducir la grasa corporal y el resultado fue fatal. Podéis leer el artículo Una joven muere después de consumir una droga prohibida para bajar de peso

 

Artículos relacionados:

El síndrome Selfie: de la moda al narcisismo

Ebriorexia: la obsesión de adelgazar con alcohol

Uso y abuso de metilfenidato (Rubifen, Concerta, Ritalin…)

Niños que se emborrachan con gel antibacterial para manos, una creciente tendencia

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS