Se confirma la primera víctima mortal por intoxicación de burundanga en España

Algunos de vosotros recordaréis el artículo Muere un empresario belga por consumo involuntario de droga que publicábamos hace ya casi tres años. En el os dábamos la noticia de que Un empresario belga había fallecido por lo que parecia, una intoxicación burundanga o escopolamina.

 

Se confirma el primer fallecimiento por intoxicación de burundanga en España

 

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha documentado en Canarias el primer caso en España de muerte por escopolamina, la popular burundanga, la droga que supuestamente emplean algunos delincuentes para lograr la sumisión total de la persona a la que se administran.

Cinco funcionarios adscritos a ese organismo del Ministerio de Justicia en Canarias y en Madrid publican en el último número de la revista de la Asociación Española de Toxicología las circunstancias en las que murió en febrero de 2015 un empresario belga al que drogaron en un local nocturno de Playa del Inglés, en el sur de Gran Canaria, y cuya muerte se debió a la ingestión de escopolamina.

La víctima fue un famoso empresario belga, Philippe Vandendorpe, que, en compañía de otros cuatro amigos, fueron a cenar al local de ocio nocturno Red Hot. Los hechos ocurrieron el 24 de febrero de 2015. Días después, el 1 de marzo, la Policía detuvo a dos prostitutas, acusadas de un presunto delito de homicidio. La presencia de la burundanga en el suceso no ha tenido confirmación oficial hasta ahora.

Philippe Vandendorpe - burundanga

La autopsia del fallecido, las muestras biológicas y el contenido de una bolsa con una sustancia blanca que se logró incautar sirvieron para establecer que habían sido drogados con escopolamina.

«Se confirma por tanto la presencia de esta sustancia como medio de sumisión para cometer un delito, dando lugar al primer caso de fallecimiento por escopolamina en España», resumen los autores del artículo, cuya primera firmante es Inmaculada Frías, miembro de la delegación en Canarias del Instituto Nacional de Toxicología.

Un caso cierto de burundanga

 

El trabajo relata un caso cierto, el que sufrieron dos hombres este invierno en el sur de Gran Canaria. El superviviente relató a los investigadores que habían bebido alcohol, pero que no habían tomado droga alguna, lo que hizo sospechar de que alguien les dió burundanga para desvalijarlos.

Los dos presentaron síndrome anticolinérgico, midriasis y agitación psicomotriz. Los médicos consiguieron intervenir a tiempo con el primero de ellos, pero el segundo, Philippe V., falleció.

 

¿Qué son las ‘drogas de violación‘ o ‘beso del sueño’?

 

Las “drogas de violación” o “beso del sueño” son altamente conocidas por las fuerzas de seguridad del estado. Inhiben la voluntad y se emplean para cometer robos y agresiones. Debido a que la víctima está adormecida, no opone resistencia, por lo que son delitos difíciles de perseguir.

Las víctimas son drogadas con drogas de abuso. Lo que en el mundo anglosajón llaman DFSA (drug facilitated sexual assault, drogas que facilitan los asaltos sexuales) y en el francófono sumisión química. Las autoridades alertan de que su uso está en aumento.

Fármacos que anulan la voluntad y que supuestamente se usan cada vez más frecuentemente en violaciones, pero también en robos. El llamado beso del sueño. La mecánica suele ser similar, basta con echar uno de estos fármacos -algunos tan fáciles de conseguir como unas pastillas para dormir- en la copa de una persona para que, mezclado con el alcohol, el medicamento inhiba sus defensas y su resistencia. Estos crímenes son, además, complicados de perseguir por el entorno en el que se producen.

 

 

burundanga, drogas del sueño, droga, drogas, drogas de síntesis, adicciones, dejar las drogas, dejar la droga, tratamiento, desintoxicación, dejar la droga.

 

La ONU alertaba del aumento del uso de estas “drogas de la violación” en España. Las benzodiacepinas (los sedantes más prescritos), el ácido gammahidroxibutrico (GHB) o la ketamina. “Fármacos que pueden hacer que la persona pierda la capacidad de pensar, de resistirse. Está sumisa e incluso puede llegar a colaborar”, explica Manuel López-Rivadulla, jefe del Servicio de Toxicología Forense de la Universidad de Santiago de Compostela.

Este experto, que lleva años estudiando los efectos de las drogas de abuso, explica que pueden estar presentes en alrededor de un 15% de las agresiones sexuales. “En España no hay ningún estudio epidemiológico, pero podemos extrapolar los datos de otros países como EE UU, Francia o Reino Unido”, dice.

 

Uso de escopolamina en España

 

Realmente en España, muy pocas veces se ha podido probar el uso de escopolamina, a pesar de que “se ha incrementado notablemente su interés mediático y social”, fundamentalmente por los relatos de quienes denuncian haber sido drogados con burundanga por alguien que les robó o les agredió sexualmente.

“Se confirma por tanto la presencia de esta sustancia como medio de sumisión para cometer un delito, dando lugar al primer caso conocido de fallecimiento por escopolamina en España”, explica Inmaculada Frías, de la delegación del organismo público en Canarias, en la revista de la Asociación Española de Toxicología. La investigadora y su equipo, dependientes del Ministerio de Justicia, han presentado el caso anonimizado, pero se trata del empresario belga de la construcción P.V..

Frías hace un llamamiento a “informar sin crear alarma social”. La burundanga es, en general, una leyenda urbana. El mayor estudio realizado hasta la fecha en España, presentado este año, no encontró ni rastro de escopolamina en 152 presuntos casos recibidos en el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en Madrid.

Los abusos sexuales con sumisión química existen, pero no con burundanga, sino con alcohol (77%) y drogas ilegales, como la cocaína y la marihuana (29%). En el 36% de los casos también aparecen fármacos ansiolíticos y sedantes, como Orfidal, Trankimazin, Valium y Lexatin, cuya presencia se puede deber a un tratamiento médico previo o a una adicción a benzodiacepinas.

 

También puede interesarle:

Tipos de droga: GHB, un trago mortal

¿Qué es la burundanga?

¿Como detectar la adicción a los fármacos? 

¿Qué es el Trastorno por Atracón?

Hoy se suicidarán 10 personas en España y 20 más lo intentaran

El Síndrome de Tourette, algo más que tics

‘Escamas de sapo’: el alucinógeno de moda que llega a España

56% de las estudiantes universitarias se emborrachan en un tiempo récord

Superar el alcoholismo. Entrevista en televisión española Para Todos La 2.

Adicción al deporte o vigorexia