Se desfigura el rostro al inyectarse aceite de bebé en la cara

Buscaba eliminar algunas arrugas de su cara. Pero el resultado fue otro bien distinto.

Hugo Hernández García es estilista y decidió inyectarse, hace unos años, aceite de bebé en el rostro. ¿El resultado? Una cara desfigurada con bultos de silicona en sus pómulos, labios frente y nariz. El suceso ha tenido lugar en Caracas.

Hace 17 años decidió comenzar a inyectarse colágeno y aceite de bebé en la cara para verse mejor. Estas inyecciones han provocado que actualmente tenga el rostro completamente deformado.

El material inyectado se ha transformado en “plastilina”, como indica Hernández, y provoca, entre otras cosas, que deba levantarse el párpado con un trozo de cinta adhesiva para poder ver con el ojo izquierdo.

adicción al aceite - conducta adictiva - desintoxicación - dejar las adicciones - estar enganchado

En una entrevista a un medio local llamado ‘El mañana’, Hugo ha afirmado que inyectarse este tipo de sustancias se convirtió en una adicción que está pagando transformándose en “una caricatura de una mujer”.

El estilista pide limosna frente a una tienda de comestibles para poder pagar los 15 medicamentos que toma.

Aunque la sustancia que tiene por toda la cara no le provoca ningún dolor, debe llevar un régimen alimenticio especial, debe tomar mucha agua, no puede beber alcohol y debe llevar “un estado de vida tranquila”, como le cuenta la reportero.

Hugo sufre depresión por culpa de su problema físico. Cuenta que “no quiere esconderse”,pero para él es su apariencia física es “algo traumático”.

Su apariencia además ha provocado que, como le cuenta al reportero, debido a su “rostro grotesco” ningún cliente acuda al salón de belleza que regenta desde 1986.

El estilista ha transmitido que nadie debe inyectarse ese tipo de sustancias ya que el cometió “un grave error que está pagando”. Ha contado también que se ha puesto en manos de cirujanos plásticos para intentar retirar todo ese material de su rostro pero la operación sería muy costosa y además no le aseguran que la reconstrucción quede bien.



También puede interesarle:

Señales de alarma de la adicción al sexo

¿Qué es el Trastorno por Ansiedad Generalizada?

El alcohol es la causa directa de una de cada ocho muertes al año en Europa

El 30% de los ludópatas son mujeres pero sólo el 10% acude a tratamiento

Prostitución, tráfico de drogas y contrabando computarán en el PIB

 

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS