Ser enfermero, un problema de género. No todos son mujeres en la enfermería.

Aprovechando que hoy es el Día Internacional de Enfermería, queremos hacer un llamamiento para que cualquier profesión deje de estar asociada de manera directa a un género u otro. Hoy en día, aunque la discriminación contra los enfermeros hombres es rara, muchos de ellos todavía sienten que no son tratados como iguales. Espero que entre todos, podamos romper con estos prejuicios.

 

El problema de género en el desempaño profesional del hombre en la Enfermería

 

La profesión de enfermería, en la mayoría de las culturas, era y en algunos casos es considerada por tradición, como una profesión exclusiva, o en algunos casos, mayoritaria para el sexo femenino. Sin embargo, desde sus inicios, ha contado con la invaluable participación del sexo masculino, ya sea éste como médicos, enfermeros o gobernantes.

Hombres en la enfermería - hombre enfermero - centro adicciones - Marc Bagaria

A través de la historia, podemos encontrar que las actividades de enfermería han estado presentes en los procesos de sanación y prevención desde tiempos muy antiguos, más sin embargo no existen registros de cuando exactamente el hombre se inicio en este campo profesional, en forma reconocida socialmente.

En esta sociedad tan dividida por los roles de género sexuales en cualquier área de nuestra vida, hace más difícil el desempeño profesional del personal de enfermería. Los hombres (al igual que las mujeres) a través de la historia de la enfermería, han apoyado, defendido y luchado para engrandecer a la profesión. Un ejemplo de ello es nuestro enfermero Marc Bagaria, (enfermero de Centro Can Rosselló) una persona que, por encima de si es hombre o mujer, hay que reconocer que es uno de los mejores profesionales de enfermería de todos los que he llegado a conocer.

 

Ser enfermero, un problema de género

 

Existen algunos factores que rezagan al hombreen actividades que en el principio del siglo XX eran todavía reconocidos como actividades propias femeninas.

Actualmente, a principios de un nuevo siglo, nos encontramos con problemas de usos y costumbres que convierten en un tabú la práctica profesional de enfermería por personas del sexo masculino. La actuación de los enfermeros es opacada y poco reconocida, esto queda de manifiesto en la escasa mención que se tiene de los profesionales de enfermería varones a través de la historia, no solo nacional sino internacional también, dándose a entender con esto, que esta profesión es ejercida y reconocida como una actividad ejercida principalmente por mujeres.

Este problema de género, donde la mujer era la principal participante, no solo está presente en la relación laboral, sino a través de la costumbre social que convierte en un tabú la asistencia y participación de los varones en los ámbitos de la enfermería, afectando el deseo y desempeño profesional de éste, así como una afección indirecta de las nuevas generaciones de hombres que pretende (o ya en algunos casos solo pretendían) estudiar y dedicarse a esta digna profesión.

Hombres en la enfermería - hombre enfermero - centro adicciones - Marc BagariaAunque actualmente es “común” ver enfermeros, existe un velado, aunque palpable rechazo hacia ellos y su ejercicio profesional, no solo desde el punto de vista social, sino también desde el laboral, educativo y hasta familiar. Este rechazo social se puede rastrear desde el seno familiar, en donde el hombre se ve envuelto en una influencia, en algunos casos pasiva y en otras activa y muy marcada, para que éste desista de su decisión y aspiraciones de convertirse en enfermero, buscando de una u otra manera que se integre a otro perfil educativo (cambio de carrera).

El rechazo social sigue persistiendo en el apartado social escolar, en donde son los mismo compañeros, compañeras, maestros y maestras de la carrera de enfermería o de otras que se imparten en el mismo campus educativo, quienes tienden a realizar “etiquetas sociales” de tendencias sexistas hacia los estudiantes varones de enfermería.

La profesión de enfermería es de servicio, no de rivalidad social, física o intelectual, esto por el simple hecho de tratar con lo más sagrado de la creación divina, las vidas humanas, por ello, no podemos darnos el lujo de perder nuestro tiempo en cosas banales y perder de vista el rumbo y la filosofía de nuestra profesión.

 

Hombres en la enfermería

 

Hombres en la enfermería - hombre enfermero - centro adicciones - Marc Bagaria

Contrariamente a la percepción de algunos, los enfermeros profesionales son un campo exclusivamente dominado por hombres durante gran parte de la historia de la humanidad. Cuando la primera escuela de enfermería del mundo fue abierta en India en el 250 A.C., debido a creencias religiosas, sólo los hombres fueron considerados lo suficientemente “puros” para ser enfermeros.2

La enfermería fue principalmente efectuada por hombres durante el Imperio Bizantino. En la antigua Roma el término “nosocomial” significaba “hospital en si” procedente de nosocomi, el hombre que proporcionaba cuidados enfermeros en la antigua Roma y diagnosticaban enfermedades a sus pacientes.

 

La enfermería es una profesión solo para mujeres

 

Esa creencia que la sociedad tiene de que la enfermería es un “profesión exclusiva para mujeres” es algo muy latente en nuestra sociedad, pero últimamente y poco a poco se esta aceptando que cualquiera puede dedicarse a la enfermería, siempre y cuando se tenga la vocación y las ganas. El numero de hombre enfermeros esta en aumento constantemente, cosa que es muy positiva para la profesión, Pues en la enfermería, hay mucho espacio tanto para hombre y mujeres. Creo que hemos llegado ya a un punto en que, independientemente del género, una persona se la considera perfectamente válida según sus capacidades, no por ser hombre y mujer. Como os decíamos, un ejemplo de ello es Marc Bagaria, un reconocido enfermero dentro de la Salud Mental que actualmente trabaja en Centro Can Rosselló.

 

¿Qué es la enfermería?

 

La Enfermería es una profesión que consiste en el cuidado de los enfermos de gravedad y pacientes ambulatorios, con el cometido final de asistir y complementar la labor de los médicos. Mientras que estos últimos se ocupan de examinar y diagnosticar a los pacientes, los enfermeros se encargan de aplicar el tratamiento que les fue indicado, además de facilitar su recuperación y mejorar su calidad de vida.  Asimismo, los enfermeros deben vincularse y atender al entorno de los pacientes, por ejemplo sus familias, y cumplir un rol de intermediarios entre estas y el médico.

Hombres en la enfermería - hombre enfermero - centro adicciones - Marc BagariaRespecto a las tareas que cumplen los enfermeros, estas son muy variadas: suministran medicamentos, competan tareas administrativas, extraen muestras para realizar análisis, higienizan a los pacientes, monitorizan su estado y su evolución y brindan instrucciones para que continúen el tratamiento una vez que abandonen el hospital.

El Consejo Internacional de Enfermería (ICN) ha celebrado este día desde 1965. En 1953 Dorothy Sutherland, una funcionaria del departamento estadounidense de salud, educación y bienestar, propuso al entonces presidente Dwight D. Eisenhower proclamar un “Día de la Enfermería” pero no lo aprobó.

En enero de 1974, se tomó la decisión de celebrar ese día el 12 de mayo al ser este el aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, considerada la creadora de la enfermería moderna. Cada año, el ICN prepara y distribuye el kit del Día Internacional de la Enfermería. El kit contiene material de información pública y educacional, para su uso por enfermeros de cualquier lugar.

 

Éste es el momento de unificarnos como gremio que somos, dejando en el olvido las diferencias sexuales o físicas, para que juntos podamos engrandecer a la profesión de enfermería y forjar las bases para el desarrollo personal y profesional de los futuros profesionistas, y así poder cumplir con el cometido expresado al final de nuestro “voto de la enfermera”, el cual dice:

“Ser siempre mas… Ser siempre mejor.”

 

También os puede interesar:

De cuando la heroína se vendía en farmacias …

Indicadores de una posible adicción ¿Soy adicto?

Tanorexia y tanofobia: adicción y aversión al sol

Robin Williams y las drogas: una relación de amor y odio

Un 20% de los delitos de menores son de violencia contra sus padres