Un hombre lanza una maleta llena de cocaína por la ventana de un hotel

Un hombre de 39 años de nacionalidad irlandesa entró en un hotel de Valencia, subió a su habitación, lanzó por la ventana una maleta repleta de cocaína y fue apresado con otra en la mano. Guardaba un total de 55 kilos de dicha droga en su equipaje. Ayer pasó a disposición judicial tras ser detenido la noche del pasado viernes como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

El arrestado, cuyo nombre responde a las iniciales P. G., llamó la atención del personal del hotel donde se alojaba al tirar por una ventana de su habitación, sita en la octava planta, una de las dos maletas de su equipaje. Acababa de inscribirse en el establecimiento, de cuatro estrellas, enclavado a unos pocos metros del turístico complejo arquitectónico de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias.

La maleta cayó sobre una terraza interior y se abrió, dejando al descubierto su contenido. Un empleado del hotel la vio y llamó a la policía. Los trabajadores del establecimiento guardaron la cocaína hasta la llegada de las fuerzas de seguridad.

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía localizaron rápidamente al presunto delincuente en las mismas dependencias del edificio. Había extraviado la llave de su habitación y esperaba una copia en la puerta. Llevaba consigo otra maleta similar a la que había tirado por la ventana.

Cuando advirtió la presencia de los agentes, el hombre se mostró nervioso y violento, oponiendo resistencia a su detención, según fuentes policiales. El arresto, sin embargo, se practicó sin provocar demasiado alboroto, según el relato de algunos huéspedes, que ayer aseguraban no haber escuchado ni visto nada extraño la noche del viernes, al margen de la presencia de coches policiales en el exterior.

La habitación del irlandés, no obstante, había sido revuelta y había sufrido importantes destrozos en el poco tiempo en que la ocupó. La rejilla del aire acondicionado había sido desmontada, así como el falso techo del cuarto de aseo, cuya bañera estaba llena. La policía comprobó que se hallaba abierta la ventana por la que había sido lanzado la maleta. En total, la policía se incautó de 55 kilos de cocaína, cuya precio en la calle podría alcanzar los 3,3 millones de euros. El detenido carece de antecedentes penales.

El personal del hotel se negó ayer de plano a comentar el suceso y realizar declaraciones. El pasado fin de semana, un trabajador señaló al diario Las Provincias que el capturado “estaba fuera de sí y tenía la mirada perdida”, como si hubiera consumido drogas.

Una de las hipótesis que maneja la policía es que el irlandés perdiese los nervios y creyese que estaba siendo perseguido por otros narcotraficantes, por lo que intentó ocultar sin éxito sus maletas nada más llegar al establecimiento. La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) se ha hecho cargo de las investigaciones, que aún se encuentran en una fase inicial.

Un cliente holandés del hotel, que se encuentra “de vacaciones en Valencia”, recordaba ayer a duras penas la presencia de coches policiales el viernes en la calle, al igual que un grupo de huéspedes españoles. Uno de ellos ató cabos cuando escuchó la sucesión de los hechos y apuntó que vio a un policía sacar la cabeza por una ventana de la fachada principal del hotel la noche de la detención.

fuente: elpais.com

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS