Una niña de dos años muere en Inglaterra tras ingerir metadona

La policía de Blackpool, Reino Unido, investiga la muerte de una niña de dos años que al parecer consumió una dosis letal de metadona.

La pequeña Sophie Jones sufrió un infarto tras ingerir la droga, que le habría sido suministrada para mantenerla tranquila y callada, según ha publicado el tabloide británico Mirror.

Restos de metadona fueron encontrados en una taza que los agentes sospechan fue utilizada por Sophie Jones.

La principal hipótesis de la policía es que la droga le fue suministrada a la pequeña mezclada con alguna bebida para mantenerla callada.

Metadona - niña muere por sobredosis de metadona

Las primeras indagaciones de las autoridades apuntan a que la pequeña había fallecido por ingerir metadona. Esta sustancia, presuntamente, podría haber sido puesta en su taza por sus padres, Michelle King, de 29 años, y Barry Jones, de 41 (dos adictos a las drogas, según explicó a los medios británicos un vecino de la familia).

A su vez, las autoridades han solicitado a los padres de la pequeña la entrega de la metadona, sustancia que les ha sido imposible hallar en el hogar después del incidente. Por ello, la pareja también ha sido acusada de pervertir el buen curso de la justicia. Con todo, sólo el examen toxicológico podrá informar de forma fehaciente de las causas que llevaron a Sophie a tener un ataque al corazón.

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS