Valencia y Barcelona, entre las ciudades europeas con un consumo más alto de cocaína

Valencia y Barcelona son dos de las cinco ciudades europeas, junto a Amberes, Ámsterdan y Eindhoven, con un mayor consumo de cocaína, según revela un estudio en el que se han analizado las aguas residuales a través de biomarcadores urinarios y se ha podido detectar de forma fiable el consumo real de drogas en una ciudad.

 

Tratamiento y Desintoxicación adicciones, consumo cocaína - Alcoholismo - Clínica Centro Can RossellóPara realizar esta investigación, se recogieron muestras de aguas residuales urbanas de 19 ciudades europeas a lo largo de una semana en marzo de 2011. En estas muestras se analizaron biomarcadores urinarios de cocaína, anfetamina, éxtasis, metanfetamina y cannabis.

 

Entre las principales conclusiones del estudio, destaca que el mayor consumo de cocaína, expresado en miligramos consumidos al día por cada 1.000 habitantes, corresponde a Amberes, seguido de Ámsterdam, Valencia, Eindhoven y Barcelona. En cuanto a Castellón, el consumo es semejante al de ciudades como Utrecht o Londres, y ligeramente superior al de Santiago, el cual se encuentra al nivel de París, Milán o Bruselas.

 

Se estima que en Europa se consumen unos 356 kilogramos de cocaína por día, lo que representa aproximadamente entre el 10 y el 15% del total de cocaína consumida en todo el mundo, según las estimaciones de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Crimen Organizado. En contraste con la cocaína, el consumo de metanfetamina es mayor en el norte y noroeste de Europa.

 

Finalmente, destaca que el consumo más alto de cannabis corresponde a Holanda, ya que el máximo índice se midió en la ciudad de Ámsterdam, seguido de Francia y España. Además de Barcelona, ciudades más pequeñas como Castellón y Santiago muestran niveles relativamente altos de consumo de cannabis.

 

Hasta la fecha, el método más habitual para medir el consumo de drogas está basado en la realización de encuestas, pero el análisis de las aguas residuales en este estudio ha permitido obtener datos “muy fiables en tiempo real sobre el consumo total de las drogas investigadas”.
© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS