La adicción al juego está asociada a trastornos como el TDAH

Que el TDAH es un factor de riesgo para la adicción ya lo hemos mencionado varias veces. Hoy, volvemos a reafirmarnos con los últimos estudios presentados.

El juego es adictivo, el ludópata un enfermo y cada vez más jóvenes piden ayuda. Esta es la realidad, queramos o no. La explosión de las webs de juego ‘on-line’ ha acelerado el momento de la primera apuesta. Hasta hace poco, los jugadores empezaban, de media, a los 28 años. Hoy, a los 18. Algunos, incluso, a los 13 años. Los expertos advierten: «Una generación entera está siendo empujada a la ludopatía». Y todo comienza con un clic.

 

Adicción al juego patológico

 

Las apuestas son la segunda causa ya de ludopatía en España. Pese al auge del juego ‘online’, aún son muchos los jóvenes que siguen encontrando alicientes en jugarse el dinero en estos locales. Allí se emiten todo tipo de deportes en abierto, se trata a los mejores clientes con especial deferencia -«te invitan a desayunar, a comer, a beber… a lo que quieras con tal de que gastes», y las apuestas se cobran al instante, al contrario de lo que ocurre en las casas ‘online’, que suelen tardar días en pagar y algunas se quedan con un porcentaje de las ganancias.

Las apuestas suelen ser el comienzo de una adicción. «Luego, lo que ocurre es que se modifica la necesidad de adrenalina que te produce jugar. Necesitas más inmediatez. Algo instantáneo. Y acabas apostando a casi todo en todo, llegando a ganar 1.000 euros en 15 segundos», explica este joven.

 

La ludopatía, ligada a TDAH, fobias sociales o psicosis

 

El 96 por ciento de los casos de adicción al juego patológico está asociado con otros trastornos mentales como trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), fobia social, trastorno obsesivo compulsivo o psicosis. Así lo aseguran los últimos estudios, así como diversos expertos durante las II Jornadas de Adicciones Comportamentales y Patología Dual, organizadas recientemente por la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), la Fundación Patología Dual y el Plan Nacional de Drogas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

ludopatia - poker - bingo - juegos azar - tratamiento ludopatía - La Garriga - adicciones on-line

Jugar excesivamente puede actuar como un mecanismo de escape, o para enfrentar, trastornos mentales subyacentes en un intento de aliviar sentimientos desagradables y para calmar la inquietud del cuerpo. Y es que “De entre todas las adicciones comportamentales, la adicción al juego es la que cursa con más frecuencia con otros trastornos mentales, en concreto, un 96 por ciento de los casos”, afirma el presidente de la Fundación Patología Dual, Néstor Szerman.

 

La diferencia de sexos en la adicción

 

El estudio que acabamos de comentar también reveló que la adicción relacionada con los vídeo juegos y actividades en el ordenador muestra las diferencias de género.

Los hombres suelen generalmente ser más propensos a convertirse en adictos a los juegos en línea, juegos de azar y la pornografía cibernética, mientras que las mujeres lo son a las redes sociales, mensajes de texto y las compras en línea.

 

Ludopatía y mujer, análisis del perfil psicológico

 

Debido a que los hombres y las mujeres con ludopatía presentan diferencias entre sí en diversos planos (desde el tipo de juego, pasando por la evolución del trastorno, hasta las psicopatologías asociadas) el tratamiento de la adicción al juego debe adecuarse a las características específicas del trastorno en cada sexo.

Existe también una doble moral social ante el juego de la mujer. Al hombre se le tolera el juego excesivo en las primeras fases, a la mujer, en cambio, se la tilda rápidamente de «viciosa», lo que conlleva una ocultación del problema más tenaz, al menos externamente, y, por ello, una mayor resistencia a la búsqueda de ayuda terapéutica.

Tradicionalmente el juego ha sido asociado al vicio. En una cultura con tintes machistas, los “vicios” lo toleran mucho más en el hombre que en la mujer. Esto puede retardar el reconocimiento del problema por parte de la mujer, que tiende a ocultar una situación doblemente reprochable: jugadora y mujer.

Por suerte, hoy en día entendemos la adicción como la enfermedad que es, y no como un vicio. Leer artículo completo:  Ludopatía y mujer, análisis del perfil psicológico

No debemos olvidar que el 30% de los ludópatas son mujeres pero sólo el 10% acude a tratamiento

 

Adolescentes y adicción al juego

 

Los jugadores patológicos adultos juegan más a la lotería o tragaperras, mientras que los jóvenes juegan más a las apuestas deportivas y póquer on-line. Por tanto, las nuevas modalidades de juego por Internet se dirigen especialmente al colectivo joven, y las enfermedades que se asocian más frecuentemente a estas adicciones son el TDAH, la fobia social, el trastorno obsesivo compulsivo, la personalidad límite y la psicosis.

 

Ludopatía en adolescentes

 

Apuestas deportivas, póquer online, bingo electrónico o ruletas a través de internet son algunas de las nuevas formas de juego que están enganchando a los jóvenes a través de la red.

En estos últimos años ha descendido la edad en la que los españoles se inician en los juegos de azar. Hasta ahora la edad media del ludópata se situaba entre los 28 y los 35 años, ahora se sitúa entre los 18 y los 25.

Para la mayoría de las personas el juego es ocio pero para algunas es una adicción, una droga. “Cuando se juega más de lo que se quiere y más de lo que se puede es cuando se desata la alarma”.

Las generaciones posteriores a los años ochenta han crecido con videojuegos e Internet, admirando la cultura del dinero fácil y con poca medida del riesgo. Ahora pueden jugar desde su ordenador o su móvil, y esto va a revolucionar el modo en que las personas comienzan a jugar.

Psicológicamente, el juego de azar es un reto a la suerte, mediante el cual una persona proyecta sus esperanzas de cambiar mágicamente el futuro a su favor, o al menos de experimentar el placer del triunfo contra el riesgo del fracaso a pesar del sufrimiento que conlleva la incertidumbre, traduciendo así una conformidad con la realidad, un deseo de huida de la monotonía cotidiana.

El juego en sí es una actividad normal y positiva en la vida de cualquier adolescente. Permite el desarrollo físico, psicológico y social, facilitando que descubra y aprenda las normas sociales y de convivencia. El problema del juego patológico sucede normalmente es los juegos de azar con remuneración económica.

 

Cuando el TDAH presenta comorbilidades

 

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad puede presentarse junto con otros trastornos psiquiátricos asociados. Estos trastornos son lo que llamamos trastornos comórbidos.

Cuando nos encontramos con un TDAH con comorbilidades se complica el diagnóstico, empeora la evolución y puede que exista una menor respuesta al tratamiento:

 

1Se complica el diagnóstico

Si se juntan varios trastornos, a la hora de realizar el diagnóstico es más difícil saber cuáles son los síntomas principales, cuales son causados por un trastorno o por otro, y cuál es el trastorno principal. Por eso es de vital importancia acudir a un especialista para poder hacer un diagnóstico certero.

2

Empeora la evolución

Cuando se juntan varios trastornos, también su evolución se hace más difícil, más complicada. En estos casos, no sólo nos enfrentamos a los síntomas propios de un trastorno, si no a un conjunto de síntomas añadidos que acentúan los problemas propios del TDAH y que, además, requieren tratamientos diferentes.

3

Puede disminuir la respuesta al tratamiento

Cuando se presenta un caso de TDAH con trastornos asociados, nos enfrentamos a diversos síntomas y patologías que requieren tratamientos específicos. Si no se tratan los otros trastornos asociados correctamente, puede verse disminuida la respuesta al tratamiento del TDAH.

 

Trastorno por Uso de Substancias (TUS)

 

Tener TDAH aumenta el riesgo de desarrollar un trastorno por consumo de sustancias (TUS). Además el TDAH se ha asociado con un inicio más temprano del abuso de sustancias, con un mayor número de diagnósticos comórbidos de TUS y con mayores dificultades para mantener la abstinencia tras las desintoxicaciones.prevalencia-TUS-tdahytu

Resulta complicado identificar a los pacientes con abuso de sustancias que también padecen TDAH, por que a menudo se asocian a otros trastornos psiquiátricos que se solapan con muchos de los síntomas del TDAH. Se ha estimado que un 52% de pacientes diagnosticados con TDAH presentan un trastorno por uso de substancias.

 

TDAH y Trastornos por Uso de Sustancias (TUS)

 

Estudios realizados sobre la comorbilidad con TUS han revelado tasas de abuso y dependencia de sustancias más elevadas en sujetos con TDAH que en población general (Wilens et al., 1994; Levin et al.,1998).

En un estudio se halló que el 52% de pacientes diagnosticados de TDAH en la infancia, presentaban un TUS a lo largo de la vida, mientras que en población sin TDAH, este porcentaje era del 27%.

Jóvenes adictos al azar - dejar de jugar - adicciones - jugar online

Asimismo, entre un 32% y 53% de los adultos diagnosticados de TDAH, presentaron de forma comórbida un trastorno por consumo de alcohol y entre un 8-32% un trastorno por consumo de otras drogas. Por otra parte, en estudios realizados con pacientes que consultan por problemas derivados del consumo de alcohol o cocaína, se ha encontrado una mayor prevalencia del TDAH respecto a la población general.

Se estima que entre el 31% y el 75% de pacientes con trastorno por dependencia al alcohol presentan criterios DSM-IV de TDAH en la infancia.

La modalidad de juego ‘on-line’ cumple con “todos los requisitos para ser altamente adictiva”

¿Que síntomas tiene una persona ludópata?

 

Las personas que sufren de ludopatia muchas veces se avergüenzan de ello e intentan que los demás no se den cuanta de su problema.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría (American Psychiatric Association ) define a la ludopatia como el comportamiento que consta de cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Jugar para escapar de los problemas o de sentimientos de tristeza o ansiedad.
  • Apostar mayores cantidades de dinero para intentar recuperar las pérdidas previas.
  • Sentirse inquieto o irritable al tratar de jugar menos o dejar de jugar.
  • Mentir sobre la cantidad de tiempo o dinero gastada en el juego.
  • Haber tenido muchos intentos infructuosos por jugar menos o dejar de jugar.
  • Perder el trabajo, una relación u oportunidades en sus estudios o en su carrera debido al juego.
  • Necesidad de pedir dinero prestado para sobrevivir debido a las pérdidas ocasionadas por el juego.
  • Necesidad de apostar cantidades cada vez más grandes de dinero para sentir excitación.
  • Pasar mucho tiempo pensando en el juego, como experiencias pasadas o formas de conseguir más dinero con que jugar.
  • Cometer delitos para conseguir dinero para jugar.

 

Tratamiento y rehabilitación

 

En el caso de la ludopatía, al igual que en cualquier “conducta adictiva”, es muy importante seguir un tratamiento centrado en la modificación de la conducta y del control de los impulsos.

Es importante remarcar que el ludópata debe combinar, para su efectiva rehabilitación, el tratamiento psicológico profesional con la ayuda de sus pares mediante grupos de reflexión y análisis, además del apoyo del entorno familiar.

En estos grupos se comparten distintas experiencias de otras personas que están atravesando actualmente o ya han superado la adicción al juego.

 

¿Como actuar si sospecha que una persona cercana es adicta?

 

Si usted sospecha que un miembro de su familia o persona cercana padece un trastorno por adicción, lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar.

Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono 646 479 014 o mandar un correo electrónico a info@centrocanrossello.com

 

Artículos relacionados:

Adicción al deporte o vigorexia

Por qué el Candy Crush crea adicción

¿Qué hacer si mi hijo consume drogas? Signos de alarma

En coma tras pasar 16 horas jugando y tomando bebidas energéticas

Uso y abuso de metilfenidato (Rubifen, Concerta, Ritalin…)

Intoxicación etílica: cómo actuar

El 30% de los ludópatas son mujeres pero sólo el 10% acude a tratamiento

¿Que síntomas tiene una persona ludópata?

Aumenta la ludopatía tras la legalización del juego por internet

Adicción a las compras: compras compulsivas