La adicción, presente en la mayoría de trastorno mental: Patología Dual

Más de la mitad de los pacientes tratados en las unidades de Salud Mental padecen de forma simultánea un trastorno mental y una adicción y, en la mayor parte de los casos, no reciben el tratamiento adecuado por parte de los profesionales que no abordan ambas patologías de forma conjunta.

La patología dual es la existencia en una misma persona de un trastorno adictivo y otro trastorno mental y está relacionada con procesos neurobiológicos y medioambientales, involucrados en el comportamiento de las adicciones con o sin sustancia. Lejos quedan ya esas afirmaciones erróneas que decían que la adicción se desarrollaba en personas entregadas al placer, el vicio o con  “debilidad de carácter”. Por suerte, a fecha de hoy, la gran parte de la sociedad es consciente que la adicción es una enfermedad. Y que nadie elige ser adicto.

Trastornos de personalidad - trastorno bipolar - tlp - TDAH - patología Dual - tratamiento - desintoxicación

“La drogodependencia no es un vicio sino una enfermedad y no es drogodependiente el que quiere, sino el que le toca”

 

Patología Dual, cuando enfermedad mental y adicción van de la mano.

 

Lo llaman el síndrome de la puerta equivocada o puerta giratoria. Ni lo tratan por sí solos los centros de atención a la adicción ni tampoco las unidades de Psiquiatría del sistema público de salud. La patología dual, en la que conviven los trastornos mentales y el consumo de sustancias psicoactivas, aún parece ser invisible a pesar de su magnitud.

Al menos el 70% de los pacientes adictos padece una alteración psiquiátrica y se calcula que alrededor del 41% de las personas con enfermedad psiquiátrica tiene problemas con el abuso de sustancias. El 55,28% de ellos consume dos o más sustancias estupefacientes. La cocaína (62,7%), el alcohol (61,12%) y los derivados del cannabis (23,15 %) son las drogas más consumidas entre ellos.

Una doble afectación que, en la mayoría de los casos, se ignora, por lo que resulta imposible establecer un abordaje correcto y eficaz. “Si tienes un paciente con esquizofrenia y no consideras su adicción, las drogas que ingiera van a interferir en su tratamiento antipsicótico, requiriendo dosis mucho más altas, lo que conlleva efectos secundarios y, al final, el paciente abandona la medicación”, expone una de las expertas más relevantes en esta materia, Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU.

Por otro lado, si lo que se desconoce del adicto es el trastorno mental que puede haber detrás, el fracaso de la terapia está casi asegurado.

 

¿Qué se entiende por Patología Dual en la actualidad?

 

En la actualidad, existen evidencias que señalan que un número importante de personas sufre simultáneamente trastornos adictivos y psiquiátricos.

Esta comorbilidad, incuestionable en ciertos casos, viene constatándose en múltiples y recientes estudios, por lo que supone un reto llegar a conseguir un consenso en torno a aspectos fundamentales relacionados con lo que se ha denominado Patología Dual.

En los últimos años se está produciendo una importante sensibilización al respecto y esto es debido a la demanda que en los servicios de atención a las drogodependencias y en losservicios de salud mental viene produciéndose relacionada con personas que sufren estos trastornos.

Se trata de una patología más común de lo que se piensa ya que, por ejemplo. Según el estudio longitudinal ‘NESARC’, hecho en Estados Unidos, pone de manifiesto que el 50 por ciento de los trastornos mentales se acompañan de conductas adictivas. También, prosigue, otros estudios indican que el 70 por ciento de la población clínica que demanda atención por problemas con sustancias presenta patología dual”.

Por ello, parece deseable conseguir el objetivo de definir un conjunto de intervenciones rigurosas y validadas que permitan abordar eficazmente los problemas que sufren las personas afectadas por esta doble problemática.

Patología Dual - consumo de drogas - trastorno bipolar - adicciones La Garriga

“Hallar un paciente con un trastorno mental que además presente una adicción o viceversa no es nada excepcional. Todo lo contrario, hoy en día podemos decir que es la norma. Por eso, debemos pensar en patología dual en cualquier sujeto que demanda atención por una adicción o diagnóstico psiquiátrico. Las dos situaciones clínicas, el trastorno mental y el trastorno por abuso de sustancias, deben ser tratadas al mismo tiempo”, afirma Néstor Szerman, presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD).

 

Características de los pacientes con Patología Dual

 

Este tipo de pacientes presentan numerosas dificultades clínicas que dificultan el manejo, el tratamiento y ensombrecen el pronóstico:

  • Efecto psicotomimético de las drogas per sé.
  • Menor cumplimiento terapéutico.
  • Mayor tasa de recaídas y hospitalizaciones.
  • Refractariedad relativa al tratamiento neuroléptico.
  • Aumento de la agresividad (hacia sí o hacia otros).
  • Mayor incidencia de problemas legales y sociales (menor apoyo sociofamiliar, desempleo, vagabundeo,…)
  • Inicio más temprano de la enfermedad mental.
  • Adopción de roles sociales “marginales”.

 

Tratamiento adecuado en Patología Dual

 

El planteamiento básico de un tratamiento integral es el de aunar en un programa especial los elementos tanto de tratamiento psiquiátrico como del abuso de sustancias. Pero, además, que dicho programa tenga una garantía de continuidad.

Se suele indicar la preferencia de efectuar el tratamiento de ambos trastornos por un mismo profesional clínico o dentro de un único programa, para lograr así una mejor coordinación e integración del mismo. Siempre que intervengan en el tratamiento dos terapeutas o programas independientes, debería existir una comunicación frecuente entre el personal para evitar los posibles mensajes contradictorios y la manipulación por parte del paciente.

El modelo de tratamiento integral no es a corto plazo; es decir, hasta que se resuelva la situación aguda de consumo o estabilización de la clínica psiquiátrica. Debe ser un modelo a medio-largo plazo insertado en un proceso de rehabilitación Psicosocial.

 

Para aplicar un tratamiento específico y adecuado a la patología dual es necesario realizar una evaluación diagnóstica rigurosa, que incluya:

– Adecuada anamnesis psiquiátrica
– Antecedentes de tratamiento
– Historia familiar
– Evolución
– Observaciones del paciente durante un período sin consumo de sustancias

 

Pacientes de puerta giratoria

 

Es por eso que los pacientes con patología dual se les conoce como “pacientes de puerta giratoria” ya que, en muchos casos, suelen tener varios ingresos en diferentes unidades. Digamos que una vez marchan de alta hospitalaria, vuelven a reingresar al cabo de un tiempo, con un cuadro de descompensación similar al que generó el último ingreso en nuestro centro.

Son pacientes que suelen ser visitados por diferentes especialistas que no acaban de dar con un tratamiento adecuado. Pacientes que entran y salen de de hospitales y centros.

 

Tratamiento específico en pacientes con Patología Dual

 

El abordaje terapeútico de estos pacientes presenta, así, ciertas peculiaridades a tener en cuenta, debido a las interferencias mutuas entre los tratamientos específicos para el trastono y para la adicción, -tanto en el campo farmacológico como psicoterapeútico-, la baja adhesión al tratamiento que caracteriza a este grupo de pacientes, la carencia de recursos asistenciales específicos y la elevada incidencia de problemas legales y sociales que suelen acompañar a estos pacientes.

Por este motivo, se requieren un tratamiento de actuación específicos que contemplen la comorbilidad de la patología dual con el abuso de sustancias.

Según estudios realizados por la SEPD, entre las personas bipolares, más del 60% sufre adicción a sustancias; entre los pacientes con depresión, el 30% y hasta el 80% de quienes padecen trastornos de ansiedad tienen problemas específicamente con el alcohol.

 

¿Cómo actuar? Cuándo contactar a un profesional

 

Hay que tener en cuenta que estas alteraciones que vive el individuo interfieren de una forma directa en planos básicos de la felicidad en la rutina cotidiana, por ejemplo, en el plano de sus relaciones personales, en su rendimiento laboral y en su rutina cotidiana como consecuencia de una percepción diferente.

En ocasiones, las personas con patología dual no piden ayuda hasta que han tenido un problema grave como consecuencia de este trastorno y se dan cuenta de que necesitan ayuda profesional para poder tener una mejor calidad de vida y gestionar mejor las emociones. Acudir a un especialista de salud mental es importante para poder obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado ya que muchos casos de trastorno de personalidad mejoran con la ayuda del tratamiento oportuno.

Consulte con un profesional si usted o alguien que conozca tienen síntomas del alguno de los trastornos que hemos comentado. Es especialmente importante buscar ayuda de inmediato si usted o alguien conocido están teniendo pensamientos de suicidio.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar consiguiendo un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de información: 646 479 014

 

También puede interesarle:

No te conviertas en una etiqueta. Somos más que nuestros síntomas.

Hoy se suicidarán 10 personas en España y 20 más lo intentaran

Patología dual, ¿primero el huevo o la gallina?

Síndrome del emperador o del niño tirano: cómo detectarlo

La potomanía, un trastorno desconocido

El síndrome Selfie: de la moda al narcisismo

Cataluña se plantea prohibir adopciones de países del Este por “alcoholismo fetal”

Lavarse las manos… ¿higiene o trastorno obsesivo compulsivo?

Encefalopatía de Wernicke-korsakoff

Esto es lo que realmente significan los tatuajes de punto y coma

Patología Dual, cuando enfermedad mental y adicción van de la mano.