Los españoles consumen más hipnosedantes que cannabis

Los españoles están más enganchados a los hipnosedantes que al cannabis. Así de tajante se muestra la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES), publicada esta semana. Y no es la primera vez que dicha encuesta observa esta tendencia.

La sustancia adictiva más extendida entre la población es el alcohol, seguido del tabaco y los hipnosedantes –tranquilizantes y somníferos-. Estos últimos han sido consumidos por el 12% de los españoles en el último año y además, la mitad de ellos los toman a diario.

En la última década, la prevalencia del consumo de psicofármacos con y sin receta ha aumentado 6,9 puntos porcentuales, mientras el consumo de cannabis ha bajado 1,7 puntos.

Podemos afirmar, sin duda alguna, que el consumo de drogas legales supera el de las ilegales en todos los tramos de edad de la encuesta sobre alcohol y otras drogas.

 

Los españoles consumen más drogas legales que ilegales

 

Entre las sustancias ilegales, el cannabis se sitúa a la cabeza (un 9,5% de la población lo consume). Le sigue la cocaína con un 3,9%, mientras que otras drogas como el éxtasis, los alucinógenos y el speed no llegan al 1% de españoles.

Por edades, el alcohol, el tabaco y el cannabis son más habituales entre los jóvenes de 15 a 34 años. Mientras que las sustancias compradas en la farmacia como los hipnosedantes se consumen con más frecuencia en un rango de edad mayor: a partir de los 35 y con más incidencia en adultos de 45 a 64 años.

Adicciones y trastorno de conducta - adicción - trastorno de personalidad - Pedro García Aguado

Por sexos, el consumo de alcohol y drogas ilegales está más extendido entre los hombres y en cuestión de sustancias farmacológicas, las mujeres son las mayores consumidoras.

El cannabis se mantiene estable. El fumador típico es un hombre en un 74% de los casos y el 60% tiene entre 15 y 34 años. En 2013 fumaban a diario el 1,9% de la población, un dato que subió al 2,1% en 2015. 93.000 menores de entre 15 y 17 años lo empezaron a consumir en 2015.

 

España, uno de los países europeos donde más droga se consume

 

España es de los países europeos donde más droga se consume. Sobre todo destaca en el uso de cocaína y cannabis, en los que está en los primeros puestos en Europa, según el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías. Pero son las sustancias que se venden en farmacias (tranquilizantes, somníferos e hipnosedantes) las más consumidas y las que mayor crecimiento han experimentado. Mientras los adultos utilizan estas drogas legales, los adolescentes se inician en el consumo de sustancias psicoactivas con el cannabis.

También se consolida la tendencia descendente del consumo de extasis, anfetaminas, alucinógenos e inhalables volátiles, mientras que el 3,5 por ciento de la población dice haber probado alguna vez en su vida alguna nueva sustancia psicoactiva, frente al 3 por ciento de la anterior encuesta. Son consumos experimentales practicados mayoritariamente por hombres de 25 a 34 años.

 

Los efectos secundarios del cannabis

 

“El cannabis mata en carreteras mucho más que otra sustancia, aunque no mate por sobredosis”, nos afirmaba el delegado del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, Francisco Babín. El informe más reciente del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), publicado en julio de 2016, indica que “de los conductores fallecidos que dieron positivo a las diferentes sustancias analizadas (275 conductores en total), el 67% había ingerido alcohol, a más del 30% se le detectó algún tipo de droga y más del 26% había consumido psicofármacos”.

Pero en ese 30% no es el cannabis la sustancia más detectada, como dice el citado informe, sino la cocaína (49% de los positivos), seguida del cannabis (44%) y los opiáceos derivados de la morfina (14%).

drogas - tratamiento adicciones - dejar drogas - adolescentes - alcoholismo - tratamiento Garriga

 

España, el país con mayor índice de “conductores drogados”

 

Así es. Gracias a los resultados de las investigaciones, sabemos que de los 13 países europeos participantes en el estudio, España ostenta el porcentaje más elevado de conductores que conducen bajo el efecto de alguna droga (7,63%) y de los que lo hacen bajo los efectos de alcohol, drogas y medicamentos al mismo tiempo (1,14%).

Además, España es el segundo país, por detrás de Italia, con mayor prevalencia de positivos (14,85%) en alcohol o drogas o medicamentos, tres veces (4,43) el valor de la media del resto de países, y segundo también de positivos (0,57%) en policonsumo (combinación de drogas y/o medicamentos). El cannabis es la droga más frecuente entre los conductores españoles, seguida por los estimulantes.

Los distintos tipos de drogas –depresoras (alcohol y opiáceos), estimulantes (anfetamina y cocaína), perturbadores de las percepciones (cannabis)-, deterioran de manera clara la capacidad para conducir con seguridad, si bien los mecanismos neurobiológicos implicados en esta acción pueden ser diferentes. En cualquier caso, conducir con la presencia de drogas se asocia a un incremento en el riesgo de verse implicado en una colisión de tráfico fatal, con fallecimiento.

 
Artículos relacionados:

Rotundamente no. Conducir drogado no es normal

¿Como detectar la adicción a los fármacos? ¿Como actuar?

Medicamentos de prescripción: Abuso y adicción

Potomanía: Cuando beber agua se convierte en una obsesión

Día Mundial de Prevención del Suicidio

Generación postureo: el afán de mostrar a los demás lo felices que somos

¿Tristeza o depresión? La importancia de saber distinguirlas

¿Qué es el sexting? La moda que crece entre los jóvenes

¿Cómo saber si una persona es adicta al alcohol?

© 2017 Elena Martí Nabona para Centro Can Rosselló