Un niño de 10 años muerto por fentanilo, el rostro inocente de la epidemia de opioides

El sur de Florida no sale de su conmoción. Un niño de 10 años, llamado Alton Banks, se convirtió en la víctima más joven por sobredosis de opioides. El pequeño cursaba quinto grado en la escuela Frederick Douglasde Miami, cuya comunidad permanece en shock.

El terrible hecho sucedió el 23 de junio pasado, cuando Alton regresaba a su vivienda en Overtown, Miami, luego de haber pasado una tarde en la piscina comunitaria. Llegó caminando, pero al abrir la puerta de su casa, su madre, Shantell Banks, notó que algo no estaba bien. El niño comenzó a vomitar. Minutos después, se desplomó. Murió camino al hospital.

Alton Banks era un niño de 10 años que estudiaba quinto grado de primaria en la escuela Frederick Douglas de Miami.

Las pruebas preliminares de toxicología muestran que Alton Banks tenía el potente analgésico fentanilo en su sistema cuando se desplomó.

Según los investigadores, no hay evidencias de que el menor entrase en contacto con la sustancia en su casa. Creen que pudo estar expuesto a ella en la piscina o en su regreso a casa, en la comunidad Overtown de Miami, muy afectada por la epidemia de opiáceos.

Los investigadores siguen tratando de descubrir qué ocurrió en el último día de vida del pequeño. La Oficina Forense de Miami-Dade está realizando pruebas adicionales, y aun debe emitir un informe final. Pero la fiscal Katherine Fernandez Rundle habló en público del asunto debido a su singularidad, y a la necesidad de recabar información del público sobre cómo Alton llegó a estar en contacto con esa droga.

Evzio, sobredosis de heroína, opiáceos, adicción a los analgésicos

“El niño estaba simplemente jugado en el exterior, como todos queremos que hagan los niños”, dijo Rundle. “Esperamos fervientemente que alguien se nos acerque y nos dé información que pueda esclarecer esta muerte tan terrible”.

La madre del pequeño, Shantell Banks, recibió el informe forense preliminar la semana pasada. Estaba demasiado conmocionada para poder hablarle mucho al Herald, pero afirmó que su hijo era “un niño simpático” que quería ser ingeniero y que era fanático de los Panthers de Carolina. “Su jugador preferido era Cam Newton”.

Casi 300 muertes por sobredosis el año pasado se debieron al fentanilo o uno de sus derivados, según la Oficina Forense de Miami-Dade. En todo el estado, se responsabilizó al fentanilo y productos afines por 853 muertes en la primera mitad del 2016. De ellos, nueve eran menores de 18 años.


Pero… ¿Qué es el Fentanilo?


El Fentanilo es un anelgésico muy potente, hasta 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más que la heroína que se utiliza como anestésico y en la administración del dolor crónico.

Este opiáceo sintético que es hasta 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más que la heroína (sintetizado por primera vez en 1960 por un farmacéutico belga) ha irrumpido con fuerza en las calles aprovechando la epidemia de adicción a los opiáceos que recorre Norteamérica.

El Fentanilo es clasificado por las autoridades de los E.E.U.U. como narcótico y hasta la fecha, doce análogos del fentanilo que se han desarrollado para el uso en la calle han sido determinados por las personas del tráfico de drogas.

El Fentanilo puede ser ahumado, esnifado o inyectado.

 

Medicamentos opioides: puerta de entrada a la heroína


La imagen de la heroína sigue, en buena medida, asociada a la epidemia de final de los años setenta y principios de los ochenta.

Nuestra mente asocia la heroína a “yonquis esqueléticos” que pasan el día buscando cómo agenciarse la próxima dosis. Nada que ver con las últimas víctimas ilustre que se han cobrado el abuso de esta droga, como algunos actores estadounidense de unos 45 años de medía, al que la policía suelen encontrar muertos en sus lujosos apartamentos de Nueva York con una jeringuilla en el brazo. Leer más Medicamentos opioides: puerta de entrada a la heroína

 

¿Qué son los opioides?


Los opioides son medicamentos que alivian el dolor. Reducen la intensidad de las señales de dolor que llegan al cerebro y afectan las áreas del cerebro que controlan las emociones, lo que disminuye los efectos de un estímulo doloroso. Los medicamentos que pertenecen a esta clase incluyen la hidrocodona (por ejemplo, la Vicodina), la oxicodona (por ejemplo, el OxyContin y el Percocet), la morfina (por ejemplo, el Kadian y la Avinza), la codeína y otros medicamentos relacionados.

Las sobredosis por ingerir analgésicos opiáceos son la primera causa de muerte por lesión, superando a las provocadas por accidentes de tráfico, según explicaron las mismas fuentes. Hasta ahora, la naloxona solo se administraba en los centros médicos.

Las autoridades aseguran que el dispositivo ayudará a prevenir unas 16.000 muertes cada año atribuibles al abuso de analgésicos opiáceos, “debido a que las víctimas de sobredosis suelen sufrir pérdida de conocimiento, permitir a los familiares y cuidadores el uso fuera de los hospitales puede marcar una gran diferencia entre la vida y la muerte de los pacientes”.

fentanilo heroína drogas opiáceos - Vuelve la heroína…

En diez años, estas sobredosis han causado más fallecimientos que el abuso de cocaína y heroína de forma conjunta.


Prescripción de opioides y benzodiazepinas 


Lejos de ser un fenómeno en proceso de estar controlado, es un problema que en este siglo XXI está en expansión constante. Las prescripciones de opioides y de opioides con benzodiazepinas y otros psicofármacos están todas experimentando un crecimiento exponencial.

En EE UU en el año 2013 los médicos de atención primaria prescribieron 92 millones de recetas de opioides. A esto hay que sumarle las recetas que pueden emitir otros profesionales sanitarios no médicos, como las enfermeras practicantes (nurse practitioners) y los asistentes de médicos (physician assistants), dos colectivos que en ese mismo año emitieron 30 millones de recetas de opioides. Además, los médicos de atención primaria prescribieron 53 millones de recetas de benzodiazepinas en 2013, cuatro veces más que las prescritas por psiquiatras (13 millones de recetas de benzodiazepinas)

Actualmente se puede afirmar que el número de muertes por sobredosis con opioides prescritos por el sistema sanitario eran superiores a las sobredosis de heroína y cocaína juntas. El estudio estaba encaminado a analizar los factores de riesgo de esas muertes según los patrones de prescripción.


Analgésicos: Señales de Abuso y Adicción a los analgésicos


Los analgésicos opioides producen una euforia de corta duración, pero también son adictivos.

El consumo prolongado de analgésicos puede llevar a la dependencia física. El cuerpo se adapta a la presencia de la sustancia y si uno deja de consumir la droga de forma repentina, pueden presentarse síntomas de abstinencia. O el cuerpo podría desarrollar una tolerancia a la droga, lo que significa que se deben consumir dosis más fuertes para conseguir los mismos efectos.

Como todas las drogas, los analgésicos simplemente ocultan el dolor por el cual se toman. No “curan” nada. Una persona que continuamente intenta aliviar el dolor podría llegar a tomar dosis cada vez mayores, sólo para descubrir que no puede pasar a través del día sin la droga.

Seguir leyendo… Analgésicos: Señales de Abuso y Adicción a los analgésicos.

 

Temas relacionados:

Dejar las pastillas o fármacos. ¿Como detectar la adicción a los fármacos?

Una niña de 4 años reparte heroína en su guardería pensando que eran caramelos

De cuando la heroína se vendía en farmacias …

La actividad cerebral en la adicción al sexo es similar a la de la drogadicción

Robin Williams y las drogas: una relación de amor y odio

La mayoría de los que abusan de los analgésicos no están preparados en caso de sobredosis

Tanorexia y tanofobia: adicción y aversión al sol

Prevenir el suicidio en adolescentes y jóvenes

Desmontando los 10 grandes mitos sobre las personas con enfermedad mental

Esquizofrenia y otras psicosis