Detenido un narco colombiano por dejar morir a una ‘mula’ para sacarle la droga

Ya han pasado cuatro años desde que apareciera en Ojén un cadáver con el abdomen cosido. Desde el primer momento, los investigadores pensaron que la víctima, un joven abogado, residente en Fuengirola y de alto nivel cultural, transportaba droga en el interior de su cuerpo.

Pues bien, cuatro años después, la Guardia Civil ha detenido al supuesto autor de ese homicidio, un narco colombiano, J. A. V. H..

Según los investigadores, el arrestado pertenece a una red de tráfico de drogas que contrató como mula al fallecido y que, tras dejar agonizar hasta morir (que sufrió una obstrucción intestinal por la gran cantidad de bellotas de cocaína que había ingerido), le extrajo el estupefaciente del estómago.

 

Tras encontrar el cuerpo del abogado, de doble nacionalidad española y colombiana, los agentes iniciaron las pesquisas. Los investigadores averiguaron que el fallecido, J. A. U. I., atravesaba entonces una fuerte crisis económica. El desarrollo de la operación les llevó hasta el ahora detenido, un narcotraficante de una organización con gran parte de su infraestructura en Colombia y que se dedicaba a introducir cocaína en España mediante correos humanos. Estos realizaban largos vuelos por la ruta alternativa Chile-España, para evitar el trayecto caliente Colombia-España (más vigilado por la policía).

El seguimiento del arrestado resultó “muy difícil”, ha asegurado la Guardia Civil, ya que este usaba diferentes identidades, cambiaba de domicilio en distintas localidades de Córdoba y Sevilla, y adoptaba a diario medidas de seguridad y autoprotección para sí y su familia. En el registro practicado en su domicilio se han incautado 334 gramos de coca, 570 gramos de anfetamina, 36 gramos de polen de hachís, una balanza de precisión y abundante documentación.

 

Un kilo de cocaína en el estómago

 

La autopsia practicada al fallecido arrojó que este murió por una obstrucción intestinal, ya que transportaba en el estómago cerca de un kilogramo de cocaína. En el cadáver no se hallaron bellotas o restos de droga derivados una posible rotura de alguna de las bolas de cocaína. Sin embargo, se encontraron restos de analgésicos. “Que posiblemente le facilitó la organización para mitigar el dolor que tuvo que sufrir hasta que falleció”, ha apuntado la Guardia Civil.

Los miembros de la red extrajeron tras la muerte del abogado la droga que llevaba en su interior y, a continuación, cosieron perfectamente su estómago con hilo de pescar. Arrojaron después su cuerpo desnudo y sin documentación alguna en el citado paraje de Ojén, con el fin de evitar su identificación.

Droga escondida en el cuerpo, bolsas de cocaína, tráfico de drogas, dejar la coca

 

Mulas, un desafío a la muerte

 

Las mulas son personas que cada año tratan de traspasar fronteras con droga en su organismo. No hablamos de gente que se drogue, sino de gente que utiliza su cuerpo como vehículo de estas sustancias. Su nombre viene de los años 70, cuando los narcotraficantes utilizaban estos animales para contrabando de marihuana.
En su mayoría son personas necesitadas, sin otra alternativa, gente engañada, que no conoce a los narcotraficantes que están detrás del negocio, y si los conocen suelen estar amenazadas o coaccionadas.

Las mulas no sólo suponen un desafío a la autoridad, sino un desafío a la muerte. Son personas que exponen sus vidas. Un adulto puede cargar hasta un kilo y medio de droga en su organismo. El límite para expulsar las cápsulas es de uno a dos días. Cumplido el plazo, el riesgo de muerte aumenta dramáticamente, porque los jugos gástricos comienzan a actuar sobre las cápsulas y la posibilidad de que se rompan es muy elevada. Los traficantes preparan a sus mulas con días de anticipación.

Para que las mulas resistan un viaje de doce o quince horas en avión, los traficantes les dan un medicamento que retarda los movimientos digestivos y que actúa como tranquilizante. Les recomiendan llevar una bolsa escondida para devolver la comida que les dan en el avión y, de esta manera, evitar el ojo del personal aéreo, que en ocasiones denuncian a los que no comen y parecen sospechosos, sobre todo si provienen de los países denominados “de alto riesgo”.

 

Redes de Narcotráfico

 

Las redes de crimen organizado pagan elevadas sumas a personas que cruzan fronteras con pequeñas bolas de droga en el interior del cuerpo. Estos traficantes, a los que se denomina mulas, ponen en riesgo su vida con cada viaje. Ingieren los estupefacientes recubiertos de plástico, pero los jugos gástricos pueden disolver el envoltorio y provocarle una sobredosis o la muerte. En 2006, un pasajero de Sierra Leona que volaba de Málaga a Londres falleció por una parada cardiorespiratoria. Dos de las 90 cápsulas de cocaína que llevaba dentro del cuerpo se rompieron.

 

¿Sabes cuantos años de cárcel te pueden caer por viajar con droga?


El número de españoles detenidos en cárceles extranjeras ascendía en junio de 2013 a un total de 2.523, de los que el 81% (2.054) estaban condenados por tráfico y/o consumo de drogas, lo que supone un 25,71% más que en 2008, según los datos del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Pero, ¿cuantos años de cárcel “les caen”?

Tráfico de drogas, adicciones, dejar de tomar cocaína, desintoxicación cocaína, adicción, La Garriga

 

También le puede interesar:

¿Donde va oculta la droga? 15 escondites insólitos

Detenido un veterinario que implantaba heroína en perros que enviaba a EE UU

Acude a un hospital de Lleida para que le extraigan casi 50 bolas de hachís

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS