España casi duplica la media mundial en consumo de alcohol

En 2012 murieron 3,3 millones de personas en el mundo por el consumo nocivo de alcohol, según revela hoy un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Cada español consume a lo largo de un año una media de 11 litros de alcohol. Al menos ese es el estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que nos coloca por encima de la media europea, situada en 10,9 litros de alcohol al año y sobradamente superior a la media mundial con 6,2 litros de alcohol por persona al año.

Dicho informe, que utiliza datos relativos al periodo de 2008 y 2010, denota cierto descenso en el consumo a nivel europeo con respecto al periodo 2003-2005, cuando la media era de 12,2 litros. Asimismo, la proporción de bebedores con respecto al total de la población europea también se ha reducido, pasando del 68,8% al 66,4%.

ebriorexia - adelgazar con alcohol - problemas alcohol - dejar de beber - anorexia y alcohol - drunkorexia

Este descenso, según la directora regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab, es fruto de las medidas que han adoptado algunos países para controlar el consumo, tales como las restricciones de su consumo y su venta entre los menores, una subida de impuestos o la prohibición de la publicidad.

El ritual ‘made in Spain’ de las cañas es la principal causante de esta superioridad. Y es que la bebida espirituosa más consumida por los españoles es la cerveza (50%), seguida de las bebidas de alta graduación con un 28% y del vino con un 20%.

Sin embargo, a nivel mundial las bebidas espirituosas son las preferidas con un 50%, seguidos de la cerveza con 34,8% y a penas un 8% prefiere el vino. Además, el informe realizado por la agencia sanitaria de Naciones Unidas señala que es ligeramente inferior la media a nivel nacional con respecto a la mundial si se barema la cantidad ingerida en los últimos 12 años, con 16,4 litros en España frente a los 17 litros a nivel mundial.


El estudio muestra además como las consecuencias negativas de su consumo afectan más a los hombres que a las mujeres. Lo que explica la considerable diferencia entre las borracheras de la población masculina (31,8%) y la femenina (12,6%).

La OMS ha elaborado este informe para alertar de las consecuencias mortales del consumo de alcohol, al que achacan más de 3,3 millones de muertes en el mundo cada año. Por ello, la agencia sanitaria de Naciones Unidas pide a los Gobiernos nacionales seguir trabajando para frenar estas fatales consecuencias.

 

Europa, el mayor consumo per cápita



Europa es la región con el mayor consumo de alcohol per cápita, con un promedio de 10,9 litros de alcohol por año entre 2008 y 2010. No obstante, en esta zona así como en África y América la tendencia se ha estancado en los últimos cinco años. En cambio, se han registrado aumentos en Asia sudoriental y en el Pacífico occidental.

Europa está todavía 4,7 litros por encima de los 6,2 litros de alcohol puro por año que marca la media mundial.


Por países, donde más litros de media se consumen al año es:

– Bielorrusia, con 17,5 litros de alcohol por habitante

– Moldavia con 16,8 litros de alcohol por habitante

– Lituanía con 15,4 litros de alcohol por habitante

– Rusia con 15,1 litros de alcohol por habitante

– Rumanía con 14,4 litros de alcohol por habitante



En el extremo opuesto, los países donde menos alcohol se consume son:

– Turquía, con 2 litros de alcohol por habitante

– Azerbayán con 2,3 litros de alcohol por habitante

– Israel con 2,8 litros de alcohol por habitante.

 

España se sitúa en torno a la media europea, con 11,2 litros de alcohol al año por habitante, una cifra que no obstante casi duplica la tasa mundial.

El 13,4% de la población española mayor de quince años había bebido en 2011 un mínimo de alcohol –60 gramos– en los últimos treinta días.


Más hombres que mujeres


Por sexo, hay más muertes por causas relacionadas con el consumo de bebidas etílicas entre hombres (7,6%) que entre mujeres (4%), aunque también hay evidencias de que ellas podrían ser más vulnerables a los problemas de salud asociados con el alcohol.

«Alrededor del 16% de los bebedores consumen alcohol esporádicamente con el botellón, que resulta ser el más perjudicial para la salud», explica Shekhar Saxena, director de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

Para el experto, «los grupos con menos ingresos son más susceptibles, carecen de atención sanitaria de calidad y están menos protegidos por las redes familiares o comunitarias».

 

Asciende el consumo de alcohol en forma de atracón


La encuesta refleja que el alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva más consumida, pese a que también registra un ligero descenso. Concretamente, el 76% lo ha consumido en los últimos doce meses y el 62% en los últimos 30 días, aunque en el último mes la prevalencia de personas que lo han tomado a diario es de un 10%.

alcohol - centro de desintoxicación - cómo actuar ante una intoxicación etílica - dejar el alcohol

Aunque, aún disminuyendo las borracheras en ambos sexos y para todos los grupos de edad, ha ascendido ligeramente el consumo de alcohol en forma de atracón ya que el 15% de los encuestados reconoce que ha consumido de esta forma en los últimos 30 días (14,9% en 2009), especialmente a aquellos con edades comprendidas entre 20 y 29 años.

En este punto, los datos también han revelado que el 22% de los hombres de entre 15 y 19 años y el 17% de las mujeres han bebido de manera compulsiva alguna vez en los últimos 30 días. “Ha habido un aumento del consumo en los días laborables, porque los jóvenes han adelantado el inicio del fin de semana al jueves”, ha apostillado.

Leer el artículo completo en Asciende el consumo de alcohol en forma de atracón

 

Menores y alcohol. Atracón y botellón

 

Los datos de la última Encuesta Estatal sobre el uso de Drogas en Estudiantes de Secundaria (Estudes) muestran que un 74% de los menores de edad (el trabajo ha preguntado a 27.500 de 14 a 18 años) ha bebido en el último mes, lo que puede equipararse a un consumo frecuente; un tercio de ellos se ha emborrachado en ese periodo y este fenómeno se concentra en los fines de semana en lo que ya se denomina de manera generalizada, aunque la Real Academia no lo haya incorporado todavía, botellón.

El policonsumo de bebida y drogas es más común en los botellones.

La encuesta incide especialmente en una manera de beber: el botellón, esas reuniones de menores (y no tan pequeños) que todo el que viva cerca de una plaza céntrica, una playa, un descampado o un parque de una ciudad española conoce.

Y, asociado a él, la borrachera por atracón (binge drinking en inglés, tomar cinco copas en dos horas). Por ejemplo, el sondeo señala que el 62% de los menores ha practicado en un botellón, y que, de ellos, un 74,1% se dedicó a la ingesta rápida y concentrada de bebidas.

Leer el artículo completo: Menores y alcohol. Binge drinking o atracón

 

Adicción al alcohol


Según explica la institución en un comunicado, beber alcohol no solo genera dependencia sino que incrementa el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades entre las que se encuentran la cirrosis y algunos tipos de cáncer.

El informe sobre la situación mundial del alcohol y la salud en 2014 revela el perfil de consumo de alcohol en cada uno de los 194 países de los Estados miembros de la OMS, así como su impacto en la salud pública y en las normativas políticas.

Los datos indican que, de media, los mayores de quince años de edad beben alrededor de 6,2 litros de alcohol cada año. Sin embargo, solo lo consume el 38,3% de la población, lo que significa que en realidad los bebedores ingieren 17 litros.


Las medidas de la OMS


«Aún queda mucho por hacer para proteger a la población de las consecuencias negativas del alcohol», señala Oleg Chestnov, director general adjunto para las Enfermedades No Transmisibles y la Salud Mental de la OMS. «El informe muestra claramente que no hay lugar para la complacencia cuando se trata de reducir su consumo».

Así, en algunos países ya se han adoptado medidas como el aumento de los impuestos sobre el alcohol, el incremento del límite de edad o la regulación de la comercialización de bebidas alcohólicas.

La OMS está apoyando a los países en la creación de nuevas políticas en este ámbito. En 2011 fue aprobada esta estrategia en la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En ella, se concluyó que el alcohol es uno de los cuatro factores de riesgo que contribuyen a las epidemias causadas por enfermedades no transmisibles.


También puede interesarle:

Ebriorexia “la obsesión de adelgazar con alcohol”

Robin Williams y las drogas: una relación de amor y odio

Intoxicación etílica ¿Cómo actuar?

Cómo actuar con la adicción a la cocaína de tu pareja. Coadicción o codependencia

200.000 personas mueren cada año por el consumo de drogas ilícitas


© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS