Desmontando los 10 grandes mitos sobre las personas con enfermedad mental

Los estudios sobre las enfermedades mentales han tenido un gran avance en los últimos años, pero antes de esto la ciencia estuvo estancada por mucho tiempo, y algunas creencias populares y religiosas prevalecieron sobre lo racional, creando mitos acerca de ellas, que era y es necesario erradicar. Ya va siendo hora de romper con el estigma…



1- Son violentas, peligrosas.

En realidad son más susceptibles de ser víctimas de un acto violento que de cometerlo. Esta imagen distorsionada está muy relacionada con la imagen que dan los medios de comunicación, los titulares sensacionalistas y el cine que relacionan esta con crímenes y actos violentos o delictivos, utilizando términos peyorativos como “loco” o “perturbado”. Desde luego no son fuentes científicas y no hay base científica para esta afirmación.

2- Tienen doble personalidad.

Esta es una falsa creencia que también se ha fomentado en el cine y lleva a creer que las personas con esquizofrenia tienen doble personalidad o personalidades múltiples, no es así. La esquizofrenia es un término que describe fragmentación del pensamiento y de los sentimientos, pero no de la persona. La persona es una y única.

3- No pueden vivir con los demás

Pueden vivir con los demás si quieren, claro, o con su familia, o en pareja, o solos. Cada persona es diferente, pero todas podemos necesitar apoyos para poder llevar una vida lo más autónoma e independiente posible.

4- Las enfermedades mentales son incurables y nunca se recuperarán.

Pueden mejorar y mejoran. Pueden llevar una vida plena. Lo más adecuado es que la persona reciba un tratamiento desde un enfoque integral que pueda combinar tratamiento farmacológico, medidas de rehabilitación socio-laborales y apoyos psicológicos y familiares.

Trastornos de personalidad - trastorno bipolar - tlp - TDAH - patología Dual - tratamiento - desintoxicación

5- Si tienen una esquizofrenia será como consecuencia del consumo de drogas

Las drogas por si solas no causan una esquizofrenia. Las drogas pueden hacer que se precipite el inicio de una esquizofrenia en aquellas personas que, de todos modos, la hubieran desarrollado. También es verdad que hay diagnósticos erróneos de esquizofrenia debido al consumo de drogas. Mientras una persona esté en contacto con las drogas, nunca se podrá hacer un buen diagnóstico.

6- La enfermedad mental causa discapacidad intelectual.

Una enfermedad mental no causa ni es una discapacidad intelectual. Las personas con un diagnóstico de salud mental no tienen por que tener mermadas sus capacidades cognitivas o destrezas. Son cosas diferentes.

7- Las enfermedades mentales las tienes las personas con debilidad de carácter.

Las personas no son culpables de tener una enfermedad mental. Estas se desarrollan como consecuencia de múltiples factores biológicos, psicológicos y sociales

8- A mí no me puede tocar.

1 de cada 4 personas desarrollará a lo largo de su vida algún tipo de trastorno relacionado con la salud mental. Son múltiples los factores que intervienen y nuestra salud mental es algo que debemos cuidar y prevenir.

9- Son perezosos, informales, impredecibles.

Debemos diferenciar entre lo que puede ser un rasgo de personalidad o un hábito adquirido, con un síntoma de una enfermedad mental. Ninguna enfermedad mental tiene entre sus síntomas la pereza o llegar tarde a una cita.

10- No pueden trabajar

La sociedad discapacita a las personas que funcionan de manera diferente porque no está preparada para integrarlas. No está preparada para darle los recursos necesarios que les permitan funcionar de manera diferente e integrados en la misma comunidad. Esa es la clave, dar los apoyos necesarios para que las personas con enfermedad mental puedan llevar una vida plena e integrada en la sociedad, en su entorno, en su comunidad.

La mitad de las personas que padecen alguna enfermedad mental se sienten discriminadas. El estigma tiene consecuencias directas sobre las personas que lo padecen, hace que establezcan peores relaciones personales, que tengan menos oportunidades laborales, que padezcan un mayor aislamiento social, llegando incluso a sufrir el autoestigma. Llegan a interiorizar tanto el rechazo que no luchan por sus derechos, sus deseos, sus objetivos.

Sólo el 5% de las personas con enfermedad mental tienen un trabajo estable. Esto se debe en gran parte ( en un 50% ) a esa barrera invisible, al estigma.


Principales trastorno de personalidad:

Trastorno Bipolar

Trastorno Límite de la Personalidad

Trastorno por Déficit de Atención

Trastorno Antisocial de la personalidad

Esquizofrenia y otras psicosis

– Trastornos de Ansiedad

– Trastorno Depresivo

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS