Trastornos de Ansiedad

¿Qué es la Ansiedad?

 

La ansiedad es una reacción humana natural que afecta a la mente y al cuerpo. Tiene una importante función básica de supervivencia: la ansiedad es un sistema de alarma que se activa cuando una persona percibe un peligro o una amenaza.

Cuando el cuerpo y la mente reaccionan al peligro o la amenaza, una persona siente sensaciones físicas de ansiedad: cosas como la aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio, tensión muscular, las palmas de las manos que sudan, un malestar en el estómago y temblor en las manos y las piernas. Estas sensaciones son parte de la respuesta del cuerpo de “huir o luchar”. Están provocadas por un aumento de la producción de adrenalina y otras sustancias químicas que preparan al cuerpo para escapar rápidamente del peligro. Pueden presentarse como síntomas leves o extremos.

Es completamente normal preocuparse cuando las cosas se ponen estresantes y complicadas. Pero si las preocupaciones se vuelven abrumadoras, puede sentir que están dirigiendo su vida. Si pasa demasiado tiempo preocupado o nervioso, o si tiene dificultades para dormir por la ansiedad, preste atención a sus pensamientos y sentimientos. Pueden ser síntomas de un problema o un trastorno de ansiedad.


¿Qué es el Trastorno por Ansiedad Generalizada?

 

Todos nos preocupamos por cosas como la salud, el dinero, o los problemas familiares en un momento u otro. Pero las personas que tienen TAG están sumamente preocupadas por estas y muchas otras cosas, incluso cuando hay poca o ninguna razón para preocuparse por ellas. Hasta llegan a ponerse muy ansiosas con tan solo lidiar con las cosas de cada día. Creen que las cosas siempre van a salir mal. A veces, las preocupaciones impiden a quienes tienen TAG realizar las actividades diarias.

Tratamiento - adicciones - desintoxicación - clínica drogas - dejar el alcohol - dejar la cocaína - terapias alcoholismo - clínica La Garriga

El TAG se desarrolla lentamente. A menudo comienza durante la adolescencia o juventud. Los síntomas pueden mejorar o empeorar en distintos momentos, y a menudo empeoran en momentos de estrés.

Las personas que tienen TAG puede que visiten a un médico muchas veces antes de descubrir que tienen este trastorno. Les piden a los médicos que las ayuden a aliviar sus dolores de cabeza o problemas para dormir, que pueden ser síntomas del TAG, pero no siempre obtienen de inmediato la ayuda que necesitan. A los médicos les puede llevar algún tiempo asegurarse de que una persona tiene TAG y no otra enfermedad.


¿Cuáles son los signos y los síntomas del TAG?


Quienes tienen Trastorno de Ansiedad Generalizada padecen los siguientes síntomas:

– Se preocupan demasiado por las actividades de cada día.

– Tienen problemas para controlar sus preocupaciones constantes.

– Saben que se preocupan mucho más de lo que deberían.

– No se pueden relajar.

– Tienen problemas para concentrarse.

– Se sobresaltan con facilidad.

– Tienen problemas para dormir o permanecer dormidos.

– Se sienten cansados todo el tiempo.

– Tienen dolores de cabeza, dolores musculares, dolores estomacales o dolores inexplicables.

– Tienen dificultad para tragar.

– Temblores o tics (movimientos nerviosos).

– Están irritables, sudan mucho y se marean o les falta el aire.

– Tienen que ir al baño seguido.


¿Qué causa del TAG?


A veces el TAG es hereditario, pero nadie sabe con seguridad por qué algunas personas lo tienen y otras no. Los investigadores han descubierto que el miedo y la ansiedad involucran varias partes del cerebro. Al aprender más sobre cómo funciona el miedo y la ansiedad en el cerebro, los científicos podrán crear mejores tratamientos. Además, los investigadores están intentando descubrir de qué manera el estrés y los factores ambientales pueden estar involucrados.

En los casos de patología dual se dan casos en los que la patología es el problema principal y la adicción un método del paciente para enfrentarse al sufrimiento. En otros casos la adicción es el principal problema a tratar. Ambas situaciones son evaluadas por nuestro equipo multidisciplinar en nuestras instalaciones apropiadas para afrontar las patologías duales.


Ansiedad normal


Todo el mundo experimenta sentimientos de ansiedad de vez en cuando. La ansiedad puede describirse como un sentimiento de inquietud, nerviosismo, preocupación, temor o pánico por lo que está a punto de ocurrir o puede ocurrir. Mientras que el miedo es la emoción que sentimos en presencia de una amenaza, la ansiedad es una sensación de un peligro, problema o amenaza que está por suceder.

Los sentimientos de ansiedad pueden ser leves o intensos (o intermedios entre ambos extremos), dependiendo de la persona y de la situación. La ansiedad leve puede sentirse como inquietud o nerviosismo. La ansiedad más intensa puede sentirse como miedo, terror o pánico. La preocupación y los sentimientos de tensión y estrés son formas de ansiedad. También lo son el miedo escénico o la timidez ante la posibilidad de conocer a gente nueva.


Trastornos de ansiedad


Los trastornos de ansiedad son problemas de salud mental que se relacionan con experimentar en exceso ansiedad, miedo, nerviosismo, preocupación o terror. La ansiedad demasiado constante o demasiado intensa puede hacer que una persona se sienta preocupada, distraída, tensa y siempre alerta.

Los trastornos de ansiedad se encuentran entre los problemas de salud mental más comunes. Afectan a personas de todas las edades, incluidos los adultos, niños y adolescentes. Hay muchos diferentes tipos de trastornos de ansiedad, con síntomas diferentes. Sin embargo, todos tienen una cosa en común: la ansiedad se presenta con demasiada frecuencia, es demasiado intensa, es desproporcionada respecto a la situación del momento e interfiere en la vida diaria de la persona y en su felicidad.


Diferentes trastornos de ansiedad:


Los diferentes trastornos de ansiedad se denominan con nombres que reflejan sus síntomas específicos.

 1. Ansiedad generalizada

Este común trastorno de ansiedad hace que una persona se preocupe excesivamente sobre muchas cosas. Alguien con ansiedad generalizada se preocupa excesivamente sobre la escuela, la salud, la seguridad de sus familiares y el futuro. Puede que siempre piense en lo peor que puede ocurrir.

Además de la preocupación y el terror, las personas con ansiedad generalizada tienen síntomas físicos, como dolor en el pecho, dolor de cabeza, cansancio, tensión muscular, dolor de estómago y vómitos. La ansiedad generalizada puede llevar a que una persona falte a la escuela o evite actividades sociales. En la ansiedad generalizada, las preocupaciones se sienten como una carga, haciendo que la vida se viva como algo agobiante o con una sensación de no tener control.

2. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Para una persona con TOC, la ansiedad toma la forma de obsesiones (pensamientos negativos) y compulsiones (acciones para intentar aliviar la ansiedad).

3. Fobias

Son temores intensos a situaciones específicas o a cosas que no son realmente peligrosas, como las alturas, los perros o caerse en un avión. Las fobias normalmente hacen que las personas eviten las cosas que le provocan miedo.

4. Fobia social (ansiedad social)

Esta intensa ansiedad se desencadena por situaciones sociales o por hablar delante de otros. Una forma extrema llamada mutismo selectivo provoca que los niños y los adolescentes tengan demasiado miedo como para hablar en ciertas situaciones.

5. Crisis de angustia

Estos episodios de ansiedad pueden ocurrir sin una razón aparente. Una persona que sufre una crisis de angustia tiene síntomas físicos repentinos e intensos que pueden incluir palpitaciones, sensación de ahogo o falta de aliento, mareo, entumecimiento o sensación de hormigueo causados por una hiperactividad de las respuestas normales del organismo ante el miedo. La agorafobia es un intenso miedo a los ataques de pánico que hace que la persona evite ir a cualquier lugar donde sea posible que sufra un ataque de pánico.

6. Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Este tipo de trastorno de ansiedad es consecuencia de una experiencia del pasado traumática o aterradora. Los síntomas incluyen recurrencia de recuerdos de la experiencia, pesadillas y temor constante después del acontecimiento.

Facebook Centro de Adicciones Can Rossello Twitter Centro de Adicciones Can Rossello Instagram Centro de Adicciones Can Rossello Pinterest Can Rosselló oficial RSS adicciones y patología dual Youtube Can Rosselló oficial Google Plux Can Rosselló oficial

¿Problemas con adicciones?


646 479 014

Atención telefónica
24 horas
info@centrocanrossello.com
Pedro García Aguado, especialista en adicciones y trastornos de conducta
Encuentra lo que buscas aquí
Búsquedas exactas
Buscar en título
Buscar en el contenido
Buscar en los post
Buscar en las páginas