Esquizofrenia y otras psicosis

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que afecta algunas funciones cerebrales tales como el pensamiento, la percepción, las emociones y la conducta.

En cuanto a sus síntomas se engloba dentro de los trastornos psicóticos, aquellos en los que las pacientes pierden el contacto con la realidad

 

¿Qué es la esquizofrenia?

 

La esquizofrenia es un trastorno fundamental de la personalidad, una distorsión del pensamiento. Los que la padecen tienen frecuentemente el sentimiento de estar controlados por fuerzas extrañas. Poseen ideas delirantes que pueden ser extravagantes, con alteración de la percepción, afecto anormal sin relación con la situación como aislamiento.

Muchas veces, las personas con este trastorno escuchan voces que otros no escuchan o piensan que los demás pueden leer su mente, controlar sus pensamientos o confabular para hacerles daño. Y esto puede aterrorizarlas y convertirlas en personas retraídas y fácilmente irritables.

Las personas con esquizofrenia pueden hablar sin sentido, pueden sentarse durante horas sin moverse ni hablar e incluso puede parecer que se sienten perfectamente bien hasta que expresan lo que verdaderamente están pensando. En la mayoría de veces no son conscientes de su enfermedad.

 

Patología Dual y esquizofrenia - trastorno adictivo - adicción a drogas - esquizo - cocaína - patología dual


¿Cuándo comienza la esquizofrenia y quién la padece?

 

El comienzo de la enfermedad puede ser agudo, es decir, puede comenzar de un momento para otro con una crisis delirante, un estado maníaco, un cuadro depresivo con contenidos psicóticos o un estado confuso onírico. También puede surgir de manera insidiosa o progresiva.

La esquizofrenia afecta a hombres y mujeres por igual. Se da en índices similares en todos los grupos étnicos alrededor del mundo. Los síntomas como las alucinaciones y los delirios generalmente comienzan entre los 16 y los 30 años. Los hombres tienden a experimentar los síntomas un poco antes que las mujeres.

En la mayoría de los casos, las personas no desarrollan la esquizofrenia después de los 45 años.3 Rara vez se da en niños, pero se está tomando más conciencia acerca de la aparición de la esquizofrenia en la infancia.4,5

En los niños, por lo general comienza después de la edad de 5 años. La esquizofrenia en la niñez es poco común y puede ser difícil diferenciarla de otros problemas del desarrollo, como el autismo.


Esquizofrenia y sus causas

 

La mayoría de los trastornos psiquiátricos son muy difíciles de diagnosticar, y la esquizofrenia no es una excepción. Puesto que no existen ensayos que puedan identificar positivamente a alguien que padezca esquizofrenia, el diagnóstico depende de la eliminación de otras causas que podrían hacer aparecer síntomas parecidos a los de la esquizofrenia (tales como el consumo de drogas, epilepsia, tumores cerebrales y disfunción tiroidea).

Es importante poder descartar otras enfermedades, ya que, a veces, las personas padecen síntomas de esquizofrenia o incluso psicosis definición, debido a condiciones médicas subyacentes no detectadas. Por este motivo, antes de concluir que una persona tiene esquizofrenia, se debe hacer el historial médico y realizar un examen físico y pruebas de laboratorio para excluir otras posibles causas.

Además, dado que ciertas drogas consumidas corrientemente pueden causar síntomas semejantes a los de la esquizofrenia , se deberían realizar análisis de orina y de sangre para detectar la presencia de estas drogas.

Esquizofrenia y otras psicosis - que es la esquizofrenia - drogas - patología dual

fuente: esquizofrenia24x7

¿Las personas con esquizofrenia son violentas?

 

Generalmente, las personas con esquizofrenia no son violentas. De hecho, la mayoría de los crímenes violentos no son cometidos por personas con esquizofrenia.7 Sin embargo, hay ciertos síntomas asociados con la violencia, como los delirios de persecución.

El abuso de sustancias puede aumentar las probabilidades de que una persona se vuelva violenta. Si una persona con esquizofrenia se vuelve violenta, la violencia generalmente va dirigida hacia miembros de la familia y tiende a ocurrir en el hogar.

Aunque es pequeño el riesgo de violencia entre las personas que padecen esquizofrenia, el intento de suicidio es mucho más frecuente que en la población general.

Alrededor de un 6 por ciento mueren por suicidio (en especial los adultos jóvenes masculinos). Es difícil predecir qué personas con esquizofrenia son propensas al suicidio. Por esta razón, si conoce a alguien que habla o tiene intentos de suicidio, ayúdelo a encontrar la ayuda profesional adecuada de inmediato.


Diagnóstico de esquizofrenia

 

Tras excluir otras causas, se tendrá que hacer un diagnóstico basado solamente en los síntomas observados en el paciente, y en los comentarios del paciente y de su familia. Esto puede crear problemas y retrasos debido a que muchos síntomas podrían no ser evidentes hasta que la enfermedad está bastante avanzada. Incluso entonces, para hacer un diagnóstico formal, los síntomas deberán estar presentes durante un mínimo de 6 meses. Es por eso, que a través de un ingreso se puede hacer un buen diagnóstico.

 

La sintomatología debe estar presentes durante al menos 1 mes y persistir durante al menos 6 meses.

 

Síntomas positivos: Exceso o distorsión de las funciones normales como:

  • Alucinaciones: percepciones que no existen que pueden ser auditivas, visuales, táctiles, olfativas o gustativas (las 2 primeras son las más comunes).
  • Ideas delirantes: alteraciones del pensamiento, ideas falsas e irreductibles al razonamiento argumental.
  • Lenguaje desorganizado e incoherente (suelen ser ideas de persecución, de grandeza, religiosos, de celos e hipocondríacos).
  • Comportamiento gravemente desorganizado (agitación, incapacidad de organizarse y de mantener la higiene personal) o catatónico (con una disminución de la actividad psíquica y motora hasta llegar a una falta total de atención y rigidez).

 

Síntomas negativos: Parecen reflejar una disminución o pérdida de las funciones normales. Los síntomas negativos comprenden restricciones:

  • Embotamiento afectivo: no reacción ante estímulos emocionales.
  • Pobreza del habla (alogia).
  • Abulia o apatía: falta de voluntad, incapacidad para persistir o para iniciar una actividad.
  • Anhedonia: incapacidad para disfrutar de los placeres.

Los síntomas negativos alteran la capacidad de funcionar en la vida diaria de los pacientes, son personas que se acaban aislando y perdiendo a los amigos.

 

El curso de la enfermedad se caracteriza por fases de agudización y fases de remisión de los síntomas, aunque algunos enfermos presentan un curso estable. A medida que pasa el tiempo, los síntomas negativos se acentúan más, mientras que los positivos van remitiendo.

También se produce una despersonalización donde los fenómenos psíquicos como la percepción, la memoria o los sentimientos aparecen como extraños a uno mismo: síndrome del espejo.

Otra característica es la desrealización o sensación de extrañeza frente al mundo externo, que por su proximidad y cotidaniedad debería resultar reconocido. El entorno aparece como nebuloso, irreal, extraño e insólito.


Tratamiento de la esquizofrenia

 

Los fármacos antipsicoticos son el tratamiento de elección para los pacientes con esquizofrenia. Pese a ello, el manejo adecuado debe incluir un abordaje integral con una pauta farmacológica óptima junto a intervenciones psicológicas y de rehabilitación psicosocial.

Es muy importante una actuación global por un equipo multidisciplinar para poder conseguir unos buenos resultados. Primero tiene lugar una desintoxicación para poder hacer un buen diagnóstico y tratamiento. En nuestro Centro, los pacientes con Patología Dual son atendidos en unas instalaciones adecuadas con un equipo multidisciplinar formado por médico y terapeutas expertos en adicciones, psiquiatra y psicólogos (que visitan en nuestra Clínica diariamente) enfermeras, monitoers y educadores sociales.


¿Qué relación tiene la esquizofrenia con el abuso de sustancias?

 

Algunas personas que abusan de ciertas sustancias muestran síntomas similares a los de las personas con esquizofrenia. Por esta razón, es imposible hacer un diagnóstico correcto mientras la persona consume drogas. La mayoría de los investigadores sostienen que el abuso de sustancias no causa esquizofrenia pero si puede hacer desarrollarla en personas que tienen una predisposición. No obstante, las personas que padecen esta enfermedad tienen muchas más probabilidades de tener problemas de abuso de sustancias o alcohol que la población general.

En realidad, el abuso de sustancias puede disminuir la eficacia del tratamiento de la esquizofrenia. Incluso algunas sustancias, como la marihuana y estimulantes como las anfetaminas y la cocaína, pueden empeorar los síntomas. De hecho, los investigadores han encontrado evidencias que vinculan la marihuana con los síntomas de la esquizofrenia. Además, es poco probable que las personas que abusan de ciertas sustancias sigan un tratamiento.

Patología Dual y esquizofrenia - trastorno adictivo - adicción a drogas - esquizo - cocaína - patología dual


¿Las drogas son las responsables de padecer esquizofrenia?

 

Cuando se diagnostica la esquizofrenia es muy difícil averiguar los motivos. No podemos hablar de que el consumido anterior de drogas esté relacionado directamente con la aparición de la enfermad. Sin embargo, lo que sí está demostrado es que el consumo de drogas aumentan las posibilidades de padecer esquizofrenia y hacen que los síntomas aparezcan antes y sean más severos.


El cerebro y todo lo demás

 

Aunque la esquizofrenia se ha considerado tradicionalmente un trastorno psiquiátrico, la mayoría de los enfermos presentan síntomas neurológicos que indican daños cerebrales.

En España, unas 400.000 personas -la mitad de ellas con menos de 35 años- muestran síntomas y signos propios de la esquizofrenia (el abuso de drogas puede originar síntomas similares), lo que plantea un gran reto científico y social.

Las manifestaciones externas de la esquizofrenia se clasifican en dos categorías de síntomas: positivos (presencia de rasgos y conductas anormales) y negativos (ausencia de conductas y rasgos normales).

El más importante de los primeros y de este espectro de enfermedades es el trastorno del pensamiento, que se vuelve desorganizado e irracional. Los esquizofrénicos tienen grandes problemas para ordenar sus pensamientos y diferenciar las conclusiones razonables de las absurdas. Saltan de un tema a otro y encadenan palabras sin sentido, a veces sólo por su rima o sonoridad. Otro síntoma positivo característico son las alucinaciones (percepciones de estímulos que en realidad no existen), principalmente auditivas y olfatorias. Una de las más habituales es la de oír voces, que ordenan al enfermo que haga algo, que le riñen o que dicen algo sin sentido. Y hay un tercero: los delirios, que son creencias que claramente no tienen nada que ver con la realidad. Los más habituales son los de persecución (alguien que conspira contra uno); de grandeza (el enfermo cree ser un personaje importante o con poderes especiales que nadie más posee), y de control (el esquizofrénico cree que otros le controlan y le tienen intervenido el cerebro).

Todos estos síntomas positivos son característicos de la esquizofrenia y parecen estar relacionados con la actividad excesiva de algunos circuitos neuronales (dopaminérgicos, principalmente) y son los que mejor se controlan con el tratamiento.


Tratamiento integrado cuando se combina con el abuso de sustancias

 

El abuso de sustancias es la adicción más común que se combina con la esquizofrenia. Pero por lo general, los tratamientos comunes para el abuso de sustancias no son eficaces para tratar las necesidades especiales de estas personas. Cuando los tratamientos para la esquizofrenia y el abuso de drogas se aplican en conjunto, los pacientes logran mejores resultados.

Patología Dual y esquizofrenia - trastorno adictivo - adicción a drogas - esquizo - cocaína - patología dual

El Centro Can Rosselló es específico y está especializado en tratar la Patología Dual por lo que incorpora Programas de tratamiento diseñados para las peculiaridades del paciente dual.

El abordaje terapeútico de estos pacientes presenta, así, ciertas peculiaridades a tener en cuenta, por lo que se requiere un tratamiento de actuación específicos que contemplen la comorbilidad de la esquizofrenia con el abuso de sustancias.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de contacto: 646 479 014

Facebook Centro de Adicciones Can Rossello Twitter Centro de Adicciones Can Rossello Instagram Centro de Adicciones Can Rossello Pinterest Can Rosselló oficial RSS adicciones y patología dual Youtube Can Rosselló oficial Google Plux Can Rosselló oficial

¿Problemas con adicciones?


646 479 014

Atención telefónica
24 horas
info@centrocanrossello.com
Encuentra lo que buscas aquí
Búsquedas exactas
Buscar en título
Buscar en el contenido
Buscar en los post
Buscar en las páginas