La hora de las drogas sintéticas

El consumo de cocaína, cannabis y heroína se estabiliza y crece la ingesta de pastillas. Las sustancias tradicionales causan 200.000 muertes al año


Se acabó la época dorada de la cocaína, es la hora de las drogas sintéticas y otras sustancias químicas. Esta es la realidad que dibuja la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delitp (ONUDD) en el Informe mundial sobre las drogas de 2012.

La disminución de los niveles generales de cultivo y producción de opio y de coca ha sido contrarrestada por los crecientes niveles de producción de drogas sintéticas, apunta en su análisis anual. O lo que es lo mismo, las drogas tradicionales que causan unas 200.000 muertes al año, se estabilizan y las autoridades se encuentran ante nuevos desafíos

El cannabis sigue siendo la sustancia más demandada. Entre 119 millones y 224 millones de personas la consumieron por lo menos una vez el año pasado. Las anfetaminas y metanfetaminas ocupan el segundo lugar con una prevalencia mundial del 0,3% al 1,2%.


El informe excluye el éxtasis en este recuento, ya que reconoce que los datos relativos a esta sustancia son todavía escasos: “El continuo cambio en su proceso de producción es aún un gran desafío”. También lo es la lucha contra la cocaína, aunque su producción y cultivo ha disminuido en el último año. Esta droga la consumen entre 13 y 19 millones personas en el mundo.

Las regiones con mayor prevalencia son Estados Unidos y Europa, aunque también ha subido su consumo en algunos países de Suramérica. EE UU sigue siendo el mayor demandante de esta sustancia (cinco millones de personas). En cuanto a las drogas derivadas del opio como la heroína, el mayor productor es Afganistán. En 2011, este país elaboró el 61% de la producción mundial, unas 5.800 toneladas. Y es en África y Asia donde se consume el 70% de esta sustancia.

En el mundo, más de 200 millones de personas consumieron algún tipo de droga ilegal por lo menos una vez en el año 2010, lo que representa un 5% de la población adulta total. De ellos, los dependientes suman 27 millones, según describe el informe. Uno de cada 100 muertes de adultos se debe al consumo de este tipo de sustancias. En términos económicos, la ONUDD calcula que se requieren más de 200.000 millones de dólares para sufragar el coste de los tratamientos relacionados con patologías.

“El continuo cambio en el proceso de producción de las drogas sintéticas es aún un gran desafío”, dice el informe

 

El informe concluye que el consumo de drogas ilícitas es algo todavía muy real: “Los gobiernos seguirán enfrentándose a distintas opciones políticas a la hora de abordar los problemas relacionados con su consumo y la delincuencia al mismo tiempo que intentan lograr la paz y el respeto por los derechos humanos”.


Consumo en nuestro país


En España, las cifras muestran un descenso en el consumo de cannabis aunque en menor medida que países vecinos como Francia, Alemania e Italia. En general, el uso de esta droga se ha estabilizado en Europa, aunque, según el informe, se mantiene a niveles muy altos. Marruecos es el mayor productor de esta sustancia con un 15% total de la producción y España, el país, en el que más hachís se ha incautado, unas 384 toneladas. En relación a la cocaína, su uso también ha disminuido entre los españoles, sobre todo, entre los jóvenes de 15 a 34 años donde la prevalencia ha descendido un punto porcentual, de un 5,5% en 2010 a un 4,4% en 2011.

 

Fuente: El País
© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS