El Gobierno clasificará como adicciones el uso compulsivo del móvil y el sexo “online”

El delegado para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, aseguró el pasado miércoles en Salamanca que entre los retos actuales se encuentran conocer mejor y catalogar las nuevas adicciones denominadas “sin sustancia”, como por ejemplo las que surgen alrededor de las nuevas tecnologías, a internet y el uso del móvil, las compras compulsivas y la adicción al sexo on line. Es lo que se llama conducta adictiva o adicciones comportamentales.Adicciones - adicción al móvil - conducta adictiva - adicciones comportamentales - patología dual - La Garriga

En una jornada sobre “Modelo de Intervención para retos actuales en adicciones”, organizada por la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD), explicó que en la actualidad y dentro de este tipo de adicciones, solo está reconocida como tal la ludopatía (conocido también como juego compulsivo o patológico).

Sin embargo, la realidad es que se “habla mucho” de la dependencia a las nuevas tecnologías, por ejemplo, y es necesario analizar desde un punto de vista científico las repercusiones de este fenómeno.

 

¿Qué es una Conducta Adictiva?

 

La adicción es una enfermedad crónica que se desarrolla gradualmente permitiendo al sujeto de la adicción ir realizando ajustes momentáneos a la enfermedad y volviéndolos capaces de continuar funcionando aún enfermos.

El adicto es una persona que no está consciente de estar compensando y adaptándose a la enfermedad y que, por lo tanto, durante un tiempo será incapaz de tomar consciencia de enfermedad, es decir, de la toxicidad de su comportamiento para su salud y calidad de vida.

Los componentes fundamentales de los trastornos adictivos son la pérdida de control y la dependencia. De este modo, las adicciones no pueden limitarse exclusivamente a las conductas generadas por sustancias químicas, como los opiáceos, los ansiolíticos, la cocaína o el alcohol. De hecho, existen hábitos de conducta aparentemente inofensivos que pueden convertirse en adictivos e interferir gravemente en la vida cotidiana de las personas afectadas.

Las adicciones en tanto hábitos compulsivos, constituyen conductas altamente arriesgadas para la salud en la medida en que una adicción remite a pérdida de control de sí y dependencia; a la vez que esta dependencia provoca la reducción gradual de intereses del sujeto y como consecuencia de sus obligaciones.

Adicciones y trastorno de conducta - adicción - trastorno de personalidad - Pedro García Aguado

¿Cuándo hablamos de dependencia?

 

Cualquier actividad que provoca satisfacción en nuestra vida diaria, puede convertirse en conducta adictiva si se pierde el control sobre su uso. No hace falta tener una predisposición a la dependencia, sino que inadvertidamente se puede pasar de forma progresiva del uso al abuso y a la dependencia; del divertimento al vasallaje.

Sí es cierto que hay personas especialmente vulnerables debido a diferentes factores, déficit en su desarrollo madurativo o rasgos en su personalidad como la impulsividad, la intolerancia a la frustración, la falta de autocontrol, la dificultad para aplazar los deseos, las dificultades de comunicación, etc.

Algunos estudios aluden incluso a factores biológicos que determinan la tendencia a la adicción.

 

Características de la conducta adictiva

 

El rasgo principal de la conducta adictiva es su capacidad para generar en la persona adicta la sensación de bienestar y gratificación inmediata.

En este sentido, simulan aliviar el malestar psicológico que puede producir el estrés, la angustia, la ansiedad y otras emociones negativas, transformándose en un estilo negativo de afrontamiento de dichas emociones.

Por esta misma característica, es que este tipo de conductas producen una dependencia que lleva a la persona al fin contrario que quería lograr, cada vez se necesita mayores intensidades para experimentar la sensación de gratificación. De este modo, lo que en principio parecía una conducta de afrontamiento, de adaptación a las situaciones en las que se está inmerso, termina por estructurarse como un comportamiento desadaptativo y autodestructivo.

Cualquier conducta adictiva, al evolucionar, provoca un deterioro progresivo del sujeto, ya sea, y muy especialmente, en su salud física y psíquica en general, como, al interferir en su vida cotidiana: en sus relaciones con los demás y en la realización de sus tareas habituales.

Uno de los rasgos principales de la conducta adictiva es la pérdida del control. Esta pérdida del control se caracteriza por episodios compulsivos que implican una importante inversión de los recursos del sujeto. Su energía y su tiempo, básicamente, se ven controlados .por su hábito y paulatinamente este control se extenderá a todas las áreas de su vida deteriorando su calidad.

El otro rasgo a tener muy en cuenta es la continuidad del hábito a pesar del daño que éste ocasiona en el sujeto. Esta es una señal característica de la adicción y cuando se presenta es un marcador importante para diagnosticarla.

 

Adicción a las TIC

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la adicción es una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación, (TIC), son el conjunto de tecnologías desarrolladas para gestionar información y enviarla de un lugar a otro (internet y teléfonos móviles).

Por tanto, se define la adicción a las TIC como su uso compulsivo, repetitivo y prolongado con incapacidad para controlar o interrumpir su consumo y con consecuencias sobre la salud, la vida social, familiar, escolar o laboral.

Adicción a internet - adicciones - tratamiento adicciones - enganchado al ordenador - adicción al móvil - clínica adicciones - La Garriga

Las adicciones a las TIC más extendidas y conocidas  son la dependencia a:

  • las redes sociales (facebook, twitter, etc.)
  • las aplicaciones de mensajería interactiva instantánea (whatsapp, line)
  • los videojuegos (principalmente juegos de rol).
  • compra compulsiva online
  • juegos de azar
  • pornografía
  • infosurfing ( que es la navegación continua y prolongada por Internet sin objetivos claros)

Dado que el acceso a estas actividades se produce a menudo a través del móvil, muchas personas manifiestan pánico a no disponer del móvil, cosa que refleja esta dependencia, sobretodo entre la población más joven.

 

Las nuevas adicciones

 

La dependencia a las nuevas tecnologías puede provocar un deterioro de las relaciones personales y alterar el curso normal de la vida.

Las personas afectadas por esta “adicción sin sustancia química”, se caracterizan por mostrar una incapacidad de controlar su uso. Los recursos tecnológicos se convierten en un fin y no en un medio, dando lugar a la aparición de importantes consecuencias negativas que interfieren en la vida diaria. Aislamiento social, dificultades para mantener el puesto de trabajo, bajo rendimiento escolar, relaciones sociales insatisfactorias son algunas de estas posibles consecuencias negativas.

 

Adicciones psicológicas o Conducta adictiva 


Cualquier comportamiento que cumpla estos seis criterios será definido como adicción:

– Saliencia: Se refiere a cuando una actividad particular se convierte en la más importante en la vida del individuo y domina sus pensamientos, sentimientos y conducta.
– Modificación del humor: Experiencias subjetivas que la gente experimenta como consecuencia de implicarse en la actividad.
– Tolerancia: Proceso por el cual se requiere incrementar la cantidad de una actividad particular para lograr los efectos anteriores.
– Síndrome de abstinencia: Estados emocionales desagradables y/o efectos físicos que ocurren cuando una actividad particular es interrumpida o repentinamente reducida.
– Conflicto: Se refiere a los conflictos que se desarrollan entre el adicto y aquellos que le rodean (conflicto interpersonal), conflictos con otras actividades (trabajo, vida social, intereses, aficiones), o dentro de los propios individuos ( conflicto intrapsíquico) que están involucrados con la actividad particular.
– Recaída: Es la tendencia a volver los patrones tempranos de la actividad que vuelven a repetirse, restaurando los patrones más extremos de la adicción trando los patrones más extremos de la adicción tras muchos años de abstinencia o control.

 

Tratamiento de la Conducta Adictiva

 

En el caso de la conducta adictiva o adicción sin sustancia, al igual que en cualquier adicción, es muy importante seguir un tratamiento centrado en la modificación de la conducta y del control de los impulsos. Habrá que controlar la ansiedad, los conflictos interpersonales y revisar el estilo de vida del paciente.

 

¿Como actuar?

 

Si usted sospecha que un miembro de su familia o persona cercana es adicto a internet, a los videojuegos o presenta alguna conducta adictiva lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de información: 646 479 014

 

Puede solicitar información para Tratamiento Aquí

 

Artículos relacionados:

El abuso de las nuevas tecnologías reduce la memoria de los adolescentes

Señales de alarma ¿Soy adicto al sexo?

Entrevista a la radio rne sobre las Compras Compulsivas

Un padre chino paga a sicarios virtuales para matar a los personajes de su hijo

Síndrome de la vibración fantasma

Adicción a Internet

 

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS