Cuatro años de cárcel por drogar al su hijo de 6 años con psicotrópicos

Cuatro años y dos meses de cárcel. Esta es la pena que la Audiencia Provincial ha impuesto a una madre de Vila-real por drogar de forma deliberada a su hijo de tan solo 6 años provocándole una intoxicación de ansiolíticos y alucinógenos como fueron benzodiacepinas y ketamina, según se desprende de la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat.

En un principio, la mujer fue condenada por el juzgado de lo Penal 1 de Castellón a cinco años y siete meses de prisión, pero la Audiencia ha estimado el recurso de la defensa y le ha rebajado la pena en un año y cinco meses al apreciar una reducción mayor de la condena motivada por la circunstancia muy cualificada de dilaciones indebidas, ya que los hechos se remontan al 2008.

La sentencia considera probado que la mujer cometió un delito de maltrato habitual y cuatro delitos de violencia doméstica y se le ha impuesto una orden de alejamiento del menor y la prohibición de tener o portar armas.

Según se desprende del documento judicial, todo ocurrió entre abril y agosto de ese año. La acusada, que entonces tenía 24 años, con antecedentes penales, con claro ánimo de menoscabar la integridad física y la salud de su hijo de 6 años –de quien ostentaba la guarda y custodia– le suministró a este en diversas ocasiones dosis que no han podido ser determinadas de benzodiacepinas y ketamina, sustancias psicotrópicas que habían sido prescritas por personal facultativo.

El niño, como consecuencia, tuvo que ser atendido por los sanitarios de los servicios de urgencias con numerosos ingresos hospitalarios durante esos meses al presentar alucinaciones visuales y trastorno de comportamiento.

opiáceos, drogas, droga, dejar las pastillas, tratamiento adicciones, adicción a las pastillas, cocaína, hipnosedantes, consumo droga, muertes droga, clínica adicciones, Barcelona, La Garriga, desintoxicación pastillas

Tal y como se detalla en la sentencia, el último ingreso en el hospital tuvo lugar del 10 al 12 de agosto del 2008. El niño fue atendido en urgencias y permaneció en el hospital en observación. Los médicos apreciaron que presentaba hipotonía, somnolencia, hiperemía conjuntival bilateral, pupilas en posición intermedia y normorreactivas, con Glasgow 12 y alucinaciones visuales.

Una vez realizadas las pruebas oportunas, en un análisis de tóxicos en orina se le diagnosticó intoxicación por benzodiacepinas, sin que se las hubiera prescrito nunca ningún médico, siendo necesario suministrarle un medicamento con el que mejoró.

Durante su ingreso fue analizada una muestra de orina en el laboratorio para hacer un estudio toxicológico, dando como resultado un positivo en ketamina.

El menor, tras este episodio, fue declarado por la Dirección Territorial de Bienestar Social en situación legal de desamparo, asumiendo la tutela y acordando su acogimiento en el centro de acogida Penyeta Roja de Castellón.


También puede interesarle:

Una joven muere después de consumir una droga prohibida para bajar de peso

Medicamentos de prescripción: Abuso y adicción

Muere una joven de 24 años después de trabajar durante 30 horas seguidas

Adicción a las compras: compras compulsivas

 

 

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS