Ejercicios físicos y mentales, beneficiosos para los pacientes con esquizofrenia

En tan sólo unos meses, los medicamentos antipsicóticos pueden controlar los delirios y las alucinaciones que caracterizan a la esquizofrenia, pero los fármacos hacen poco por revertir los problemas menos familiares en el cerebro que acompañan a la enfermedad. Sin embargo, nuevas investigaciones señalan que ejercitar tanto la mente como el cuerpo proporcionan mejoras significativas en estos enfermos.

La velocidad a la que el cerebro procesa la información, la atención, las habilidades de resolución de problemas y la inteligencia emocional son déficits sutiles pero profundos que pueden resultar más agobiantes que los síntomas más dramáticos y mejor conocidos de la esquizofrenia. “Tienden a ser cosas que llevan a las personas con esquizofrenia a ir hacia la discapacidad y llegar a ser incapaces de trabajar y estar socialmente aislados -afirma Keith Nuechterlein, profesor en el Instituto Semel para la Neurociencia y el Comportamiento Humano de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos-. Las familias pasan por una etapa casi como de luto debido a que su ser querido cambia tan drásticamente”.

Esquizofrenia y otras psicosis - trastorno de personalidad - patología dual - trastorno bipolarLa esquizofrenia afecta al 1% de la población y la investigación ha demostrado que los juegos cerebrales basados en ordenadores a veces pueden revertir entre un cuarto y un tercio los déficits en las áreas de la memoria, las habilidades de pensamiento y la cognición social. Pero el equipo de investigadores en una clínica de esquizofrenia de UCLA han descubierto que esos beneficios aumentan drásticamente si están respaldados por el ejercicio aeróbico. “Parece que ejercitar el cuerpo junto con la mente tiene el potencial de alterar el curso de la esquizofrenia, especialmente si se aplica el tratamiento de forma temprana en la enfermedad”, resalta Joe Ventura, psicólogo e investigador principal en el Instituto Semel.


Hábitos de vida saludables frente a la Esquizofrenia


La investigación ha demostrado que una mala dieta, el consumo de tabaco y la falta de ejercicio contribuyen a empeorar la salud. El ejercicio además puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y la concentración, reducir la ansiedad y el estrés y ayudar a mejorar la autoestima y la motivación.

Hacer ejercicio en grupo, como en una clase de aeróbic o en un partido de fútbol, anima a la persona a conocer gente nueva, disminuyendo el aislamiento y mejorando las habilidades sociales. Las clases de meditación y yoga además favorecen la relajación y la autoestima.

El ejercicio debe ser llevadero y divertido, y debería comenzarse lentamente y con cuidado. Es importante consultar al médico antes de empezar un nuevo programa de ejercicio físico.


¿Qué es la Esquizofrenia?


La esquizofrenia es un trastorno mental que se encuentra dentro del grupo de los llamados trastornos psicóticos. Las personas afectadas de esquizofrenia pueden presentar una grave distorsión en el pensamiento, la percepción y las emociones, manifiestan pérdida de contacto con la realidad y experimentan alucinaciones (fenómeno en el que las personas escuchan y/o sienten cosas que los otros no escuchan ni sienten).

Es una enfermedad mental grave. Se trata de un desorden cerebral que deteriora la capacidad de las personas en muy diversos aspectos psicológicos como el pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad.

Las personas que padecen esquizofrenia también manifiestan otros síntomas, como los delirios, en que se tienen ideas extrañas que no se ajustan a la realidad o al consenso social. Además, sus emociones se ven afectadas con pérdida de hábitos e interés, aislamiento social, depresión y/o irritabilidad.

No hay ningún síntoma que, por sí mismo, sea característico de este trastorno, ni todas las personas afectadas muestran todos y cada uno de los síntomas descritos.


¿Cuándo comienza la esquizofrenia y quién la padece?


El comienzo de la enfermedad puede ser agudo, es decir, puede comenzar de un momento para otro con una crisis delirante, un estado maníaco, un cuadro depresivo con contenidos psicóticos o un estado confuso onírico. También puede surgir de manera insidiosa o progresiva.

La esquizofrenia afecta a hombres y mujeres por igual. Se da en índices similares en todos los grupos étnicos alrededor del mundo. Los síntomas como las alucinaciones y los delirios generalmente comienzan entre los 16 y los 30 años. Los hombres tienden a experimentar los síntomas un poco antes que las mujeres.

En la mayoría de los casos, las personas no desarrollan la esquizofrenia después de los 45 años.3 Rara vez se da en niños, pero se está tomando más conciencia acerca de la aparición de la esquizofrenia en la infancia.4,5

En los niños, por lo general comienza después de la edad de 5 años. La esquizofrenia en la niñez es poco común y puede ser difícil diferenciarla de otros problemas del desarrollo, como el autismo.

 

¿Quién la padece?


Cualquier persona puede padecer esquizofrenia, y se da de manera similar en hombres y mujeres.

El inicio del trastorno se produce a menudo durante la adolescencia –incluso en la infancia- o al principio de la edad adulta. En los hombres parece que empieza a una edad más precoz.


Tratamiento de la esquizofrenia


El abordaje terapéutico de la esquizofrenia es integral, es decir, se realiza de manera global, combinando diferentes tipos de tratamientos: el médico y las terapias psicosociales.

Patología Dual y esquizofrenia - trastorno adictivo - adicción a drogas - esquizo - cocaína - patología dualEs importante recibir ayuda lo antes posible y que el equipo asistencial realice un plan de tratamiento, donde el individuo afectado, su familia y las personas con las que se relaciona formen parte activa. En el plan de tratamiento, habrá que tener en cuenta el tipo y el lugar donde se realiza, así como las preferencias de la persona que padece el trastorno y su familia.

La psicoterapia de apoyo puede ser útil para muchas personas con esquizofrenia. Las técnicas conductistas, tales como el entrenamiento de habilidades sociales, pueden ayudarle a la persona a desempeñarse mejor en situaciones sociales y laborales. El entrenamiento en el trabajo y las clases de fortalecimiento de las relaciones también son importantes.


Tratamiento integrado cuando se combina con el abuso de sustancias


El abuso de sustancias es la adicción más común que se combina con la esquizofrenia. Pero por lo general, los tratamientos comunes para el abuso de sustancias no son eficaces para tratar las necesidades especiales de estas personas. Cuando los tratamientos para laesquizofrenia y el abuso de drogas se aplican en conjunto, los pacientes logran mejores resultados.

El Centro Can Rosselló es específico y está especializado en tratar la Patología Dual por lo que incorpora Programas de tratamiento diseñados para las peculiaridades del paciente dual.

El abordaje terapeútico de estos pacientes presenta, así, ciertas peculiaridades a tener en cuenta, por lo que se requiere un tratamiento de actuación específicos que contemplen la comorbilidad de la esquizofrenia con el abuso de sustancias.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de contacto: 646 479 014

 

Artículos relacionados:

Estudio afirma que fumar podría aumentar el riesgo de desarrollar esquizofrenia

Identificados 83 nuevos genes ligados a la esquizofrenia

Prevenir el suicidio en adolescentes y jóvenes

Desmontando los 10 grandes mitos sobre las personas con enfermedad mental

Esquizofrenia y otras psicosis