Médico acusado de narcotraficar con morfina

Lo que empezó siendo “alguna receta de más”, acabó con Santiago Gutiérrez Brodard, médico pluriempleado en dos residencias y varias mutuas asturianas, recetando és solo, (desde dos geriátricos de Langreo y Oviedo), ocho veces más cloruro mórfico Braun 2%, nombre técnico de la droga, que todas las unidades del dolor y de cuidados paliativos de la sanidad pública asturiana. A pacientes vivos. Y también a muertos.

El gran número de prescripciones de morfina hizo sospechar al Gobierno del Principado, que en junio de 2013 presentó denuncia ante la fiscalía. La morfina es un opiáceo que solo se puede expedir con recetas y que fuera de ese circuito es perseguido como narcotráfico.

Brodard está acusado de dos delitos de tráfico de drogas y falsedad documental. El ministerio público pide para él 10 años de cárcel y 134.000 euros de multa. El sumario retrata un rosario de anomalías en el comportamiento del sospechoso que no casan con la práctica habitual de los médicos de los geriátricos.

morfine - traficar con morfina - opiáceos y otras drogas

El médico acusado de narcotráfico precribió en 2010 516 envases, dos por receta, con diez cápsulas de clóruro mórfico cada uno.


La mayor parte de las cápsulas (1.036 de los 1.500 envases) que recetó entre 2011 y 2013 llevaban el nombre de una paciente con hernia lumbociática que, según declararon otros médicos en el juzgado, no precisaba ese tratamiento. Era la madre de Brodard.

En la investigación abundan los indicios de que Brodard recogía personalmente la morfina que él mismo recetó a pacientes, vivos y muertos, en los geriátricos donde trabaja, presentándose con sus carnés de identidad en las farmacias. Y que nadie, ni las enfermeras de las residencias ni los médicos de la Seguridad Social asignados a los enfermos, tuvieron noticias de que estaban recibiendo esas inyecciones. La fiscalía sostiene que fueron prescripciones falsas para revender la droga en el mercado negro: 15.000 dosis valoradas en 55.000 euros. Y reclama su inhabilitación.


Artículos relacionados:

Contenedores de frutas, perfecto escondite de la droga

La policía de Indonesia droga a un vecindario al quemar toneladas de marihuana

Una niña de siete años vendía droga en una casa de Vallecas

De cuando la heroína se vendía en farmacias …

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS