Alteraciones en el cerebro implicadas en trastorno límite de personalidad

Un estudio de la Fundación para la Investigación y Docencia María Angustias Giménez (Fidmag) de las Hermanas Hospitalarias ha revelado que las personas con un trastorno límite de la personalidad (TLP) presentan alteraciones en la estructura y la función del cerebro.

El trastorno límite de la personalidad (TLP) que afecta a alrededor de 150.000 catalanes, se caracteriza por impulsividad, desregulación emocional, relaciones interpersonales inestables y experiencias cognitivas cercanas a los episodios psicóticos.

El estudio ha sido publicado en la revista ‘Biological Psychiatry’ y se ha presentado en el marco de una jornada de investigación de la FIDMAG, celebrada esta mañana en el Hospital Sant Rafael de Barcelona.

Además del grupo investigador de la FIDMAG Hermanas Hospitalarias Research Foundation, liderado por la doctora Edith Pomarol-Clotet, en la investigación han participado también el Hospital de Sant Pau, el Hospital de Bellvitge y el Consorci Sanitari de Igualada.

Patologia Dual, salud mental, adicciones, adiccion, tratamiento Can Rosselló, La Garriga


Entre los resultados obtenidos destaca la presencia de alteraciones en la zona frontomedial del cerebro, que se encuentra entre los dos hemisferios y que tiene un papel relevante en el control de las emociones y en la toma de decisiones.

Precisamente, la pérdida del control de las emociones y la impulsividad son los síntomas más característicos del TLP.

El investigador de FIDMAG, Raymond Salvador, ha explicado que es “relevante que dichas alteraciones se presentan tanto a nivel de la materia blanca del cerebro, formada por los axones que conectan las diferentes partes del cerebro, como de la materia gris, que es donde se localizan las neuronas que llevan a cabo las funciones cerebrales”.

Los resultados también apuntan hacia un sistema funcional del cerebro recién identificado, la red neuronal por defecto (DMN, por sus siglas en inglés), de la cual la corteza frontomedial constituye una parte importante.

Esta red está implicada en los procesos y reflexiones internas sobre uno mismo y en el pensamiento automático.

En condiciones normales, esta red está activa cuando estamos en reposo y se desactiva cuando ejecutamos una tarea.
“La DMN sería como el salvapantallas del ordenador, que está activo cuando el dispositivo está en reposo y desactivado cuando se está utilizando”, ha puesto como ejemplo la doctora Pomarol-Clotet.

Las personas con TLP presentan un déficit de desactivación de esta red, “como si tuvieran que estar trabajando con el ordenador con el salvapantallas encendido, al no poder desconectar de su mundo interior”, según la investigadora.

Según el psiquiatra Salvatore Aguilar Ortiz, uno de los autores del estudio, el TLP es un síndrome que con frecuencia resulta complicado distinguir de otras enfermedades, como el trastorno bipolar, la depresión o algunos tipos de trastorno de personalidad.

El trastorno límite de personalidad o también conocido como “borderline”, es un trastorno que afecta a aproximadamente del 2 por ciento de la población general. Las personas presentan una identidad difusa, inestabilidad afectiva, sentimientos crónicos de vacío, escaso control de sus impulsos, elevada impulsividad e ira inapropiada, así como unas relaciones interpersonales inestables.

Presenta una elevada comorbidad con otros trastornos, especialmente de la conducta alimentaria o por abuso de sustancias. Y evolución está marcado por una inestabilidad crónica desde el inicio de la edad adulta con tendencia a las conductas disyuntivas y elevado riesgo suicida (aproximadamente el 10% de pacientes realizan intento consumado).

A raíz de los resultados del estudio, Aguilar considera que herramientas como las nuevas técnicas de neuroimagen pueden ser de gran ayuda para diagnosticar TLP.

 

Pensamientos que pueden indicar TLP 


1. Alternar entre ver a personas como maravillosas o malvadas . Tiene dificultad en recordar las cosas buenas sobre una persona a la que en esos momentos ve como un villano

2. Es imposible recordar algo negativo sobre esa persona cuando la convierte en héroe.

3. Alterna entre ver a otros como completamente a favor o en contra.

4. Alterna entre ver situaciones completamente desastrosas o ideales.

5. Alterna entre verse a si mismo inútil o importante

6. Es difícil recordar el amor de alguien cuando hace tiempo que no está cerca.

7. Cree que los demás están completamente equivocados o en lo cierto.

8. Cambia su opinión dependiendo de con quién esté.

9. Alterna entre idealizar a la gente o devaluarla

10. Recuerda situaciones de forma muy diferente al resto de la gente, o se encuentra con que es incapaz simplemente de recordarlas.

11. Cree otros son responsables de sus acciones (o toman demasiada responsabilidad sobre las acciones de otros).

12. Parece no dispuesto a admitir un error (o siente que todo lo que hace es un error).

13. Basa sus creencias en sentimientos en vez de en hechos.

14. No se da cuenta de los efectos de su comportamiento en los demás.


Tratamiento terapéutico integral


El abordaje terapéutico de este trastorno presenta especiales dificultades debido al mal cumplimiento general de estos pacientes, al hecho de no existir psicofarmacología específica para su tratamiento y a la facilidad para los conflictos en la relación terapéutica.

Por este motivo, es muy importante una actuación global por un equipo multidisciplinarpara poder conseguir unos buenos resultados. El paciente recibe un tratamiento global e integrado en ambos ejes de su cuadro dual por un mismo Equipo de Tratamiento (adicciones y trastorno) formado por: terapeutas, médico especialista en adicciones, psicólogos y psiquiatra.

Patología Dual - tratamiento de la patología dual - adicciones - tratamiento bipolar

Se ha comprobado como el ambiente protector de un medio hospitalario con ingresos de duración media y con un abordaje terapéutico mediante la aplicación de diversas técnicas psicoterapéuticas, grupales, psicofarmacológicas, ocupacionales, psiquiátricas, etc.

La terapia cognitiva ayudará al control de los impulsos y el entrenamiento en habilidades sociales mejorará la relación interpersonal.


Procesos del tratamiento de TLP


Una vez que se ha establecido el diagnóstico, y se ha determinado si existen otros trastornos concomitantes, se procede a establecer las prioridades del tratamiento. Será imprescindible realizar un tratamiento de desintoxicación previo cuando la persona sea consumidora habitual de sustancias ilegales, ya que estas van a interferir en el progreso esperado.

Algunos de los objetivos que se persiguen en el tratamiento del trastorno límite de la personalidad son:

– Independencia emocional. Se trabaja con la persona sus problemas de dependencia emocional para que aprenda a guiarse por sus propios valores y opiniones, y se le enseña que estos son tan válidos como los de los demás, para lo cual se le solicita que sea capaz de expresar y defender su opinión ante distintas situaciones.

– Mejora de la comunicación, de forma que pueda establecer relaciones saludables con otras personas, sin idealizarlas ni demandarles más allá de lo que corresponde a la relación.

Aumento de la autoestima y de la identidad personal, un trabajo cognitivo por el que se trata de afianzar la identidad que le hace único y diferente al resto, a la vez que aprende a valorarse con sus virtudes y sus defectos.

Control del estrés y de la frustración: la comprensión de su trastorno y de las consecuencias que este provoca son un primer paso para liberarse de ese sufrimiento psicológico que implica el desconocer qué le pasa y la frustración de no saber si puede cambiar. El hecho de observar el progreso en otras áreas, como la independencia o la comunicación interpersonal, le ayudará a reducir su frustración y, junto con técnicas de relajación, a controlar el estrés.

Control de la impulsividad y la ira, enseñándole a detectar cuándo se está tensando y, con ello, el momento en que puede surgir ese estallido de ira.

Combatir las ideas suicidas y los intentos de autolesión, a través de mayor comprensión de sí mismo y su trastorno.

Disminución de determinados síntomas agudos, si los hubiera.

Manejo de las emociones, aprendiendo a gestionar sus sentimientos y no recurrir a acciones potencialmente dañinas para sí mimo.


¿Como actuar? Cuándo contactar a un profesional


Consulte con un profesional si usted o alguien que conozca tienen síntomas del trastorno de personalidad límite. Es especialmente importante buscar ayuda de inmediato si usted o alguien conocido están teniendo pensamientos de suicidio.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar consiguiendo un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de información: 646 479 014


También le puede interesar:

La mitad de adultos adictos a sustancias presentarán un diagnóstico psiquiátrico en 15 años

Prevenir el suicidio en adolescentes y jóvenes

Patología Dual, cuando enfermedad mental y adicción van de la mano.

Síndrome del emperador o del niño tirano: cómo detectarlo

Lavarse las manos… ¿higiene o trastorno obsesivo compulsivo?

Desmontando los 10 grandes mitos sobre las personas con enfermedad mental

 

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS