Golpe a la metanfetamina, droga consumida “para trabajar más”

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han finalizado esta semana una operación policial contra el tráfico de metanfetamina iniciada en 2014 y que ha concluido con 28 detenciones, la mayoría efectuadas entre la semana pasada y esta mañana. Un equipo de agentes de ambos cuerpos policiales ha conseguido desmantelar la asociación y han decomisado ocho kilogramos de la citada sustancia estupefaciente que tiene muy pocos consumidores en España.

Sobre las seis de la mañana del pasado jueves, 150 agentes de ambos cuerpos, iniciaron un dispositivo en el que han realizado una decena de entradas simultáneas, seis de ellas en el distrito barcelonés de Ciutat Vella, tres en Sants-Montjuïc y una en Ripollet. Los policías arrestaron a una docena de personas, la mayoría de ellas de origen filipino. “En los domicilios nos hemos encontrado arsenales de armas simuladas -y no simuladas- y droga escondida debajo de somieres o dentro de filtros de cigarrillos”, informó el intendente de la comisaria de Ciutat Vella, Antonio Sánchez.

metanfetamina drogas desintoxicación

El intendente de la Guardia Urbana de Ciutat Vella, Benito Granados, aseguró que la investigación se inició en 2014 cuando averiguaron que “vecinos de origen filipino de la ciudad estaban adquiriendo metanfetamina, una droga que no consumen los españoles debido al impacto que provoca en la salud, y que suministrado en pequeñas dosis tiene un efecto estimulante”. Los agentes comenzaron una investigación para averiguar quién vendía la droga cuyos consumidores solían ser camareros y cocineros, “la mayoría de origen filipino”, e incluso tripulaciones de barcos que acababan de amarrar en Barcelona.

Tras las primeras detenciones inician una investigación para saber cómo llegaba la droga hasta Barcelona. La sustancia provenía de Sudáfrica, desde allí los narcotraficantes la llevaban a Nigeria y desde allí a Barcelona. Posteriormente se distribuían en la capital catalana a los consumidores finales o incluso se transportaba a Madrid o Italia.

Fuente: elpais.com


¿Qué es la metanfetamina?


La metanfetamina (desoxiefedrina) es un potente psicoestimulante. Es un agente agonista adrenérgico sintético, estructuralmente relacionado con el alcaloide efedrina y con la hormona adrenalina.

El compuesto es un líquido aceitoso a temperatura ambiente, insoluble en agua. El hidrocloruro de metanfetamina se presenta como cristales blancos, muy solubles en agua o etanol.

Aunque la estructura química de la metanfetamina es similar a la de la anfetamina, sus efectos sobre el sistema nervioso central son más pronunciados. La molécula de metanfetamina tiene la habilidad de cruzar muy fácilmente la barrera hematoencefálica. Esta habilidad permite que los niveles de sustancia en el cerebro alcancen unas 10 veces los niveles en sangre, logrando ejercer su acción casi exclusivamente sobre el sistema nervioso central.

La metanfetamina está indicada en el tratamiento de la narcolepsia, del desorden caracterizado por déficit de atención y también en el control de la obesidad. El último uso, aunque vigente, es poco aceptado en la actualidad; las indicaciones para narcolepsia y TDAH son reconocidas como terapéutica de segunda línea.


¿Cómo se diferencia la metanfetamina de otros estimulantes, como la cocaína?


La metanfetamina se clasifica como un psicoestimulante de la misma manera que lo son otras drogas de abuso como la cocaína.

Sabemos que la metanfetamina es extructuralmente similar a la anfetamina y al neurotransmisor dopamina, pero es bastante diferente a la cocaína. Aunque estos estimulantes tienen efectos similares psicológicos y de comportamiento, hay algunas diferencia importantes en los mecanismos básicos de cómo funcionan a nivel de la célula nerviosa.

Sin embargo, el punto clave es que la metanfetamina, como la cocaína, resulta en una acumulación del neurotransmisor dopamina, y esta concentración excesiva de dopamina aparentemente produce la estimulación y sensación de euforia que siente el usuario.

En contraste con la cocaína, que se elimina un poco más rápido y se metaboliza casi completamente en el cuerpo, la metanfetamina tiene una duración de acción mucho más prolongada y un porcentaje mucho más alto de la droga permanece intacto en el cuerpo. Esto resulta en que la metanfetamina permanezca en el cerebro más tiempo, lo que finalmente conduce a efectos estimulantes prolongados.


También le puede interesar:

La edad de inicio en el consumo de droga cae a los 14 años. ¿Y si mi hijo consume? ¿Qué debo hacer?

Uso y abuso de metilfenidato (Rubifen, Concerta, Ritalin…)

Esto es lo que te puede pasar por tomar una “pequeña” pastilla de éxtasis

Tráfico de drogas en España

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS