Dani Benítez, jugador del Granada, da positivo por cocaína

Dani Benítez, jugador del Granada CF, dio positivo por cocaína en un control antidopaje el pasado 16 de febrero, precisamente el día en que fue expulsado durante la disputa del Granada-Betis apenas a los quince minutos de saltar al campo sustituyendo a otro compañero. Ahora se expone a una fuerte sanción económica y a un castigo ejemplar tras ser ‘cazado’ por la Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte.

El día de su positivo, en la jornada 24 de Liga, tras semanas sin rascar apenas minutos, el Estadio de Los Cármenes lo recibió con una ovación que se convirtió en abucheo cuando en el minuto 75 dejó al equipo con diez jugadores tras una entrada a destiempo al centrocampista bético Nono, en un encuentro que era decisivo para la salvación del equipo al disputarse ante un rival directo.

Ni el jugador ni el club han hecho aún declaraciones al respecto de este positivo, desvelado por Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte, y que se produjo en un control antidoping realizado antes del citado encuentro contra el Betis. La sanción derivada del mismo podría suponerle a Benítez hasta dos años alejado de los terrenos de juego.


Ni yo mismo me comprendo…


Un incomprendido. Iniciado como una de las grandes promesas del país y acabado como un ‘enfant terrible’, tras protagonizar el primer caso de dopaje detectado en el fútbol español en la última década, Benítez siempre ha dicho sentirse un incomprendido.



Dani Benítez, jugador del Granada, da positivo por cocaína - dejar la coca - clínicas de adicciones - enganchado a la coca

Célebre por sus timbas de póker, le iba tanto la noche que le apodaron Dani ‘Beefeater’ en Granada


Su imagen pública, deteriorada en los últimos años por sus extravagancias y su inconmensurable afición a la noche, contrastaba con el perfil íntimo que relataba su gente cercana. “Dani era una persona entrañable. Hay que conocerle. Un chaval que necesita cariño, pero que también te da mucho. Y como futbolista tenía cualidades de top. Absolutamente. Con su talento podía haber llegado a donde quisisera. Sólo debía tener la cabeza centrada”, analizaba Fabri, probablemente el entrenador que mejor comprendió a Benítez, que más partido le sacó. También de quien mejores consejos desatendió.

Siempre perseguido por la polémica, Benítez, que llegó al Granada como uno de los fichajes de Quique Pina a través de su relación con Udinese cuando el equipo aún militaba en la Segunda División B. Desde entonces, el mallorquín ha pasado de joven promesa a colocarse el cartel de estrella y luego pasar al banquillo e incluso la grada.

Su expulsión ante el Betis motivó que en el siguiente partido en que Alcaraz le dio la oportunidad de rendir, frente al Villarreal, fuese abucheado por la afición que hasta entonces lo idolatraba pese a su irregularidad.

Ya a finales de la temporada 2011/2012 Benítez fue protagonista para mal al dar un botellazo al colegiado Clos Gómez tras la conclusión de un Granada-Real Madrid en el club quedaba al borde del descenso a falta apenas de una jornada para el final de la Liga.

El mallorquín comenzó la siguiente temporada ya sancionado y no ha respondido en los tres años que lleva en Primera a la confianza de ninguno de los cuatro entrenadores que ha tenido.


También puede interesarle:

– Huye el alcalde de Toronto tras difundirse video fumando ‘crack’

– En coma tras pasar 16 horas jugando y tomando bebidas energéticas

– ¿Como detectar el consumo de cocaína?

– Detenido un matrimonio por usar a su bebé para vender cocaína

– La edad de inicio en el consumo de droga cae a los 14 años. ¿Y si mi hijo consume?


© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS