Por qué el Candy Crush crea adicción

A raíz de la entrevista realizada esta mañana a Cadena Ser volvemos a rescatar este artículo de Elena Martí, nuestra experta en conductas adictivas, que tan bien explica Por qué el Candy Crush crea adicción.

 

Por qué el Candy Crush crea adicción

 

El juego es simple, pero tremendamente adictivo. Consiste en crear filas o columnas con tres caramelos del mismo color, tiene un valor estimado de 7.100 millones de dólares y es jugado por 93 millones de personas cada día.

 

Pero, ¿qué es lo que tiene este juego que lo hace tan adictivo? En primer lugar, es muy fácil de jugar. La premisa de Candy Crush es ser lo suficientemente básico como para que un niño en edad preescolar pueda usarlo. Inicialmente, el juego permite ganar y pasar los niveles con facilidad, proporcionando un fuerte sentido de satisfacción.

Es el juego del momento. Todos hemos recibido alguna vez en Facebook una invitación para jugar. No es raro, desde que se lanzara en esta red social allá por abril de 2012 sus seguidores no han parado de crecer hasta alcanzar los 45 millones de jugadores en activo. Esta cantidad de usuarios sitúan a Candy Crush Saga como el juego de moda, pero, ¿por qué es tan adictivo?

Candy crush saga - adicción a los juegos - adicciones - tratamiento adicción - adicción a los juegos

Los logros son percibidos como minirrecompensas, lo que incide en la liberación de la dopamina 

 

Las razones tienen que ver con la memoria a corto plazo y en las tareas incompletas. Cuando un jugador pasa un nivel de Candy Crush Saga lo olvida, pero cuando pierde, tiene la urgente necesidad de solventarlo porque se le queda «clavado» en la cabeza. Es ahí donde se genera la adicción.

Por qué el Candy Crush crea adicción - Hoy por Hoy - Adicción a  los juegos

 

El «efecto Zeigarnik» o por qué el Candy Crush crea adicción

 

Esta teoría se conoce como el Efecto Zeigarnik, según cuenta Tom Stafford, de la Universidad de Sheffield, a la web de la BBC.

Este efecto fue descubierto a principios de siglo por la psicóloga Bluma Zeigarnik tras observar el comportamiento de los camareros. Estos podían recordar una gran cantidad de pedidos pendientes, sin embargo, una vez resueltos (servidos) los pedidos, los olvidaban. La psicóloga experimentó en el laboratorio con un grupo de voluntarios a los que proponía unos 20 retos mentales, de los cuales la mitad serían interrumpidos. Al finalizar el experimento, los voluntarios recordaban estas tareas con más claridad que las que habían resuelto satisfactoriamente.

Esta teoría demuestra el por qué los jugadores se hacen adictos a este juego. Al no terminar un nivel, no lo pueden olvidar y piensan en cómo superarlo, lo que les crea ansiedad que sólo pueden aliviar si vuelven a jugar, y, si no pueden, pueden padecer hasta síndrome de abstinencia.

 

Dopamina

 

Estos logros son percibidos como minirrecompensas en nuestro cerebro, lo que incide en la liberación de la dopamina aprovechando los mismos circuitos neuronales implicados en la adicción.

Sin embargo, para que su simpleza no llegue a ser aburrida y la gente no pierda el interés, a medida que se avanza en el juego, va aumentando también su dificultad, con lo que las victorias son intermitentes y cada vez más fuertes las dosis de dopamina liberadas.

Adicciones y trastorno de conducta - adicción - trastorno de personalidad - Pedro García Aguado

La estrategia es la misma aplicada en las máquinas tragaperras 

 

La estrategia seguida por Candy Crush es la misma aplicada en las máquinas tragaperras, en las que nunca se puede predecir cuándo se va a ganar, pero se gana con la suficiente frecuencia como para querer volver a jugar una y otra vez.

Descubra que síntomas tiene una persona ludópata segun la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (American Psychiatric Association )

 

Motivos sociales y retos

 

Pero este efecto no es el único que hace que Candy Crush sea tan adictivo. Hay otros factores que le han convertido en un juego capaz de generar en un sólo día 600 millones de partidas: el factor social (todo el mundo conoce a alguien que juega en Facebook, Android o iOs), la puntuación a través de ránkings que nos «pica» con respecto a nuestros conocidos, la expectativa por saber cómo será el siguiente nivel, o la propia naturaleza del juego con vidas limitadas son algunos de los factores que han hecho que Candy Crush genere «cientos de millones» de beneficios al año a sus propietarios.

Así, si vuelve a recibir una invitación al Candy Crush en sus notificaciones de Facebook, no piense en lo «pesados» que son sus amigos, piense que sólo son unos adictos al juego que necesitan que aceptes su invitación para conseguir más vidas, jugar más tiempo y evitar así el síndrome de abstinencia de estos «adictos» al juego del momento.

Cada día Candy Crush es jugada cerca de 600 millones de veces por personas entre los 25 y 55 años de media.

¿Porqué son caramelos?

 

Steve Sharman, un estudiante de doctorado en Psicología de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), que investigó la adicción al juego, explica que la impresión de que controlamos el juego es la clave de su naturaleza adictiva.

Por último, no es casualidad que los elementos con los que se juega en Candy Crush sean caramelos, piezas supuestamente dulces y de colores.

Como Sharman señala, los alimentos se utilizan a menudo en los juegos de azar vinculando el placer que provoca comer determinados alimentos con el juego en cuestión.

 

Adicción al juego

 

“La ilusión de control es un elemento crucial en el mantenimiento de la adicción al juego ya que infunde un sentimiento de habilidad o de control. Hay una serie de características en el juego como los denominados “boosters” que hacen creer a los jugadores que están afectando el resultado del juego, pero esto ocurre en casos contados”.

Hay otra característica muy importante para que Candy Crush tenga tanta aceptación: La espera de 30 minutos para generar una vida después de cinco derrotas, y que nos provoca insatisfacción y la necesidad de siempre querer jugar más. Esto es conocido como Adaptación Hedónica y ha sido investigado por la Universidad British Columbia y la Universidad de Harvard.

Adicciones - adicción al móvil

 

Jóvenes adictos al azar

 

El juego es adictivo. El ludópata es un enfermo. Y cada vez más jóvenes piden ayuda. La explosión de las webs de juego ‘on-line’ ha acelerado el momento de la primera apuesta. Hasta hace poco, los jugadores empezaban, de media, a los 28 años. Hoy, a los 18. Algunos, incluso, a los 13 años. Los expertos advierten: «Una generación entera está siendo empujada a la ludopatía». Y todo comienza con un clic.

Las apuestas son la segunda causa ya de ludopatía en España. Pese al auge del juego ‘online’, aún son muchos los jóvenes que siguen encontrando alicientes en jugarse el dinero en estos locales. Allí se emiten todo tipo de deportes en abierto, se trata a los mejores clientes con especial deferencia -«te invitan a desayunar, a comer, a beber… a lo que quieras con tal de que gastes», y las apuestas se cobran al instante, al contrario de lo que ocurre en las casas ‘online’, que suelen tardar días en pagar y algunas se quedan con un porcentaje de las ganancias.

Las apuestas suelen ser el comienzo de una adicción. «Luego, lo que ocurre es que se modifica la necesidad de adrenalina que te produce jugar. Necesitas más inmediatez. Algo instantáneo. Y acabas apostando a casi todo en todo, llegando a ganar 1.000 euros en 15 segundos», explica un testimonio.

Seguir leyendo…. Jóvenes adictos al azar

 

Adicciones psicológicas o Conducta adictiva

Cualquier comportamiento que cumpla estos seis criterios será definido como adicción:

¿Soy adicto a internet o a los juegos?

Tratamiento de la adicción a los juegos

 

En el caso de adiccióna los juegos o a internet, al igual que en cualquier “conducta adictiva”, es muy importante seguir un tratamiento centrado en la modificación de la conducta y del control de los impulsos. Habrá que controlar la ansiedad, los conflictos interpersonales y revisar el estilo de vida del paciente.

 

¿Como actuar ante una adicción a los juegos?

 

Si usted sospecha que un miembro de su familia o persona cercana es adicto a los juegos, al móvil o a internet lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación.

En Centro Can Rosselló recomendaremos lo más adecuado en cada caso y asesoraremos a la familia y al paciente sobre como actuar. Recuerde que nos puede llamar las 24 horas del día a nuestro teléfono de información: 646 479 014

 

Artículos relacionados:

El 30% de los ludópatas son mujeres pero sólo el 10% acude a tratamiento

Adicción a las compras: compras compulsivas

Ludopatía y mujer, análisis del perfil psicológico

El alcohol y su efecto depresivo

Ludopatía en adolescentes

Patología dual, ¿primero el huevo o la gallina?

Celia Villalobos, jugando al Candy Crash ¿Porqué el Candy Crush crea adicción?

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS