Analgésicos: Señales de Abuso y Adicción a los analgésicos

Los analgésicos opioides producen una euforia de corta duración, pero también son adictivos.

El consumo prolongado de analgésicos puede llevar a la dependencia física. El cuerpo se adapta a la presencia de la sustancia y si uno deja de consumir la droga de forma repentina, pueden presentarse síntomas de abstinencia. O el cuerpo podría desarrollar una tolerancia a la droga, lo que significa que se deben consumir dosis más fuertes para conseguir los mismos efectos.

Como todas las drogas, los analgésicos simplemente ocultan el dolor por el cual se toman. No “curan” nada. Una persona que continuamente intenta aliviar el dolor podría llegar a tomar dosis cada vez mayores, sólo para descubrir que no puede pasar a través del día sin la droga.

Los síntomas de abstinencia pueden incluir agitación, dolores musculares y de huesos, insomnio, diarrea, vómito, escalofríos con piel de gallina (conocidos como “Síndrome de Abstinencia”), y movimientos involuntarios de las piernas.

Uno de los riesgos más graves de los opioides es la depresión respiratoria: altas dosis pueden causar que la respiración reduzca de ritmo al punto que se detiene y el consumidor muere.

 

Adicción a los analgésicos y sobredosis

 

“Soy adicto a los analgésicos recetados por los médicos. Comencé a tomar analgésicos por prescripción médica hace algunos años cuando mi doctor me los recetó para tratar el dolor post operatorio generado por una cirugía de la columna….A lo largo de los últimos años he tratado de acabar con mi dependencia de los analgésicos y, de hecho, en dos ocasiones me interné en clínicas médicas en un intento por lograrlo.Analgésicos: Señales de Abuso y Adicción a los analgésicos - centro de desintoxicación

“Hoy en día, los adultos jóvenes son los que más abusan de los analgésicos prescritos, los estimulantes y los tranquilizantes,” “Lo hacen para drogarse. Pero porque creen que las drogas les ayudan, lo cual dista bastante de ser verdad. Sin embargo, lo que es peor aún, es que el año pasado, 12.000 estadounidenses murieron por sobredosis accidental por consumo de medicamentos con prescripción. Eso es más de 30 muertes al día”

 

Efectos del abuso de analgésicos


– El abuso de analgésicos puede ocasionar vomito.

– El abuso de analgésicos puede causar que tus pupilas (el círculo negro en el centro de cada ojo) se pongan muy pequeñas.

– El abuso de los analgésicos puede causar estreñimiento (dificultad para tener una evacuación intestinal).

– Cuando la gente fuma, aspira o se inyecta analgésicos, consiguen una reacción más fuerte de lo que harían si se tragaran las pastillas. Puede que la “euforia” sea más fuerte, pero también es más peligrosa y puede causar problemas respiratorios.

Las personas que se vuelven adictas a los analgésicos tienen que tomar más y más droga para obtener el mismo nivel de euforia.

Las personas que son adictas a los analgésicos en secreto pueden visitar muchos médicos diferentes para tratar de obtener el mayor número recetas de analgésicos posible. Luego, pueden visitar diferentes farmacias (ventas de medicamentos con receta) para que nadie se de cuenta de que sólo una persona está comprando todas estas pastillas para el dolor. Esto se conoce como “doctor shopping” lo que es no solo ilegal pero también sumamente peligroso.

 

Las personas que están tratando de dejar los analgésicos pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor en los músculos y huesos
  • Escalofríos
  • Vomitos
  • Diarrea
  • Nerviosismo, enojo o tristeza
  • Insomnio
  • Asimismo podrían sentir una fuerte necesidad de consumir esta droga.

Los efectos de los analgésicos en el cerebro y en el resto del cuerpo

Analgésicos: Señales de Abuso y Adicción a los analgésicos - centro de desintoxicación

Estos son sólo algunos de los problemas que el abuso de analgésicos puede causar:

– Problemas respiratorios:
El abuso de analgésicos puede enlentecer o incluso detener su respiración.

– Coma:
El abuso de los analgésicos puede ponerte en estado de coma y hasta causar posiblemente la muerte.

– Adicción:
Los analgésicos con receta pueden ser tan adictivos como la heroína, sobre todo si se fuman o se inyectan. Entonces, incluso si recibes tratamiento, es difícil que te mantengas alejado de la droga. Afortunadamente, hay medicamentos que pueden ayudar a una persona a recuperarse de la adicción a analgésicos recetados.

– Sobredosis:
Los signos de una sobredosis de analgésicos son la piel fría y sudorosa, confusión, temblores, somnolencia extrema, dificultad para respirar y coma.

– Muerte:
Muchas personas mueren por sobredosis de analgésicos. De hecho mueren más personas por sobredosis de analgésicos cada año que por el consumo de la heroína y la cocaína juntas.

 

Adictos al ibuprofeno

 

Stewart Adams era un farmacéutico hecho a sí mismo. Dejó los estudios a los 16 años y no se licenció hasta que la empresa donde trabajaba como aprendiz, el gigante británico Boots, decidió financiarle la universidad. Hace 50 años, Adams, además, descubrió un medicamento que ha terminado convirtiéndose en el analgésico más utilizado. En los diez primeros meses de 2011 se habían vendido en España 89 millones de envases, según datos de la consultora IMS Health.

Según estudios recientes, el 65% de las personas que toman ibuprofeno lo hacen en exceso.

Aunque los expertos destacan la seguridad de este popular medicamento, diversos estudios han advertido en los últimos años de que no está exento de efectos secundarios y de que, además, se consume más de la cuenta: un estudio realizado por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid en 2006 señalaba que el 65% de las personas que toman ibuprofeno lo hacía en exceso. El ibuprofeno puede ser peligroso si se consume simultáneamente con dosis bajas de aspirina, una mezcla muy prescrita para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

 

También puede interesarle:

Cuatro años de cárcel por drogar al su hijo de 6 años con psicotrópicos

Ciertos somníferos y ansiolíticos podrían aumentar el riesgo de padecer Alzheimer

Los fármacos para la ansiedad son los segundos más vendidos en nuestro país

Día Mundial de Prevención del Suicidio

Antidepresivos y ansiolíticos para afrontar la vida cotidiana. ¿Solución o problema?

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS