K2, la nueva droga adolescente de moda en Baleares

Las autoridades sanitarias de Baleares han alertado de la presencia de una nueva droga sintética que en las últimas semanas ya puede haber originado más de una decena de ingresos hospitalarios. En todos los casos, se trata de adolescentes que requirieron asistencia médica tras haber consumido, supuestamente, marihuana sintética.

La sintomatología común a todos los afectados hace sospechar que, en efecto, su consumo ha empezado a extenderse en el archipiélago. Esta nueva droga de diseño recibe también el nombre de Spice, K2 o fake weed, y aunque lleva años en el mercado, ahora parece que ha disparado su consumo en Es­paña.

Hay que decir que se trata de un tipo de estupefaciente que resulta muy difícil de detectar en el organismo y que incluso suele ser habitual que dé negativo en un primer análisis conven­cional.

El último episodio, ocurrido hace unos días en Mallorca, ha hecho saltar todas las alarmas y ha puesto en jaque tanto a la policía como a los servicios de toxicología. Tres jóvenes, dos de ellos menores de edad, fueron ingresados en un centro hospitalario de la isla tras desplomarse en plena en calle.

La policía ha informado que el incidente tuvo lugar junto a un instituto donde un numeroso grupo de adolescentes consumía esta sustancia. Un hecho que los servicios de toxicología del hos­pital de Son Espases, el centro de referencia en las islas, consideran como preocupante. Especialmente, por los efectos devastadores sobre el organismo de esta droga, que en la actualidad está prohibida en diversos países, como Francia, Alemania, Reino Unido, Austria, Rumania, Suiza o Suecia. En cambio, en España se comercializa como incienso.

Spice, marihuana sintética, drogas sintéticas, cannabis, porros, dejar los porros, tratamiento adicciones, adicción, dejar drogas, La Garriga, Can Rosselló, cocaína, infectasSu distribución suele ser en herbolarios y mayoritariamente a través de internet. Un canal de distribución que resulta muy accesible para los jóvenes, sobre todo, por su bajo precio en comparación con otro tipo de drogas convencionales. En este sentido, los expertos inciden en este aspecto; resulta fácil hacerse con ella, su aspecto es similar al del cannabis y suele presentarse como barritas de incienso o unas hierbas que previamente han sido rociadas con aromas.

Su efecto tóxico es diez veces más fuerte que la marihuana y más potente que el de la cocaína: se trata de una nueva droga sintética llamada “spice” o “K2”  que ha llevado a las salas de urgencias a muchos jóvenes.

El spice, el K2 y las sales de baño (es el nombre usado por los comerciantes para enmascarar el contenido real de estas sustancias) se han convertido en la segunda droga más consumida por los jóvenes norteamericanos, solo por detrás de la marihuana. Además, estas sustancias no están autorizadas para el consumo, una información que está presente en todos los envases.

Aunque en España, de momento no se han detectado casos graves, en Estados Unidos durante los últimos años se han registrado ya varias muertes tras su consumo. Por ello, después de los últimos episodios conocidos, las autoridades baleares han iniciado una investigación para determinar en qué grado el consumo de esta nueva droga se ha extendido entre los adolescentes de las islas. Hasta la fecha, en Baleares se habían registrado casos esporádicos entre algunos jóvenes turistas en cuyos países de origen el consumo de la marihuana sintética es más habitual.


¿Qué efectos tiene esta droga? 



Debido a la creciente y variada oferta de este tipo de sustancias, los expertos han encontrado dificultades para determinar unos efectos que sean comunes a todos los tipos de marihuana sintética. Los más frecuentes son nerviosismo, subida de la presión arterial, temblores y mareos, alucinaciones y dilatación de pupilas. Estos síntomas son muy similares a los que producen sustancias como la cocaína, el LSD y la metanfetamina.

En el caso concreto de las sales de baño, pueden provocar aceleración del ritmo cardíaco, paranoia extrema, tendencias suicidas y agresividad.

Para que nos entendamos, esta droga es “como un tipo de cocaína superpoderosa producida en laboratorios” que altera los mecanismos en el cerebro que ayudan al ser humano a frenar los impulsos. Eso fue lo que llevó a un hombre de Miami a convertirse en caníbal tras sufrir un ataque de paranoia esquizoide derivado al parecer de haber consumido drogas sintéticas similares; al final “terminó” abatido a balazos luego de que fuera encontrado por la policía devorando desnudo la cara de un indigente.


¿Qué es una droga sintética?


Una droga sintética es aquella que no ha sido extraída de las plantas. Es obtenida en un laboratorio con reactivos químicos, dando lugar a drogas muy semejantes a las naturales, pero que no propiamente tienen su estructura química. Es decir está modificada y es más difícil eliminarla del organismo, pudiendo producir situaciones anómalas.

En el caso de “spice”, produce psicosis, problemas cardíacos, dolor en el pecho, posibles náuseas y hasta vómitos, ampliación del globo ocular, confusión mental, insuficiencia respiratoria, pánico en general y finalmente una pérdida de consciencia. Afecta principalmente las funciones del sistema nervioso central, así como otros mecanismos reguladores de impulsos.


¿Qué hacer si mi hijo consume drogas?

Víctimas del “beso del sueño” ¿Realidad o mito?

Los europeos gastan cada año 24.000 millones en drogas ilegales

Un 20% de los delitos de menores son de violencia contra sus padres

La edad de inicio en el consumo de droga cae a los 14 años. ¿Y si mi hijo consume?

Los peces europeos se ‘vuelven locos’ con los ansiolíticos que echamos a los ríos