Nuevo estudio permiten detectar precozmente la Esquizofrenia

Un nuevo estudio revela que existen anormalidades funcionales a nivel metabólico y anormalidades anatómicas en el cerebro de pacientes que aún no muestran claros trastornos de comportamiento esquizofrénico, lo que ayuda a su diagnóstico.

Las técnicas de exploración de resonancia magnética que se utilizan normalmente en la medicina, podrían aplicarse en el futuro, según un estudio de la Universidad de Yale, para diagnosticar y tratar la esquizofrenia temprana antes que se manifiesten mayores signos de alteraciones en el comportamiento.

Hace ya unos años que, diferentes estudios científicos, están indagando diferentes técnicas, como son la resonancia magnética, para poder detectar precozmente la esquizofrenia.


Diagnóstico temprano de la esquizofrenia


En esta fase precoz de la enfermedad, las imágenes por resonancia magnética (IRM), también conocidas como tomografía por resonancia magnética o de resonancia magnética nuclear, muestran que las conexiones entre los dos hemisferios del cerebro (inter-hemisféricas o triángulos), se reducen en las regiones frontales (fila superior en la imagen), y en cambio aumentan en las regiones posteriores (fila inferior), según un informe de la Universidad de Yale.

La esquizofrenia es un trastorno neuropsiquiátrico debilitante, que deriva en un comportamiento anómalo muy variado. Se diagnostica normalmente desde el fin de la adolescencia a la edad adulta. El equipo médico de Yale destaca que previo al diagnóstico clínico de esta enfermedad, a menudo se manifiestan algunos síntomas conductuales indicativos que podrían prever el diagnóstico en la etapa más precoz, como los “ déficits cognitivo y el abuso de sustancias”.

Las nuevas evidencias apuntan a que en esta fase, las personas que están manifestando algunos de estos déficit, o el abuso de drogas, podrían a futuro hacerse los exámenes de resonancia para diagnosticar la posible esquizofrenia y optar por un buen tratamiento.


La importancia de un diagnóstico precoz


Existen datos que revelan que cuanto más se retrase el inicio del tratamiento peores serán los resultados. Muchas veces el diagnóstico se suele demorar hasta que el médico está completamente seguro de que el paciente sufre la patología, algo que no se produce hasta que se manifiesta el primer ataque de psicosis (alucinaciones, cambios en el comportamiento, etcétera).

Patología Dual y esquizofrenia - trastorno adictivo - adicción a drogas - esquizo - cocaína - patología dualEn la esquizofrenia, casi como en cualquier enfermedad, cuanto más precoz sea la intervención, mejor será el pronóstico. En este caso, la presencia de múltiples crisis se ha relacionado con la posibilidad de deterioro de funciones como la atención, la concentración y el ánimo, y este deterioro, a su vez, también se ha relacionado con el retraso en el inicio del tratamiento farmacológico una vez se han presentado los síntomas.

Las enfermedades como la esquizofrenia son trastornos progresivos que van afectando a distintas funciones neurológicas y que los síntomas psicóticos corresponden a una fase tardía de la enfermedad.


Mantener una buena calidad de vida en pacientes esquizofrénicos


No hay duda de que cada vez hay más datos que apoyan que el pronóstico en esquizofrenia está habitualmente vinculado a la demora en la realización del diagnóstico e inicio del tratamiento adecuado. Por ello, los especialistas destacan la importancia del diagnóstico precoz y el mantenimiento del tratamiento ajustado a la situación del paciente en cada momento para reducir el deterioro a medio y largo plazo que produce el trastorno. De esta manera, se puede conseguir que un porcentaje significativo de pacientes pueda mantener un nivel de funcionamiento compatible con buena calidad de vida.

El mayor problema siempre es que el contacto del paciente con el especialista se produce, en la mayoría de los casos, cuando el trastorno ha llegado a la fase de síntomas activos claros. Para el diagnostico de la esquizofrenia es fundamental obtener una buena historia biográfica del paciente y realizar una exploración mental. Aun así, hemos de tener en cuenta que esta valoración puede plantear un problema ante la posible falta de colaboración del paciente, ya que una de las dificultades presentes en al menos el 50% de los casos es la ausencia de conciencia de enfermedad.

Es cierto que el inicio de la esquizofrenia coincide habitualmente con el paso de la adolescencia a la edad adulta. Este periodo es por sí mismo conflictivo, y no son infrecuentes los cambios de humor y el malestar, aunque generalmente no se da un aislamiento generalizado y a pesar de los cambios la vida continúa igual con los estudios, amigos y aficiones.

Incluso algunos de los síntomas de la esquizofrenia también pueden estar presentes en una depresión. Por eso, debe ser un especialista siempre el que haga el diagnóstico.

En muchos casos el debut de la enfermedad es muy brusco, haciendo que en una o dos semanas la persona empiece a percibir cosas extrañas a su alrededor: complots, tramas contra él, voces en la cabeza, angustia y otras alteraciones de conducta secundarias. En estos casos los familiares acuden alarmados a su médico de cabecera o a urgencias donde se inicia un tratamiento y seguimiento.

Lo que los científicos estan intentando conseguir es que se pueda hacer un diagnóstico precoz de la enfermedad, con todos los beneficios que ello conlleva.

Ya por último decir que no debemos tener miedo a consultar a un especialista en caso de duda. Siempre es mejor que nos tranquilicen diciendo que no tiene importancia lo que nos preocupa a que se esté instaurando la esquizofrenia y esta no sea tratada.

 


Artículos relacionados:

Ejercicios físicos y mentales, beneficiosos para los pacientes con esquizofrenia
Esquizofrenia y otras psicosis

La mitad de adultos adictos a sustancias presentarán un diagnóstico psiquiátrico en 15 años

¿Se puede diagnosticar el TLP en adolescentes?

Prevenir el suicidio en adolescentes y jóvenes

Desmontando los 10 grandes mitos sobre las personas con enfermedad mental

Trastorno delirante. Alcohol y otras drogas