Un padre anestesiado por el alcohol: hijos de alcohólicos…

El alcoholismo es una enfermedad familiar que daña a quienes viven en compañía de un alcohólico. Los miembros de una familia se encuentran involucrados emocionalmente con la persona adicta, como de hecho lo estarían con cualquier otro familiar cercano que se enfermara, pero en el caso del alcoholismo, la implicación es más profunda, dado que este padecimiento afecta física, mental y espiritualmente a todos aquellos con quienes tiene contacto.

Los alcohólicos, además de ser víctimas, tienen una influencia adversa sobre aquellos con quienes se relacionan.

 

La familia de la persona alcohólica

 

Las personas más cercanas son las que sufren más. La familia del alcohólico padece los efectos del alcoholismo pues se ve afectada, por ejemplo, cuando despiden al alcohólico de su trabajo, cuando el ingreso familiar se gasta en la bebida, o cuando los parientes y amigos evitan al adicto y a su familia. Los miembros resultan afectados por la impredecible conducta del alcohólico, por el temor de que situaciones desagradables se repitan, por la angustia, por la vergüenza y, con el tiempo, también ellos se enferman emocionalmente.

Una de las características de los hijos adultos de alcohólicos, es la necesidad de tener el control de todo en todos los ámbitos de competencia.

Temor a perder lo que nunca han tenido. De niños han tenido un padre o una madre anestesiado por el alcohol que lo ha dejado sólo en muchas ocasiones, que no lo ha acompañado en los eventos de importancia, que ha dejado sobre sus hombros responsabilidades como traer el sustento a la casa, o cuidar de sus hermanos menores y de sí mismo.

De adultos este vacío se transforma en ansiedad, temor, desconfianza…

Lo importante es reconocer que ese niño indefenso creció y hoy es un adulto que puede y debe hacerle frente a esos temores que ya no están.

 

Hijos adultos de alcohólicos

 

Los hijos de los alcohólicos son un grupo de alto riesgo, básicamente por las consecuencias negativas derivadas del consumo de su padre o madre.

Los hijos de padres alcohólicos tienden a tener un patrón psicopatológico que en ocasiones no pueden ver por ellos mismos. Al igual que la codependencia, el alcoholismo es un problema que se transmite de una generación a otra, donde uno de los padres es el alcohólico y el otro el codependiente.

El alcoholismo es una enfermedad que va permeando la personalidad de poco a poco; los hijos de familias alcohólicas se “acostumbran” a vivir en medio del caos y el conflicto, de modo que las probabilidades de ser un agresor y/o agredido de adultos.Hijos de alcohólicos - alcohólico - centro de adicciones_

Básicamente, los hijos replican la conducta de su historia familiar de adultos, ya sea que ellos se conviertan en personas alcohólicas o bien estableciendo una relación de pareja con una persona alcohólica.

Los hijos de los enfermos alcohólicos, representan un 10% de la población, y tienen muchas probabilidades de desarrollar problemas diversos por factores bio-psico-sociales. Y las causas son tres: en primer lugar, los factores ambientales de la convivencia; en segundo, lugar la transmisión genética y; en tercer lugar, los factores tóxicos del alcohol sobre el feto, en caso de que el alcoholismo se haya desarrollado mientras el hijo se encontraba en el seno materno.

 

Alcoholismo en familia

 

El alcoholismo es común en las familias y los hijos de alcohólicos. La mayoría de los hijos de alcohólicos han experimentado cierta forma de abandono o abuso.

Un niño en este tipo de familia puede tener una variedad de problemas:

  • Culpabilidad: El niño puede creer que es la causa primordial de que su padre/madre abuse de la bebida.
  • Ansiedad: El niño puede estar constantemente preocupado acerca de la situación en su hogar. Puede temer que el padre alcohólico se enferme o se hiera, y puede también temer a las peleas y la violencia entre sus padres.
  • Vergüenza: Los padres pueden transmitirle al niño el mensaje de que hay un terrible secreto en el hogar. El niño que está avergonzado no invita sus amigos a la casa y teme pedir ayuda a otros.
  • Incapacidad de establecer amistades: Como el niño ha sido decepcionado tantas veces por el padre/madre que bebe, no se atreve a confiar en otros.
  • Ira: El niño siente ira y rabia contra el padre alcohólico porque bebe tanto y suele estar enojado también con el padre que no es alcohólico porque no le da apoyo o protección.
  • Confusión: El padre alcohólico cambia de momento, va de ser amable a ser violento sin ninguna relación con el comportamiento del niño. Una rutina regular diaria, tan importante para el niño, no existe en su casa porque las horas de las comidas y de acostarse cambian constantemente.
  • Depresión: El niño se siente solo e incapaz de poder hacer algo para cambiar la situación.

 

Aunque el niño trata de mantener el alcoholismo en secreto, sus maestros, parientes, otros adultos o sus amigos pueden darse cuenta de que algo está mal. Los psiquiatras de niños y adolescentes indican que los siguientes comportamientos pueden ser síntomas de un problema en el hogar, como el del alcohol:

  • El fracaso en la escuela y las ausencias frecuentes.
  • La falta de amigos, el retraimiento de los compañeros de clase.
  • El comportamiento delincuente, como el robar y la conducta violenta.
  • Las quejas frecuentes de problemas físicos, como dolores de cabeza o de estómago.
  • El abuso de bebidas alcohólicas o drogas.
  • La agresión contra otros chicos.
  • El comportamiento de exponerse continuamente a riesgos.
  • La depresión, o pensamientos o comportamiento suicida.

Hijos de alcohólicos - alcohólico - centro de adicciones_
Algunos hijos de alcohólicos tratan de actuar como “padres” responsables de la familia y entre sus amigos. Tratan de hacerle frente al alcoholismo convirtiéndose en personas controladas, que tienen mucho éxito en la escuela, pero que viven emocionalmente aislados de otros niños y maestros. Sus problemas emocionales no son aparentes hasta que se convierten en adultos.

El programa de tratamiento de Centro Can Rosselló puede incluir la terapia de grupo con jóvenes en la misma situación, lo cual reduce el aislamiento que sienten los hijos de alcohólicos. El especialista trabaja a menudo con toda la familia, particularmente cuando el paciente adicto ha dejado de tomar, para así desarrollar formas saludables de relacionarse entre los miembros de la familia.

 

También le puede interesar:

 

La codependencia, una enfermedad tratable.

 

La codependencia es una dependencia de los demás, de sus estados de ánimo, de su conducta, de su enfermedad o bienestar y de su amor.

Paradójicamente pareciera que los demás dependen de las personas con codependencia, pero en realidad ellos son los dependientes. Parecen fuertes pero se sienten desamparados. Parecen controladores pero en realidad son controlados ellos mismos, a veces por una enfermedad tal como la adicción.

La codependencia es el resultado del impacto de la adicción en la familia. Esta codependencia se manifiesta a través de patrones de conducta y relación que son disfuncionales y que facilitan el desarrollo de la adicción. La codependencia es tratable y la recuperación es posible.

Estos son los hechos que guían la recuperación. Solucionar estos problemas hace que la recuperación sea liberador.

Seguir leyendo sobre La codependencia, una enfermedad tratable.

 

¿Qué es la coadicción o codependencia?

 

La coadicción (o también llamada codependencia) es una enfermedad tan cruel como la del mismo adicto, y aunque no conozco ningún estamento oficial que ofrezca asistencia a los afectados mediante un protocolo claro y preciso, empieza a ser reconocida como tal y se la cataloga como disfunción.

La codependencia se caracteriza por una preocupación excesiva de una persona, lugar u objeto, la dependencia hacia otra persona se convierte en una relación patológica afectando en las relaciones con los demás.

El codependiente tiene su vida enfocada en los demás y no en si mismo, ocasionado por su falta de autoestima, necesita la aprobación de los demás, por lo que intenta satisfacer a todo el mundo, negando sus propios sentimientos.

Seguir leyendo sobre La codependencia, una enfermedad tratable.

 

¿Cómo ayudar a un familiar o a amigo con problemas de adicción?

¿Cómo es el consumidor problemático de cocaína?

Los pacientes con depresión abusan frecuentemente del alcohol y otras sustancias

Ebriorexia “la obsesión de adelgazar con alcohol”

Cómo actuar con la adicción a la cocaína de tu pareja. Coadicción o codependencia

¿Cómo ayudar a un familiar o a amigo con problemas de adicción?

¿Qué es el consumo de riesgo?

Día Mundial de Prevención del Suicidio

Delírium tremens y Síndrome de abstinencia

© 2017 por Elena Martí Nabona - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS