El número de accidentes mortales relacionados con la marihuana se ha doblado en Washington tras su legalización

Desde que en 2012 el estado de Washington, en Estados Unidos, legalizara el uso recreativo de la marihuana, el número de accidentes de tráfico con víctimas mortales relacionados con la conducción bajo los efectos de esta sustancia se ha multiplicado por dos, según un reciente estudio de la Fundación AAA para la seguridad vial, que llega justo cuando otros 20 estados del país se plantean la legalización del cannabis este mismo año.

La Fundación AAA afirma que el porcentaje de conductores involucrados en accidentes fatales, que hubieran consumido marihuana recientemente, ha pasado del 8% a un 17% entre los años 2013 y 2014. Uno de cada seis conductores implicados en un accidente mortal en 2014 había usado ésta droga. Y es que, pensemos que el uso de cannabis al volante sea peligroso o no, la verdad es que los números no mienten.

 

Uso del cannabis al volante

 

Esta noticia es especialmente relevante ahora que Estados Unidos está librando una lucha para reducir el número de fallecidos en accidentes de tráfico, que durante los últimos años no ha parado de aumentar en todo el país. De hecho, el número de víctimas mortales subió en 2015 en un 9,3% con respecto al año anterior, el crecimiento más significativo registrado desde el año 1946.

“El aumento significativo de los incidentes viales con fallecidos en los que la marihuana estaba involucrada es alarmante. Washington sirve como un caso de estudio para abrir los ojos a otros estados, por lo que pueda pasar en sus carreteras al legalizar la droga“, declara Peter Kissinger, Presidente de AAA Foundation.El 25% de las condenas judiciales en España son por conducir ebrio - dejar el alcohol - problemas alcohol -alcohólico

Algunos estados (la marihuana recreativa es legal en Washington, Colorado, Alaska y Oregon) han creado límites legales que especifican la cantidad máxima de THC -el componente químico del cannabis- que puede tener un conductor en su organismo, basándose en análisis de sangre. Es algo parecido a los límites impuestos a la conducción bajo los efectos del alcohol, pero plantea problemas.

Algunos de los problemas que se plantean, es que para realizar las pruebas de sangre necesarias para saber el nivel de THC en sangre, se ha de trasladar al conductor a un hospital y en este transcurso de tiempo los niveles de THC podrían bajar por debajo del límite legal antes de ser administrada la propia prueba.

Lo que está claro es que las evidencias físicas apuntan a un impedimento para conducir. “La marihuana puede afectar a la seguridad de los conductores al alterar su nivel de control sobre el vehículo y su capacidad de juicio. Los estados necesitan medidas fuertes y justas para asegurar que el incremento en el uso del cannabis no afecte a la seguridad vial”.

Estados como Montana o Washington han establecido un límite de 5 nanogramos por mililitro, mientras que Nevada y Ohio lo han impuesto en 2 ng/ml y Pensilvaniaen 1 ng/ml. Mientras, otros doce estados (en total hay veinte donde el uso medicinal es legal, frente a los cuatro donde se permite el uso recreativo) no permiten la presencia de THC en los conductores.

En cualquier caso, lo que sí está claro es que, sea legal o no, la marihuana sigue siendo una droga que altera nuestra percepción, rapidez y, en general, las capacidades al volante, por lo que, aunque su uso no suponga una conducta ilegal, la marihuana no debería estar nunca asociado a la conducción de un vehículo.

 

¿Puede el uso de marihuana afectar la habilidad de conducir?

 

La marihuana perjudica seriamente el juicio, la coordinación motora y la reacción temporal, y hay estudios científicos que han encontrado una relación directa entre la concentración de THC en la sangre y la inhabilidad para conducir. La marihuana es la droga ilícita más frecuentemente encontrada en exámenes de sangre de conductores que han estado involucrados en accidentes automovilísticos, incluyendo accidentes fatales.

Entre los conductores que han estado involucrados en una accidente automovilístico, los que han tenido un resultado positivo en los exámenes de THC en la sangre, y especialmente los que han tenido niveles más altos en su sangre, son de tres a siete veces más propensos a ser responsables del accidente que los que no han usado drogas o alcohol. Estudios que lo demuestran.

 

¿Afecta el consumo de cannabis a la conducción?

 

El consumo de cannabis altera, de forma inmediata, la percepción de la velocidad y la precisión. Ambas capacidades son imprescindibles para la conducción. Además, a estas alteraciones se les añade la lentitud motriz y mental que provoca su uso.

drogas y accidentes de tráfico - cannabis y conduccióEs probable que algunas de estas alteraciones persistan durante un periodo de tiempo bastante largo –que podría sobrepasar las 24 horas siguientes al consumo–, aumentando el riesgo de sufrir un accidente cuando se conduce o cuando se utiliza maquinaria peligrosa. El cannabis (junto a algunos tipos de medicación psiquiátrica) es de las drogas que se mantienen más tiempo en el organismo (se almacena en los tejidos corporales). Véase la noticia relacionada.

Este aumento del riesgo de accidente es todavía mayor si, además de derivados del cannabis, se consumen bebidas alcohólicas u otras sustancias psicoactivas.

Es importante decir que, una persona que ha fumado cannabis no sólo debería tener en cuenta que no debe conducir (ya que sus capacidades están mermadas), sino que debe mantener la suficiente conciencia para no subirse a un vehículo conducido por una persona intoxicada (por alcohol u otras drogas).


Artículos relacionados:

El 25% de las condenas judiciales en España son por conducir ebrio

El pasado año, cuatro de cada 10 actuaciones diarias de los Juzgados de Guardia fueronprocedimientos de juicio rápido por delitos viales: de cada tres escritos de acusación presentados por el Ministerio Fiscal, uno fue por infracciones penales, y de cada 10 condenas que se dictaron, cuatro fueron por delitos de esta especie. Seguir leyendo El 25% de las condenas judiciales en España son por conducir ebrio

 

Peatones

La mitad de los peatones fallecidos el pasado año dieron positivo por consumo de alcohol, drogas o psicofármacos, la mayoría hombres y en un 48,7 por ciento de los casos con más de sesenta años.

No solo el alcohol está presente en los conductores fallecidos en accidentes de tráfico (concretamente en casi la mitad). También está presente en los peatones.

En el artículo Perfil del peatón fallecido: mayor de 60 años que ingiere alcohol o psicofármacos, os contábamos que la mitad de los peatones fallecidos el pasado año dieron positivo por consumo de alcohol, drogas o psicofármacos, la mayoría hombres. Seguir leyendo: Deténgase y sople, señor peatón

 

Uno de cada tres conductores se droga antes de conducir

La última campaña de control de drogas y alcohol de la Dirección General de Tráfico ha arrojado datos preocupantes: Uno de cada tres conductores se droga antes de conducir.

De las casi 1.000 pruebas de test salival de drogas realizadas entre el 14 y el 20 de julio pasado, 309 (el 31%) dieron positivo, según esos resultados, que reflejan que el cannabis(230 casos) y la cocaína (89) son las drogas más habituales. A las personas que dieron positivo se les ha abierto un expediente sancionador por vía administrativa y tres de ellas han sido puestas a disposición judicial al presentar signos evidentes de conducir bajo la influencia de las drogas. Seguir leyendo: Uno de cada tres conductores se droga antes de conducir

 

¿Cómo ayudar a un familiar o a amigo con problemas de adicción?

 

Para ayudar a un adicto, independientemente de la sustancia a la que se tenga adicción, se deben seguir los siguientes pasos:

– El primero es el hecho de que el adicto sea consciente de su enfermedad. Para ello, se debe hablar con la persona y hacerla comprender que tiene un problema. Conocer las características de la adicción y los síntomas y signos que provoca con fin de saber reconocerlo.

– No culpar ni juzgar al enfermo, simplemente hablar con él de una manera asertiva y mostrarle el apoyo y ayuda que se merece.

– No hacer de este tema un asunto tabú y actuar con naturalidad y templanza. Es decir, hablar con el enfermo con total confianza hará que se sienta más a gusto y menos juzgado, lo que a la vez ayudará muy positivamente en su actitud frente al tratamiento.

– Animarle a que busque ayuda profesional.

– Apoyar incondicionalmente al enfermo en su gran paso. Es muy difícil para un adicto acudir a consulta por lo que debemos apoyarle y reforzar el gran esfuerzo que está haciendo.

– Si él lo prefiere, acompañar al enfermo en su primera consulta. No solo ayudará al enfermo, sino que además le servirá al psicólogo como una figura más de referencia con la que poder tratar el asunto.

– Es muy dura la recuperación de un adicto, pero siguiendo estos pasos con el apoyo incondicional lograremos que esa persona salga del agujero y encuentre la felicidad y plenitud que tanto merece.

Leer más sobre Cómo ayudar a un familiar o a amigo con problemas de adicción aquí.

 

Información adicciones - centro desintoxicación - dejar las drogas - patología dual - La Garriga

 

Artículos relacionados:

El juez Enrique López dimite tras ser pillado en moto sin casco y ebrio

El 17% de los españoles conduce tras consumir alguna droga

Identificados 83 nuevos genes ligados a la esquizofrenia

La policía se incauta de 150 kilos de ‘speed’, el mayor alijo de España

La droga caníbal, ¿realmente existe?

Los fármacos para la ansiedad son los segundos más vendidos en nuestro país

Delírium tremens y Síndrome de abstinencia